Inquilinos instan que Legislatura apruebe paquete de ayuda para para frenar desalojos

Hasta un millón de hogares enfrentan el desahucio en Nueva York a causa de no poder pagar la renta por recesión generada por la pandemia de COVID-19

Inquilinos instan que Legislatura apruebe paquete de ayuda para para frenar desalojos
Inquilinos en Harlem insisten que los legisladores aprueben el paquete de ayuda para poder pagar la renta y evitar ser desalojados. PROGRESSIVE CITIES
Foto: PROGRESSIVE CITIES / Cortesía

NUEVA YORK.- Sendas protestas se escenificaron este miércoles en la ciudad de Nueva York, Long Island y Buffalo para exigir que los legisladores estatales aprueben un paquete de ayuda para enfrentar la pandemia de COVID-19, que incluya como prioridad, la moratoria de desalojos de inquilinos.

Miles de familias a través del estado corren riesgo de ser expulsadas de sus viviendas por los propietarios porque no han podido pagar la renta debido a la pérdida de sus empleos a causa de la recesión creada por la pandemia.

El paquete que impulsan los defensores de la vivienda y organizaciones comunitarias también incluye un alivio económico para trabajadores excluidos, libertad condicional para personas mayores y la creación de impuestos más substanciales a los neoyorquinos más ricos.

Muchos de los inquilinos en problemas son de origen hispano.

Los activistas sostienen que con el repunte de COVID-19 a la vista y el índice de desempleo de 9.7% entre los neoyorquinos, la situación económica y social del estado está lejos de normalizarse.

“Nuestra comunidad está sin empleo, sin ingresos para pagar la renta, sin con qué comprar la comida ni tampoco para comprar medicina. Es un pecado que, en este momento crítico, los legisladores no estén trabajando”, dijo la salvadoreña Rosa Espinales, una residente de Harlem.

Como ella, decenas de inquilinos se apostaron frente a las oficinas de varios legisladores neoyorquinos para exigirles la aprobación de los proyectos de ley que reposan en la Legislatura estatal.

“Necesitamos que cancelen la renta, que impidan desalojos. Queremos la ayuda económica urgentemente, no es justo que los legisladores estén cómodos en sus casas, mientras que sufrimos en pensar que podríamos perder nuestros hogares”, Kevin Williams, ante la oficina del senador estatal Tim Kennedy, en Buffalo.

“No puedo ver a mis hijos debido a las condiciones de vida en mi casa, pero nuestros legisladores pueden ver los suyos todos los días, no es correcto. Necesitan regresar en sesión y aprobar las protecciones para inquilinos”, dijo de su parte la líder de los inquilinos, Cassandra Brenner.

Las protestas estuvieron dirigidas contra los senadores estatales demócratas Tim Kennedy, Brian Benjamin, Todd Kaminsky y Jim Gaughran, en sus oficinas de Buffalo, Harlem y Long Island, respectivamente, a quienes se les está exigiendo, regresar a la Legislatura estatal en Albany para que apoyen el paquete legislativo.

Las manifestaciones buscan responsabilizar a estos funcionarios electos por no tomar medidas para proteger a sus electores, que son especialmente vulnerables a los desalojos y al aumento de las dificultades financieras debido al COVID-19, dijo la coalición integrada por inquilinos, familias afectadas por el encarcelamiento masivo, inmigrantes y trabajadores excluidos, así como miembros del Met Council on Housing, New York Communities for Change (NYCC); Nassau DSA; Buffalo Activists; Release Agin People in Prison y #HALTSolitary Campaign y otras organizaciones de base comunitaria.

Casi 15,000 hogares de la ciudad de Nueva York tienen procesos de desalojo abiertos en el Tribunal de Vivienda y a través del estado, otros 200,000 hogares están en la misma situación, y, según los activistas, en 2021 cuando termine la moratoria, hasta 1 millón de hogares serán llevados a un tribunal de desalojo por pagos atrasados ​​en el alquiler.

Varias moratorias

Desde que empezó la pandemia de coronavirus en marzo, la moratoria de desalojos de inquilinos, hipotecas residenciales y embargos de locales comerciales en el estado se ha ampliado en cuatro oportunidades.

En la última medida de este tipo que coincide con un ligero aumento de los contagios en el estado como en los estados vecinos de Nueva Jersey y Connecticut, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo la amplió hasta el 1 de enero de 2021.

La orden ejecutiva del gobernador que extiende la moratoria, reconoce los problemas financieros que la pandemia ha infligido a los inquilinos y propietarios. “La extensión de estas protecciones da a los inquilinos y dueños de locales comerciales más tiempo para ponerse al día en sus pagos de renta o renegociar una hipoteca o renegociar los términos de los contratos de alquiler”, explica un comunicado emitido por oficina de Cuomo.

Por ahora en la Legislatura hay un proyecto de ley S8667 que fue presentado por el senador estatal Zellnor Myrie, que representa al Distrito 20 de Brooklyn, que de aprobarse previene el desplazamiento, garantiza la estabilidad prohibiendo los desalojos mientras dure la emergencia por COVID-19.