Pasar 15 minutos con un enfermo de coronavirus puede ser suficiente para contagiarse

Una persona infectada con síntomas o sin ellos puede ser altamente contagiosa

Pasar 15 minutos con un enfermo de coronavirus puede ser suficiente para contagiarse
Unos comensales se reúnen en un restaurante en Italia.
Foto: AFP / Getty Images

Conforme pasan los meses de la pandemia, los médicos descubren más información sobre cómo se comporta el COVID-19 y cómo actúa en el organismo. Como en otros virus, hay una fórmula fundamental para entender cómo puede producirse el contagio: dosis viral, tiempo de exposición y las condiciones generales de salud de la persona expuesta.

Ahora que estamos en la recta final del año y se acerca el periodo de celebraciones familiares, como Thanksgiving y Navidad, es importante saber que pasar apenas 15 minutos con un enfermo de coronavirus puede ser suficiente para contagiarse, independientemente de que presente síntomas o no.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), cuanto más cercano y prolongado sea el contacto con otras personas, más alto es el riesgo de propagación del coronavirus.

El tiempo

Los mismos CDC definen como “contacto cercanopermanecer a “seis pies de distancia de una persona infectada durante un total acumulado de 15 minutos o más durante un periodo de 24 horas a partir de dos días antes del inicio de la enfermedad (o, para pacientes asintomáticos, dos días antes de la recolección de la muestra de prueba) hasta el tiempo que el paciente está aislado”.

Esos 15 minutos pueden distribuirse en diversas exposiciones, por ejemplo, tres exposiciones de cinco minutos cada una durante el mismo día a una distancia de seis pies o menos de una persona infectada.

Además hay otros factores que influyen en la probabilidad de contraer coronavirus luego de pasar tiempo con un enfermo, lo sepa o no, como la actividad que realiza en esos minutos (toser, cantar o gritar son actividades que incrementan la generación de aerosoles respiratorios), una distancia menor a seis pies, permanecer en una habitación poco ventilada y el uso o no de mascarillas.

La dosis

La dosis viral que recibe una persona cercana está determinada por la carga viral que el enfermo presente, y esto sólo es posible saberlo mediante una prueba. “Cualquier sustancia puede volverse tóxica si se administra en una concentración lo suficientemente alta” explicó el doctor Sanjay Gupta en un artículo publicado en CNN.

Entender que la dosis de coronavirus “que recibes puede marcar la diferencia entre estar asintomático, enfermarse levemente o enfermarse gravemente, puede ser útil cuando piensas en la protección contra COVID-19″, explicó.

Las condiciones del huésped

Una persona estresada o con un sistema inmunológico comprometido debido a enfermedades subyacentes puede requerir menos dosis del virus para enfermar. “La posibilidad de infección depende de la fisiología del huésped potencial, así como de sus comportamientos personales y hábitos de salud, como el tabaquismo, la dieta, la actividad física y el sueño”, explica el doctor Gupta.

“Un huésped anciano o enfermo frente a exposiciones grandes y recurrentes es claramente el peor de los casos. Pero una persona médicamente frágil podría enfermarse incluso con una dosis baja de virus; a la inversa, una persona sana puede sentirse abrumada con una dosis suficientemente alta“, señala.

Por ello, a unas semanas de las celebraciones de fin de año, es muy importante considerar que aunque una persona no muestre señales evidentes de infección por SARS-CoV-2, puede contagiar a otras durante una sola reunión.

Los CDC recomiendan mantener las reuniones en el ámbito virtual y permanecer en casa el mayor tiempo posible, especialmente cuando las temperaturas ambientales son cada vez más frías.