Madre de Anita dijo que se la arrebataron de los brazos en México; luego confesó que la asesinó y la abandonó en terreno baldío

El cadáver de la niña de 3 años fue hallado envuelto en una sábana en Nueva León

Madre de Anita dijo que se la arrebataron de los brazos en México; luego confesó que la asesinó y la abandonó en terreno baldío
Foto de archivo de una persona encarcelada.
Foto: Shutterstock

Ana Roberta Estrada Cavazos, la niña de tres años que había sido reportada desaparecida esta semana en Nuevo León, México, fue asesinada por sus padres, según la versión que manejan las autoridades.

La madre de 27 años, identificada como Ana Karen, había alegado antes las autoridades que desconocidos le habían arrebatado a la menor de los brazos mientras caminaba por las calles de Apodaca. La fémina además declaró que le pidió ayuda a su pareja, identificado como Homero, de 48 y padrastro de la pequeña, para encontrarla.

Tras la denuncia, la Fiscalía General de Nuevo León activó una alerta Amber para hallar la menor.

El hecho de que los padres no pudieran describir a los secuestradores y las contradicciones en la versión de la madre provocó las sospechas de las autoridades.

El miércoles en la mañana, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones encontraron a la menor envuelta en una sábana en un terreno baldío de la colonia Enramada.

Finalmente, Ana Karen confesó que mató a su hija, que tiraron la carriola  en un arroyo y abandonaron el cuerpo. El móvil del crimen no está claro al momento.

Mediante una transmisión en Facebook, el alcalde de Apodaca, César Garza Villareal, explicó algunas incidencias del caso.