Trump y Biden llegan a la elección en medio de incertidumbre

Este 3 de noviembre, 32 millones de votantes latinos pueden definir un ganador

Trump y Biden llegan a la elección en medio de incertidumbre
El exvicepresidente Joe Biden y el presidente Donald Trump.
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI,JIM WATSON,MORRY GASH / AFP / Getty Images

La mayoría de las encuestas otorgan una ventaja para el exvicepresidente Joe Biden sobre el presidente Donald Trump, pero no tan amplia como para adelantar una victoria este 3 de noviembre.

Los republicanos, en tanto, han enviado mensajes a sus seguidores que adelantan un “triunfo” que podría ser “no ser reconocido” por los demócratas, pero esa certeza tiene un mensaje contrario: incertidumbre.

Real Clear Politics apunta que Biden tiene ventaja entre los 4 y 7 puntos porcentuales, pero considerando el margen de error en sondeos, de entre el 2 y 3 por ciento, la distancia es más corta.

“Nadie sabe lo que va a pasar”, explica Laura Rodríguez, experta en políticas públicas y procesos electorales del Center for American Progress Action Fund. “La cuestión es qué hará Donald Trump: hace las cosas en forma responsable y dice que tenemos que esperar a que todos los votos se cuenten o va a ser irresponsable y a decirle a la gente: ‘Yo soy el que gané y si no me lo dan tienen que salir a las calles’”.

Apuntó que ese sería un escenario extremo que incluso los gobernadores tendrían previsto, en referencia a discusiones que ella y sus colaboradores han tenido con representantes de varios estados.

“Muchos (gobernadores) están preparados para que haya paz en las calles”, indicó la experta, quien reconoció que el estado de Michigan es una entidad donde las irrupciones violentas podrían ser mayores, debido a su historial con el intento de secuestro de la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer, por lo cual el FBI detuvo a 13 personas.

Destacó que es una ventaja que haya casi 100 millones de votos adelantados, lo que podría reducir los momentos de tensión.

Según Elect Project, hasta el cierre de esta edición se habían recibido 97.6 millones de votos, de los cuales 35.4 fueron en persona y 62.1 por correo. Faltan casi 30 millones de boletas por ausencia que no se han recibido.

“Estamos viendo muchísimas más personas saliendo a votar. Hay estados que ya pasaron el número de votantes”, destacó Rodríguez. “Casi siempre cuando vemos números así, ese entusiasmo, es mejor para demócratas”.

La campaña del presidente Trump afirma que son los demócratas quienes buscan deslegitimar la contienda.

“Los agentes políticos de Biden ya han estado distribuyendo temas de conversación e investigación para deslegitimar los resultados del día de las elecciones”, afirmó Justin Clark, subdirector de campaña del mandatario. “La campaña de Biden también cometió el pecado político de no construir un juego terrestre o una operación de campo y ahora están pagando el precio con su incapacidad para atraer seguidores”.

El voto latino

Aunque una gran parte de votantes latinos se concentran en algunos estados demócratas, como California y Nueva York, hay entidades donde el sufragio de esa comunidad será determinante para elegir entre el presidente Donald y el exvicepresidente Biden, para despachar los siguientes cuatro años desde la Casa Blanca.

En Arizona, Carolina del Norte, Florida, Georgia, Michigan, Minnesota, Pensilvania, Texas y Wisconsin, ha habido un incremento de votantes latinos que, de participar, podrían lograr que uno u otro candidato gane la entidad, según proyecciones del Pew Research Center.

Al sur del país, tanto Arizona, como Florida y Texas, concentran el mayor número de latino de los 32 millones votantes elegibles, pero en el resto de las entidades, debido a la contienda tan cerrada, unos cuantos miles de sufragios pueden marcar la diferencia para cualquier candidato, como ocurrió en 2016.

Eso ha obligado a las campañas a reforzar sus mensajes hacia esta comunidad, pero Rodríguez reconoce que es difícil medir todavía el impacto.

“Es difícil decir… Los latinos saben quién es Joe Biden… los latinos salieron muchísimo para [Barack] Obama”, señala la experta. “Todo lo otro que está hablando Trump es puro miedo… más venezolanos, cubanos, deportados… eso sólo de inmigración”.

El Pew y encuestas nacionales de varios medios proyectan que el presidente Trump podría recibir 30% del voto latino, pero los republicanos confían en alcanzar el 40%. Una encuesta de IBD / TIPP estimó que el mandatario obtendría 47.9% de los sufragios de esa comunidad contra 49.9% para el exvicepresidente Biden.

El Colegio Electoral

La verdadera batalla electoral está en nueve estados, los llamados “estados morados”, que darían el triunfo a cualquiera de los candidatos, no el voto popular, sino el paso directo a la Casa Blanca.

“El que gane el voto latino, gana la elección… Estamos mirando estados como Pensilvania… es un estado increíblemente importante para la elección que tiene que ganar Donald Trump si quiere ganar la elección”, consideró Gutiérrez. “Son lo que llamamos estados morados”.

Son 270 de los 538 votos del Colegio Electoral que requiere un candidato para ganar.

Las proyecciones varían, por ejemplo, CNN indica que Biden tienen ventaja en estados que le darían 290 votos electorales contra 163 del presidente Trump. Hay 85 votos en batalla.

Five Thirty Eigth Project apunta a que el demócrata lograría 349 votos contra 189 del republicano, pero The New York Times, considerando encuestas estatales, indica que Biden está firme con 212 votos electorales y Trump con 125, pero Arizona, Carolina del Norte, Florida, Georgia, Michigan, Minnesota, Pensilvania, Texas y Wisconsin, podrían cambiar el juego.

El Congreso

Además de la batalla presidencial, los republicanos enfrentan una dura competencia para mantener el dominio en el Senado, pero los demócratas avanzan firmes para la Cámara de Representantes.

El recuento de las encuestas que retoma Five Thirty Eigth Project apunta a que los demócratas ganarían el Congreso con 49.8% en la media de intención de voto.

Un reporte de The Hill indica que los demócratas podrían ampliar su mayoría en la Cámara de Representantes, aunque la mala noticia es que la batalla por el Senado se extendería ante cerrada contienda con republicanos.

“Los republicanos necesitan ganar 17 escaños para recuperar la mayoría en 2020”, explica un análisis de Cook Political Report. “Hay 30 demócratas sentados en distritos controlados por el presidente Trump en 2016, y solo cuatro republicanos sentados en distritos controlados por Hillary Clinton”.

Agrega que la “débil posición de Trump en los distritos suburbanos” ha obstaculizado a los rivales republicanos, aunado a que las jubilaciones republicanas han brindado a las demócratas oportunidades de recuperación.

“El resultado más probable es un triunfo demócrata de entre cero y 10 escaños”, indica el informe.

Los republicanos están preocupados, porque algunos de sus territorios para el Senado enfrentan problemas para mantenerlos.

El líder actual de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell (Kentucky), reconoció el incierto escenario para su partido.

Cook Political Report estima que los demócratas obtendrían entre dos y siete escaños en competencia, lo que podría darles la mayoría o reducir la ventaja de los republicanos.

Los escenarios

Las campañas demócrata y republicana, así como expertos en elecciones reconocen varios escenarios posibles:

  • Un ganador absoluto.- Es el más improbable dada la cercanía en la competencia, pero tanto Biden como Trump podrían declararse ganador si su ventaja es irrefutable.
  • Llamado a conteo final.- Debido a que varios estados empiezan a contar votos después del 3 de noviembre y los sufragios por correo y adelantados no se han contado por completo, esto podría tardar días.
  • Batalla legal.- Ante la cercanía en cuanto a la intención de votos para cada candidato es posible que se exija un recuento de votos ante tribunales, lo cual podría llegar a la Corte Suprema.