Más de 500 mil personas están desempleadas en la ciudad de Nueva York: una mejora desde el verano

Aún con el avance, el estado NY sigue por encima del promedio nacional de desocupación (7.9%)

Más de 500 mil personas están desempleadas en la ciudad de Nueva York: una mejora desde el verano
Soledad en Grand Central, NYC
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Más de medio millón de residentes de NYC, la ciudad más poblada de EE.UU, todavía están desempleados seis meses después de la persistente pandemia de coronavirus, reveló un nuevo informe publicado ayer por el Departamento de Trabajo del estado.

Los datos mostraron que 14% de los residentes de la ciudad (1 de cada 7 personas) estaban desempleados el mes pasado. Eso representa 538,694 adultos.

La tasa de desempleo es diez puntos porcentuales más alta que en septiembre de 2019, cuando era sólo del 3.7%. Aún así, representa una mejora desde agosto 2020, cuando la desocupación fue de 16% (638,767 residentes).

Junio ha sido el peor mes de 2020, con 20% de desempleo, equivalente a 810,177 adultos en NYC. A nivel estatal, la tasa bajó de 12.5% en agosto a 9.7% en septiembre, destacó New York Post.

Después de Nueva Jersey, Nueva York es el segundo estado que ha mostrado más retroceso en el desempleo desde agosto. Pero aún con la mejora, NY sigue estando por encima del promedio nacional de desempleo (7.9%), señaló E.J. McMahon del “Empire Center for Public Policy”.

Muchos han advertido que sacar a la economía de Nueva York de la recesión alimentada por la pandemia probablemente será un largo camino.

La recesión de Nueva York tiene profundas implicaciones en la economía nacional y mundial. En septiembre, influyentes grupos empresariales regionales enviaron una carta al mandatario Donald Trump pidiendo que respalde fondos para las agencias de tránsito y los presupuestos de la ciudad y el estado, como parte de las conversaciones sobre el próximo paquete por ayuda al coronavirus, alegando que es necesario no limitar “la recuperación económica nacional”.

Ocho millones de estadounidenses han caído en la pobreza como resultado directo de perder los cheques semanales de desempleo de $600 dólares suplementarios del primer paquete de estímulo COVID-19 aprobado por el Congreso en la primavera, informó la semana pasada un estudio realizado por la Universidad de Columbia (NYC).