Nueva York, Seattle y Portland demandan a Trump por quitarles fondos por ser ciudades “anárquicas”

Es una "designación contradictoria sin precedentes en la jurisprudencia estadounidense", alegan

Nueva York, Seattle y Portland demandan a Trump por quitarles fondos por ser ciudades “anárquicas”
Saqueos en 5ta Avenida, junio 2020
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Nueva York, Seattle y Portland (Oregon), las tres ciudades gobernadas por alcaldes Demócratas que el mandatario Donald Trump acusó de “anarquía”, presentaron ayer una demanda contra la decisión de su administración de considerarlas elegibles para perder fondos federales.

La demanda de 51 páginas por medidas cautelares y declaratorias se presentó en Seattle ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Oeste del estado Washington.

El texto considera al etiquetado de “jurisdicciones anarquistas” una “designación contradictoria sin precedentes en la jurisprudencia estadounidense”.

Además de Trump, los acusados incluyen al fiscal general Bill Barr, al director de la Oficina de Administración y Presupuesto Russell Vought y al secretario interino de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf. Todos ellos “violan los principios fundamentales de la democracia estadounidense: separación de poderes, federalismo y debido proceso”, según la demanda.

En septiembre, NYC, Portland y Seattle fueron etiquetadas como “jurisdicciones anarquistas” por el Departamento de Justicia, una decisión que tenía como objetivo perder dinero federal por desfinanciar a la policía y no controlar a los manifestantes durante las recientes protestas contra el racismo.

Las ciudades argumentan que el poder ejecutivo carece de autoridad para agregar condiciones a los fondos asignados por el Congreso sin autorización de éste, y cuestionan la acción propuesta por cinco motivos diferentes, incluida la violación de la separación de poderes y la Décima Enmienda, que dice que ‘Los poderes que la Constitución no delega a los Estados Unidos ni prohíbe a los Estados, quedan reservados a los Estados respectivamente o al pueblo”.

“Lo que hemos visto del presidente Trump amenazando con la financiación de la ciudad de Nueva York y otras ciudades… es moralmente incorrecto. Es legalmente inaceptable”, criticó el alcalde de NYC, Bill de Blasio ayer al anunciar la demanda. “Es inconstitucional y vamos a luchar”, agregó.

El abogado de la Corporación de la Ciudad de Nueva York, James Johnson, explicó que $12 mil millones de dólares están potencialmente en juego para NYC.

Esa cifra representa casi el 13% del presupuesto operativo del año fiscal 2020, que totaliza $97 mil millones de dólares.

Abarca “una gama completa de necesidades de la ciudad que incluye subvenciones del HHS [el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU], Incluye subvenciones que en realidad van a las fuerzas del orden público, incluye subvenciones que van al tránsito”, enumeró Johnson.

Comentó que la ciudad decidió finalmente emprender la acción legal porque la administración Trump “en realidad tomó esta designación anarquista y comenzó a incluirla en las solicitudes de subvenciones federales”.

Según Johnson, hace dos semanas el gobierno de Trump presentó un aviso de oportunidad de financiamiento “que estaba relacionado con una subvención de la administración de tránsito federal”. El aviso incluía el lenguaje de jurisdicción “anarquista” “que nos dijo que el potencial para condicionar los fondos federales a esta designación se había movido de un simple potencial a una realidad”, dijo.

“No hay base legal, no hay base de hecho para esta determinación anarquista”, insistió Johnson. “Los veremos en la corte (…) No vamos a esperar más tiempo para que incorporen esta disposición en cualquier otra subvención o cualquier otra oportunidad para la ciudad”.

Al momento del anuncio, en septiembre, De Blasio y el gobernador Andrew Cuomo la rechazaron de inmediato, calificándola de ser una medida descarada del mandatario Trump para impulsar su campaña de reelección, en lugar de un esfuerzo sincero para disuadir a las tres ciudades de tolerar protestas violentas o cortar fondos a la policía, en medio del auge de crímenes violentos.

Irónicamente, este mes, Cuomo también amenazó a De Blasio con retirarle fondos, alegando anarquía, aumento en el crimen, basura acumulada y falta de autoridad en los vecindarios que viven un rebrote de coronavirus.

En los debates presidenciales de este año, Trump ha dicho que Nueva York se ha vuelto una ciudad anárquica y “fantasma” debido a sus mandatarios Demócratas, Cuomo y De Blasio.