De qué data el origen de la cultura taquera en México

Los tacos han traspasado fronteras. Considerados uno de los tesoros más emblemáticos de la gastronomía mexicana, representan una valiosa tradición, que esconde un gran legado cultural

De qué data el origen de la cultura taquera en México
Si eres amante de los tacos, no te pierdas los datos más icónicos sobre su origen y más.
Foto: Shutterstock

Sin importar la nacionalidad, una vez que descubres los tacos nada vuelve a ser igual. Forman parte fundamental de la gastronomía mexicana que sin lugar a dudas aporta un sinfín de estilos, sabores y colores, gracias a estos particulares elementos es tan extensa y multifacética que ha sido nombrada como “Patrimonio de la Humanidad” por la Unesco”. Por supuesto que uno de los platillos más emblemáticos son los tacos, lo cierto es que son una comida tan noble que actualmente puedes encontrar todo tipo de variantes.

La realidad es que en los últimos meses los tacos están en todos lados. Te invitamos a conocer de cerca más sobre la cultura taquera a través de un recorrido nostálgico por sus orígenes, historia y datos curiosos, sin lugar a dudas estos datos te harán enamorarte aún más de este deleite terrenal. 

Un poco sobre la historia del taco:

El origen de los tacos se relaciona con Mesoamérica y la presencia del maíz, después de haber domesticado a la planta los antiguos mexicanos se volvieron sedentarios y su hogar estaba en las regiones en las que se daba el maíz. Gracias a ello surgió la tortilla, un lienzo en blanco para crear todo tipo de delicias y por supuesto se trata del ingrediente estrella que dio origen a los tacos.

La palabra taco proviene de la palabra náhuatl “tlahco” que significa mitad o en el medio, lo cual se refiere a la forma en la que está conformado. Si bien su verdadero origen no se conoce del todo, se cree que los primeros tacos fueron creados en la prehistoria y de hecho se tiene una referencia muy curiosa, la cual señala que Moctezuma utilizaba como cuchara tortillas elaboradas en piedras calientes y así con las manos formaba algo parecido al taco como lo conocemos hoy en día. La segunda referencia señala que las tortillas surgieron como una alternativa para enviar la comida a los hombres que trabajaban todo el día en el campo.

Lo cierto es que actualmente los tacos han traspasado fronteras y se sirven en puestos callejeros, en taquerías y en restaurantes de alto nivel, reconocidos en todo el mundo. El primer registro de los tacos se encuentra en la novela Bandidos del Río Frío, de Manuel Payno publicada en 1891  y posteriormente la primera vez que se hizo oficial la palabra taco fue en el Diccionario de mejicanismos de Feliz I. Ramos Duarte, que fue publicado en 1895.

Uno de los datos más relevantes sobre la cultura taquera a lo largo de los tiempos, es el contexto social y este se relaciona con la llegada de trabajadores de distintos estados a la capital del país. Así fue como durante el Porfiriato el país se industrializaba y las clases altas buscaban opciones de restaurantes lujosos e inspirados en la gastronomía francesa. Mientras que la clase obrera fomentaba la apertura de puestos callejeros y taquerías informales. 

Todo cambió cuando en el año de 1903 en el Diario del hogar, un periódico dirigido a las amas de casa de clase alta y en el cual publicaban recetas todos los días. Presentaron los taquitos de harina, posteriormente en 1908 los tacos de crema, estas dos referencias fueron el primer síntoma de aburguesamiento de los tacos. 

Posteriormente en los años sesentas, los tacos al carbón se empezaron a adueñar de los barrios acomodados a través de puestos montados en la calle, en los cuales se ofrecían cortes de carne específicos y de gran calidad. La diferencia con los tacos que consumían los obreros era abismal, ya que abundaban los tacos de menudencias: ojo, tripa, cabeza o sesos. Con el paso de los años los tacos se fueron refinando y en algunos casos se alinearon a las tendencias estadounidenses, dando lugar a versiones de tacos más light entre los que se encontraban opciones como los de nopal y hongos. 

Hoy en día las variedades de tacos son extensas, para todos los gustos y presupuestos, el taco es un alimento completo, noble y muy nutritivo. Entre las alternativas de tacos más famosos por supuesto se encuentran los populares tacos de canasta, que se calientan al vapor y son considerados como parte de las opciones más económicas. Los tacos dorados originarios de Sinaloa, que tienen la peculiaridad de rellenarse y freírse, los tacos de guisados típicos mexicanos, los de pastor que son un emblema nacional en toda la República Mexicana y los tacos de cochinita que son un tesoro de la gastronomía yucateca. También existen elaboraciones muy típicas y tradicionales como la birria, la barbacoa y las carnitas, que no pueden faltar en la lista de los favoritos. de todo mexicano.

Sin importar cual sea tu taco predilecto, son un platillo que reúne un legado cultural inmenso y que ha sobrevivido a todas las épocas y clases sociales. Como bien dice el refrán mexicano “un taco no se le niega a nadie” y es cierto cualquier día y ocasión es el momento perfecto para disfrutarlos.