Las dos instancias en las que autoridades pueden embargar cheque de estímulo del IRS

Ni caseros ni centros de cuido de ancianos pueden confiscar un cheque para pago de renta o servicios

Las dos instancias en las que autoridades pueden embargar cheque de estímulo del IRS
En algunos casos, los cobradores de deuda pueden incautar el cheque de estímulo de un beneficiario.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

En los únicos casos en los que el cheque de estímulo federal que distribuye el IRS puede ser embargado por las autoridades es para deudas con bancos privados y acreedores, y por incumplimiento del pago de manutención de menores.

Aunque algunos estados como California, Nueva York, Washington, Illinois y Oregon han emitido órdenes para evitar que estas entidades confisquen los fondos dispuestos bajo la ley CARES por concepto de impagos que van desde tarjetas de crédito y préstamos privados, las acciones no han sido suficientes para detener la intervención de los cobradores a nivel general.

Por ejemplo, deudas bancarias con la institución que recibe el depósito directo del Servicio de Rentas Internas (IRS), llevarían a que los fondos sean incautados por el banco.

Ante situaciones como las anteriores, los potenciales beneficiarios no tienen herramientas bajo la mencionada ley para reclamar.

Otro escenario en el que el dinero que le corresponde del Gobierno federal podría no llegarle es por no estar al día en los pagos de pensión alimenticia.

Lo anterior se debe a que disposiciones en CARES Act establecen que el dinero de un beneficiario puede ser retenido para el pago de manutención y redirigido a la parte afectada.

Este desvío de los fondos se realiza a través del Programa de compensación del Tesoro (TOP) que recauda deudas federales y estatales.

Casos específicos sobre beneficiarios y pago de pensión a menores

Relacionado con este asunto, el IRS tuvo que ponerse al día en septiembre ya que embargó por error el cheque de estímulo para el pago de pensión de hijos de sus cónyuges.

En agosto pasado, la agencia informó que, debido al error programático, debía enviar pagos confiscados a unos $50,000 beneficiarios.

El IRS aclaró que en algunos casos, los afectados no presentaron un Formulario 8379, Asignación de cónyuge perjudicado, y no recibieron su parte del EIP por esa razón.

La forma anterior notifica al IRS que no debe retener el dinero del “cónyuge perjudicado” solo porque su esposo o esposa tienen una obligación pendiente.

En resumen, los pagos de impacto económico que serían unos seis meses después de iniciada la repartición de los incentivos responden a que el IRS retuvo el dinero de estas personas por pago de pensión alimenticia vencida del esposo o la esposa cuando se supone que no lo hicieran.

Sin embargo, el caso anterior es uno excepcional y no es la regla en cuanto al tema de incautación de fondos a deudores de pensión.

Ni caseros ni centros de cuido de ancianos pueden confiscar un cheque

Cabe señalar que el IRS no está autorizado en confiscar un cheque de estímulo porque el recipiente debe impuestos a la agencia. Los fondos tampoco son considerados ingresos tributables.

Además, los caseros y los encargados de centros de cuido de ancianos no pueden presionar para que el beneficiario utilice el incentivo para pago de renta o por servicios brindados.

A menos de dos días para que se cumpla el plazo para que las personas que no han recibido el cheque de estímulo lo reclamen al IRS mediante la herramienta en línea “Non-filers” es importante que tengan en consideración los puntos anteriores.

En el caso de no haber declarado impuestos y ser de bajos ingresos, usted tiene hasta este sábado, 21 de noviembre, para solicitarle al IRS el “pago de impacto económico”.