Biden avanza lento en transición y llama irresponsable a Trump

El equipo del demócrata analiza acciones legales contra la Administración

Biden avanza lento en transición y llama irresponsable a Trump
La vicepresidenta electa Kamala Harris y el presidente electo Joe Biden.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

El presidente electo Joe Biden intenta avanzar en el proceso de transición de gobierno, a pesar de que el presidente Donald Trump se niega a darle acceso los recursos financieros y administrativos para ello.

El demócrata criticó al republicano por su postura y las acusaciones de “fraude electoral” que no ha podido demostrar en cortes.

“Es que… es difícil comprender cómo piensa este hombre”, dijo Biden. “Es difícil de comprender. Estoy seguro de que sabe que no ha ganado… es indignante lo que está haciendo”.

Biden desestimó los esfuerzos de Trump y lo calificó de irresponsable, ya que sus acciones afectan la democracia del país.

“Lo que está haciendo el presidente ahora es…. otro incidente que pasará a la historia como uno de los presidentes más irresponsables de la historia de Estados Unidos”, expresó.

A pesar de esa negativa, el presidente electo dijo que no ha iniciado acciones legales en contra de la Administración Trump, pero no las ha descartado.

“No las hemos descartado… Pero espero que logremos cooperación con nuestros colegas republicanos”, dijo en una conferencia de prensa conjunta con la vicepresidenta electa Kamala Harris.

El proceso está detenido porque la Administración de Servicios Generales (GSA, por su siglas en inglés) se ha negado a firmar el documento que permitiría la transición.

De este modo, la responsable de esa oficina, Emily Murphy, está deteniendo la entrega de millones de dólares al equipo del demócrata, así como acceso a funcionarios gubernamentales, espacio de oficina en agencias y equipos autorizados para los grupos de transición del ganador de la elección.

Esa obstrucción pone en riesgo la planeación al equipo de gobierno entrante para atender la pandemia de coronavirus, los programas educativos, los reportes sobre seguridad nacional, entre otros.

Según un reporte de CNN, el equipo del demócrata se ha reunido extraoficialmente con funcionarios y exmiembros de la Administración Trump, quienes han mostrado cierta “frustración” por la reticencia del republicano a reconocer los resultados electorales.

El acercamiento, dijo la fuente, es informal, a fin de evitar problemas administrativos.

“Nada que nos meta en problemas… Sólo una oferta para ayudar. Ellos saben lo que queremos decir y lo que podemos y no podemos hacer o decir”, dijo el funcionario.

Ya tiene Secretario

Los próximos días, quizá antes del Día de Acción de Gracias, Biden podría anunciar a su secretario del Tesoro.

“Encontrarán que es alguien que será aceptado por todos los elementos del Partido Demócrata, desde las coaliciones progresista y moderada”, expresó.

El demócrata trabaja en integrar un equipo diverso, quizá sea el más diverso en un gobierno. Hay alrededor de 4,000 posiciones en las que él tiene decisión directa.

Grupos de activistas latinos han presionado el nombramiento de miembros de esta comunidad en los niveles más altos de la administración.

Hasta ahora integró a Julie Chávez Rodríguez, quien es directora de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca y es, hasta ahora, la latina más cercana al nuevo mandatario.

Las otras dos posiciones son para la oficina de la próxima Primera Dama, Jill Biden, Anthony Bernal, quien será su asesor principal, y Julissa Reynoso, quien será la jefa de personal.

No ‘cerrará’ el país

El demócrata dijo que no cerrará la economía ante coronavirus, una idea que se ha mantenido luego de que el Dr. Michael Osterholm, uno de sus asesores para atender la pandemia dijera que el país necesitaba un cierre total de entre cuatro y seis semanas.

“No voy a cerrar la economía, punto. Voy a cerrar el (paso) al virus. Eso es lo que voy a cerrar”, dijo Biden. “No hay cierre nacional, porque cada región, cada área, cada comunidad puede ser diferente. Por lo tanto, no puedo ver ninguna circunstancia que requiera un cierre nacional total. Creo que sería contraproducente”.

Advierten riesgos

La organización Unidos US Action Fund lamentó que no haya avances en la transición, por lo que lanzó una campaña para presionar al mandatario republicano, enfocada en cuatro aspectos: plan nacional contra coronavirus, detener apoyo económico, retrasar la moratoria de desalojos y retrasar el cheque de estímulo.

“La incapacidad de hablar con los funcionarios de la agencia retrasará el programa nacional de vacunación contra COVID”, indica el grupo. “Sin acceso a funcionarios del Tesoro, la Reserva Federal y la SBA, el Equipo de Transición carece de la capacidad crítica para utilizar las autoridades de la Ley CARES para brindar apoyo a las pequeñas y medianas empresas”.

El grupo critica a la GSA por detener el proceso al presidente electo Biden.

“La transferencia pacífica del poder de una administración a otra es una de las piedras angulares de la democracia estadounidense”, señala. “La negativa de la GSA está poniendo en riesgo la vida de los estadounidenses, especialmente cuando el COVID-19 asola nuestras comunidades”.