¿Por qué son tan importantes las elecciones de Georgia en enero de 2021?

Los primeros dos años de la presidencia de Joe Biden están sujetos a lo que pase en ese estado

Jon Ossoff es uno de los demócratas que aspira a llegar al Senado.
Jon Ossoff es uno de los demócratas que aspira a llegar al Senado.
Foto: Jessica McGowan / Getty Images

El ciclo electoral en Estados Unidos se extendió hasta el próximo 5 de enero debido a dos batallas pendientes por los representantes de Georgia en el Senado federal.

Este será el segundo round para cuatro candidatos ya que el pasado 3 de noviembre ninguno alcanzó el 50% de votos que se necesitan para ganar la elección.

La composición del Senado

Las elecciones Georgia son determinantes para la composición del Senado y la agenda legislativa del presidente electo Joe Biden. Los republicanos han controlado la Cámara Alta en los últimos dos ciclos lo que limitó la agenda de Barack Obama, pero impulsó la de Donald Trump. Un ejemplo es que los miembros de ese partido bloquearon la votación del juez Merrick Garland cuando fue nominado a la Corte Suprema por Obama, pero luego tuvieron vía libre para imponer los tres jueces que ha nominado Trump, todos con un perfil conservador.

El Senado es integrado por 100 personas. En este momento hay 52 sillas en poder de los republicanos y 48 en manos de demócratas. El asunto quedaría 50-50 si estos últimos logran vencer el 5 de enero en Georgia. Esto no significa que las votaciones de proyectos de ley tengan la posibilidad de terminar en empate. La constitución de EE.UU. establece que la persona que ejerce la vicepresidencia también cumple funciones de presidente del Senado por lo que tendría el voto que acabaría con cualquier empate en votaciones legislativas. En pocas palabras, un 50-50 en realidad es un 51-50.

Es por esta última razón que tanto demócratas como republicanos han trasladado sus esfuerzos hacia Georgia. Para los primeros es darle vía libre a la agenda de Biden, mientras que para los segundos se trata de sobrevivencia en el poder en la era posterior a Trump.

Los candidatos

Una de las batallas enfrenta al incumbente David Perdue, que llegó al Senado en 2015, contra el demócrata Jon Ossoff, de 33 años y que en 2017 perdió una elección especial a la Cámara de Representantes. Perdue lideró la primera vuelta con 2,460,635 votos mientras que Ossoff obtuvo 2,373,560.

La otra elección es entre la republicana Kelly Loeffler, quien en enero de 2019 reemplazó a Johnny Isakson en el Senado, y el pastor afroamericano Raphael Warnock.  Esta es una elección de carácter especial ya que  Loeffler fue nombrada como reemplazo de Isakson por el gobernador de Georgia Brian Kemp. La primera vuelta, en la que hubo otros candidatos ya que no se hicieron elecciones primarias, fue ganada por Warnock con 32.9% mientras que Loeffler fue segunda con 25.9%.