“Racista” se niega a que empleada hispana la atienda en peluquería; propietaria del salón la confronta y la bota del negocio

Sharon Spellman, que casi es agredida físicamente por la clienta, compartió las imágenes en sus redes sociales

“Racista” se niega a que empleada hispana la atienda en peluquería; propietaria del salón la confronta y la bota del negocio
Imagen de archivo de una peluquera hispana en Nueva York con una clienta.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Una peluquera estadounidense dejó al descubierto en redes sociales el presunto racismo de una de sus clientas que se negó a que una empleada hispana le hiciera un trabajo en su cabello.

Sharon Spellman, de 25 años y con su negocio en Los Ángeles, California, se volvió viral luego de que compartiera en TikTok las imágenes de la confrontación con la presunta racista en Simply Insane Hair Salon.

En el clip que posteriormente fue colgada en su cuenta de Instagram, la cliente identificada como “Robin” se niega a que la asistente hispana -identificada como Alex- le haga un retoque de color en las raíces.

“Ella es mi asistente”, se le escucha decir a Spellman en la grabación de cámaras de vigilancia.

“No me importa. Yo quiero que tú me hagas el cabello y no te lo voy a decir otra vez”, replicó la clienta.

Pocos segundos después se ve cómo Robin intenta empujar a la propietaria y ésta le pide a la otra que abandone el espacio.

Aunque no está claro por qué la mujer se negó a que Alex continuara el procedimiento, la dueña del local insiste en que el reclamo fue uno racista.

¿Bajo “mucha presión”?

En un video más extenso que compartió Spellman en YouTube se ve a Robin protestando por el servicio  y amenazando con irse del salón si la encargada no le tiñe el cabello.

Luego de que se le pidiera que se fuera, Robin pidió disculpas y atribuyó su comportamiento a que se encontraba bajo “mucha presión” y “estrés”. Aún así, se le negó la atención a pesar de su insistencia.

“Yo no condono el racismo, la violencia o la falta de respeto. Yo siempre me levantaré por lo que es correcto. Yo entiendo que la gente está pasando por sus propias dificultades, pero TODOS LO ESTAMOS. No hay excusa para tratar a otros mal “, indicó la mujer en el post de Instagram en el que tilda a la clienta de la “nueva Karen”.

Tras la divulgación de las imágenes en las distintas redes sociales, muchos usuarios han aplaudido el valor de Spellman para defender a su empleada y hasta algunas han dicho que pasarán por el salón para que, específicamente, la trabajadora latina las atienda.