5 cosas que nunca debes mezclar con alcohol

Combinaciones frecuentes pero peligrosas; te puedes intoxicar

5  cosas que nunca debes mezclar con alcohol
Foto: Shutterstock

Aun cuando tu consumo de alcohol sea moderado es mejor no hacer ciertas combinaciones, por inofensivas que parezcan pueden afectar tu salud.

1. Bebidas energéticas y café

bebida energetica
Foto: Unsplash

Mezclar alcohol con bebidas energéticas es una práctica popular pero insegura. Las bebidas energéticas suelen contener cafeína, al igual que el café. La cafeína es un estimulante, por lo que puede enmascarar los efectos depresores del alcohol. Los bebedores se pueden sentir más alerta, pero la cafeína no reduce las concentraciones de alcohol en el aliento ni en la sangre, tampoco reduce el deterioro debido al consumo de alcohol.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) explican que como resultado de mezclar ambas bebidas, los consumidores ingieren más alcohol y se deterioran más de lo que están sintiendo, aumentando el riesgo de daños.

2. Medicamentos

Foto: Shutterstock

Los medicamentos, aún los de venta libre, pueden interactuar negativamente con el alcohol. Mezclar alcohol con algunos medicamentos puede provocar somnolencia excesiva, embriaguez o dificultad para caminar. En interacciones más severas, pueden causar toxicidad e incluso la muerte.

Mezclar alcohol y medicamentos también puede hacer que los efectos del medicamento sean más fuertes o más débiles.

3. Hongos

Foto: Alan Stanley/Pixabay

Las morillas pueden causar reacciones alérgicas o malestar estomacal en algunas personas, especialmente si los hongos están poco cocidos o se comen crudos. Pero consumirlas con alcohol puede provocar náuseas o vómitos, incluso aquellos que normalmente pueden disfrutar de las morillas sin ningún efecto nocivo, según publica How Stuff Works.

En cuanto a los hongos que algunas personas consumen de forma recreativa, mezclarlos con alcohol resulta peligroso, de acuerdo a alcohol.org.

Los hongos perjudican gravemente el juicio y es posible que no sepas cuándo has tomado una sobredosis de alcohol. Puedes sentir náuseas y tener vómitos. También puedes volverte dependiente del alcohol para eliminar el miedo y el dolor asociados con los “malos viajes”.

4. Salsa roja y picante

Foto: Shutterstock

Beber relaja los músculos que mantienen la comida y los jugos digestivos en el estómago, y los tomates ácidos y la salsa picante pueden provocar reflujo ácido y acidez estomacal, dice a Cosmopolitan, George Koob, director del Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo.

5. Marihuana

marihuana
Foto: Shutterstock

Las personas pueden tener reacciones muy diferentes a la mezcla de alcohol y marihuana. Si eres muy sensible a la marihuana, es mejor evitar la combinación.

El orden sí importa. Beber alcohol antes de consumir marihuana puede aumentar los efectos del tetrahidrocannabinol (THC) y presentar transpiración mareo náusea y vómitos.

Usar marihuana antes de beber alcohol puede minimizar los efectos del alcohol. Healtline explica que podrías estar más borracho de lo que sientes, lo que aumenta el riesgo de intoxicarte demasiado.

Te puede interesar: