Lo que nunca supiste de la Coca Cola

Conoce los datos más curiosos detrás de una de las bebidas más icónicas, clásicas y consumidas en el mundo

Lo que nunca supiste de la Coca Cola
Coca-Coca llegó para quedarse, la emblemática empresa de refresco esconde datos fascinantes sobre su historia y evolución.
Foto: Shutterstock

Sin lugar a dudas una de las marcas más arraigadas en la cultura estadounidense es la Coca-Cola. Se trata de una de las bebidas más emblemáticas en el mundo, que no sólo es el acompañante perfecto de las palomitas de maíz en el cine y la mayoría de las comidas rápidas. Es el refresco más tradicional y clásico del que tenemos recuerdo, no en vano reúne una maravillosa historia e increíbles datos curiosos. 

La Coca-Cola fue creada en 1886, si bien es una marca que ha pasado por numerosos altibajos desde su creación, uno de los datos más fascinantes es que su receta secreta se ha mantenido prácticamente igual a lo largo de los años. La realidad es que es muy probable que pese a sus efectos sobre la salud, siga siendo una de las bebidas favoritas de todos los tiempos; al grado que hoy en día no solo se disfruta en un enorme vaso con hielos, es utilizada para dar un toque de lo más original en numerosas recetas (sobre todo para marinar carnes).

Lo cierto es que la Coca-Cola es un producto que llego para quedarse. Te invitamos a divertirte conociendo más sobre está popular bebida, que sin lugar a dudas es una marca que a lo largo de su evolución ha dejado huella.

1. El logotipo es color rojo, debido a las antiguas leyes fiscales

Cualquier especialista en publicidad coincidirá en que el logotipo de la Coca-Cola es una genialidad, lo cierto es que su historia esconde más detalles que un simple diseño. John Stith Pemberton, quien creó Coca-Cola en 1886, originalmente había anunciado el refresco como una bebida de “templanza” o como una buena alternativa al alcohol. En el sigo XIX el alcohol estaba sujeto a fuertes impuestos y por supuesto Coca-Cola quería asegurarse de que su bebida (no alcohólica), no estuviera sujeta a dichos impuestos. La historia cuenta que comenzaron a pintar los barriles rellenos de Coca-Cola, de color rojo para que los agentes fiscales pudieran distinguirlos del alcohol, al transportarlos. Con el paso de los años su característico color rojo vibrante, sigue siendo una forma fácil para que los fanáticos reconozcan las latas y botellas de Coca-Cola en cualquier lugar del mundo. 

2. Sobre el diseño icónico de su botella

Otro de los detalles que hacen tan especial la imagen de Coca-Cola, sin lugar a dudas es su emblemática y hermosa botella de vidrio. Lo más curioso de todo es que fue creada con el objetivo de destacarla de sus competidores, ya que a principios del siglo XX muchos refrescos impostores intentaban imitarla. De tal manera que en el año de 1915, los fideicomisarios de Coca-Cola Bottling Association, se dieron a la tarea de contactar a diversas empresas embotelladoras de vidrio, para que diseñaran “una botella tan distinta que pudiera ser reconocida, inclusive en la oscuridad.” La empresa ganadora: Root Glass Company, creó la icónica botella verde de vidrio, con crestas y el logotipo de Coca-Cola en relieve. Si bien hoy en día es más fácil encontrar entre las más populares presentaciones latas y botellas de plástico, las botellas de vidrio siguen siendo un tesoro y la presentación más tradicional y clásica, inclusive existen algunas creencias que señalan que el producto sabe mucho mejor en vidrio. 

3. Coca-Cola inventó el six-pack

La creatividad de esta marca es inigualable, si bien hoy en día estamos acostumbrados a relacionar el término six-pack con la cerveza, es una creencia falsa. La realidad es que la compañía de Coca-Cola inventó este concepto en el año de 1923, dicha presentación fue creada como una estrategia de marketing para que las personas compraran más producto, de manera fácil y en un mismo empaque. 

4. Fueron los responsables de popularizar las hieleras

La costumbre actual de empacar bebidas en una hielera para un día de campo, en la playa o un viaje en carretera, se la debemos a Coca-Cola. En un inicio era muy común utilizar cubos de metal para contener el agua y hielo, y así enfriar las bebidas, lo cierto es que Coca-Cola ayudó a modernizar el concepto de enfriador. De hecho se cuenta con datos que avalan que la empresa Coca-Cola en el año de 1929, debutó con el lanzamiento del primer enfriador de techo abierto estandarizado. Esta primer versión se trataba de un contenedor de metal rodante, que contenía hasta 72 botellas de Coca-Cola y que garantizaba conservarlas frescas por muchas horas. Años más tarde Coca-Cola en la década de 1940,  contrató al diseñador industrial Raymond Loewy, quien fue el responsable de crear una versión portátil de la nevera. Inclusive se le ocurrió la genialidad de integrar un abrebotellas en la hielera, sin lugar a dudas un invento que todos agradecemos hoy en día. 

5. Coca-Cola tiene cierto grado de responsabilidad en la imagen de Santa Claus

Otra de las grandes estrategias publicitarias de Coca-Cola, fue relacionar su producto con la época navideña y por supuesto con Santa Claus. En 1931, la compañía contrató a Haddon Sundblom para pintar imágenes de Santa sosteniendo botellas de Coca-Cola. Según la empresa de refrescos, esas imágenes ayudaron a crear la interpretación moderna de St. Nick y también hicieron que la marca se volviera un elemento muy importante y tradicional en las celebraciones familiares de fin de año. 

6. Coca-Cola fue el primer producto anunciado en la portada de la revista Time

La popularidad de Coca-Cola fue creciendo como la espuma y este auge hizo que la publicidad se volviera una parte muy importante de la marca. En 1950, la revista Time presentó una ilustración de portada que mostraba a la Tierra bebiendo de una botella de Coca-Cola, de alguna manera la obra de arte era reflejo de cuán popular se había vuelto este clásico refresco. Lo demás es historia, ya que este contenido abrió la puerta a una extensa y constate estrategia publicitaria.