Cómo cultivar vegetales frescos en tu hogar (no importa cuán pequeño sea)

Algunos vegetales requieren relativamente poco espacio para desarrollarse en tu casa

Cómo cultivar vegetales frescos en tu hogar (no importa cuán pequeño sea)
Si deseas ahorrar dinero, puedes cultivar tus propios alimentos.
Foto: Pexels
Guia de Regalos

Cultivar vegetales frescos en nuestro hogar es una opción que puede librarnos de unos cuantos gastos. Por mínimos que estos sean, ello contribuirá a que nuestro sueldo alcance para otras compras, algo que nunca está de más.

Según Bioguía, hay algunos vegetales que son relativamente fáciles de cultivar en nuestra casa independientemente del espacio que tengamos disponible para ello. Si quieres saber cuáles son, no pierdas los detalles de lo que hemos preparado para ti.

Zanahoria

zanahoria
La zanahoria es un vegetal relativamente fácil de cultivar en casa. Fuente: Shutterstock

Inicialmente, cortaremos la base de la zanahoria, y después se deja esta base sobre agua, fijándonos en haber dejado su tallo mirando hacia arriba. Deberás cambiar el agua de la base todos los días por un periodo de 2 semanas.

Luego debes trasplantar la base en una maceta cuando los brotes sean lo suficientemente grandes. No obstante, también puedes usar una botella de agua en caso de no tener maceta. Esto tiene el plus de que estarás reciclando dicha botella.

Lechuga

Hemos de preservar el tallo de la lechuga y dejarlo en un tarro, asegurándonos de que la base esté bien sumergida en el agua. Renovar el agua es muy importante en pro de evitar que la lechuga se reseque.

Entre 7 y 10 días ya deberías ver los primeros brotes para poco después trasplantar a una maceta.

Puerro

Guarda aproximadamente entre 2 y 3 dedos de la base del puerro. Después, recorta las raíces y colócalas en una bandeja ligeramente llena de agua. Entre unos 10 y 15 días después, podrás pasar la base a una maceta.

Las hojas de puerro se pueden usar para caldos, mientras que su tronco es útil para sofritos.

Cebolla

Corta el extremo de la raíz de la cebolla, pero deja alrededor de 1,5 centímetros de cebolla en lo que cortes. Luego, cubre el extremo de la raíz con tierra y deja al sol.

La cebolla es una de las verduras más fáciles de sembrar, por lo que no suele haber inconvenientes al cultivarlas en casa.

Jengibre

jengibre
El jengibre es útil para curar resfriados, por lo que puede ser beneficioso para ti. Fuente: Pixabay

Coloca un rizoma de jengibre en una composta y asegúrate de que los brotes queden hacia arriba. Lo ideal es que cultives el jengibre en un ambiente cálido y húmedo.

Con el jengibre puedes hacer té o infusiones, y también puedes saborizar algunos platos gracias a su picor característico.

Papa

Corta la papa en cuadrados, asegurándote de que cada uno tenga uno o dos brotes. Después, déjalos reposar en temperatura ambiente por uno o dos días.

Planta los trozos con aproximadamente 20 centímetros de profundidad con los brotes mirando hacia arriba, y cubre 10 de esos 20 cm con tierra. Agrega más tierra a medida que la planta adquiera tamaño.

No hay mejor forma de consumir vegetales frescos que prepararlos tú mismo en tu hogar. No obstante, recuerda que esta práctica requiere que inviertas parte de tu tiempo en cerciorarte de la calidad del cultivo, lo que quizá no todos puedan hacer.

También te puede interesar:

Conoce la dieta del requesón y el yogur para perder peso en una semana

Los métodos para bajar de peso más extraños de la historia

¿Qué es la dieta Ying-Yang y cómo aplicarla?