Temen que si hay segunda ola del COVID-19 el Hospital Elmhurst vuelva a ser epicentro de crisis en NYC

Vecinos de Corona, Jackson Heights y Elmhurst manifiestan preocupación ante aumento de hospitalizaciones, pero las autoridades de salud aseguran estar listas para responder a nuevos casos

Hospital Elmhurst, Queens, NYC.
Hospital Elmhurst, Queens, NYC.
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

El Hospital Elmhurst, en Queens, se convirtió en el segundo trimestre de este año en uno de los testimonios más dolorosos que dejó el inicio de la pandemia del COVID-19. Cientos de muertes y miles de personas hospitalizadas, mayormente latinas y negras, vecinos de Corona, Jackson Heights, Elmhurst, Woodside y otros vecindarios de minorías, fueron, según reconoció el propio alcalde, Bill de Blasio y el Gobernador, Andrew Cuomo, la prueba de que el virus atacó de manera desproporcionada a grupos vulnerables. La muerte, la tristeza, el miedo y la angustia, se apoderaron de esa parte de la Gran Manzana por meses enteros.

Y ahora, aunque los casos todavía distan mucho de ser la pesadilla que significaron aquellos días, el fantasma de esa época está comenzando a resurgir entre los vecinos del Hospital Elmhurst. La llegada del invierno a la vuelta de la esquina, los contagios de COVID-19 aumentando, las hospitalizaciones diarias llegando al 44.2% del tope puesto por las autoridades de salud para hacer sonar las alarmas en los centros asistenciales y un promedio de 1,057 nuevos casos diarios, casi 100% más de la cifra considerada como manejable, tienen preocupados a muchos. El promedio de contagios del último día pareció alentador, con 1.68% de casos nuevos, pero el promedio general de los últimos 7 días continúa en 2.77%

Así lo confiesa María Idrobo, quien vive en Jackson Heights hace más de 12 años, y quien asegura estar muy inquieta al saber que los contagios están subiendo. Su “peor sueño”, según confiesa, es que el Hospital Elmhurst vuelve a ser el “epicentro de la muerte de gente pobre”.

“La verdad me da mucho miedo pensar en que esto se puede volver a poner con en abril o en mayo. No solamente por uno y su familia, sino por la gente de por acá que ya se murieron muchos y uno no ha de querer ver más tristeza que no se aguantaría”, aseguró la madre de familia, originaria de Cuenca, Ecuador, sacando el positivismo a flote. “Espero que Diosito nos ha de ayudar y ha de frenar los contagios y que pronto nos pongan la vacuna a todos para que este hospital no vuelva ser un cementerio“.

El mismo temor lo admite Raymundo Lozano, quien sentado en una de las banquetas al lado del hospital, aseguró que la pandemia lo convirtió desde hace mucho en un desempleado más y pensar en que su salud se deteriore y termine internado en el hospital, lo pone intraquilo.

“Yo no sé si ellos aquí puedan con tanto enfermo si esto se vuelve a empeorar. Hacen lo que pueden, pero la verdad si preocupa que se desborden los casos y no puedan con todo”, dijo el mexicano. “Mejor evitar eso y usar nuestras máscaras y mantenerse uno sano”.

Activistas y organizaciones comunitarias de la zona no solamente temen que una segunda ola del COVID pueda mostrar de nuevo la desproporción de muertes y contagios que se vio en el Hospital Elmhurst y otras partes, sino que urgieron al gobierno estatal que les eche la mano a los más afectados en varias de sus necesidades, entre ellas su acceso a servicios médicos y hospitalarios.

“Por los últimos meses, el Covid-19 ha devastado a nuestras comunidades, impactando personas de color, negras e inmigrantes, desproporcionadamente, y esto es aun más alarmante, ya que vemos que los casos están aumentando nuevamente”, dijo Becca Telzak, directora de Programas de Salud de Se Hace Camino Nueva York. “Mientras los neoyorquinos continúan enfrentando la pandemia, es crucial que el gobernador Cuomo y a la legislatura estatal tomen medidas inmediatas para crear un fondo para los trabajadores excluidos, cancelar la renta y garantizar que todas las personas, independientemente de su estatus migratorio, puedan acceder a cobertura de seguro médico”.

NYC Health + Hospitals, la agencia que maneja 11 hospitales públicos de la ciudad, entre ellos el Hospital Elmhurst, aseguró que esa institución está comprometida en ofrecer la mejor de las atenciones a los pacientes que sean internados allí por motivos del COVID-19.

Eric Wei, vicepresidente senior y director de calidad de NYC Health + Hospitals y director ejecutivo interino del Hospital Elmhurst, manifestó que están trabajando duramente para estar mejor preparados ante una eventual emergencia. Al mismo tiempo destacó que se han hecho cambios para asegurar que están respondiendo de la mejor manera posible a todas las necesidades de los neoyorquinos.

“El NYC Health + Hospitals de Elmhurst se enorgullece de ser un hospital comunitario de confianza al que acuden neoyorquinos de todos los orígenes para recibir atención clínica experta“, dijo el funcionario.
“Desde el primer aumento de COVID-19, el sistema de hospitales públicos, del que Elmhurst forma parte, ha realizado mejoras estratégicas en el espacio, el equipo y la dotación de personal para garantizar que ahora estemos aún más preparados para tratar a los pacientes con COVID-19 en estado crítico. Seguimos enfocados en brindar la mejor atención posible para todos los neoyorquinos mientras dure la crisis”.

NYC Health + Hospitals dijo por su parte que hasta el 15 de noviembre, el sistema hospitalario público de la ciudad, ha dado de alta a 8,888 pacientes con COVID-19 y que en sus 11 hospitales, incluido Elmhurst, NYC Health + Hospitals han aumentado las salas de presión negativa, la capacidad de la UCI y “han conservado su capacidad de triplicar y cuadriplicar la capacidad de la UCI según sea necesario”, agregaron.

Ese organismo señaló además que se han adquirido máquinas de diálisis adicionales y cientos de ventiladores para atender a los pacientes con COVID-19 en estado crítico, si las hospitalizaciones aumentan nuevamente.
NYC Health + Hospitals está preparado para responder a un segundo aumento potencial de manera similar a cómo reaccionó al primer aumento: implementando transferencias de pacientes a otras instalaciones en el sistema con recursos disponibles para reducir la carga de cualquier hospital en un momento dado”, advirtieron.
Asimismo, las autoridades de salud revelaron que el hospital Elmhursts al igual que el sistema de salud pública tiene un suministro de PPE (máscaras, guantes e implementos médicos básicos necesarios) para tres meses para garantizar que todo el personal se mantenga seguro.

El Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH), también aseguró que para evitar que se genere una segunda ola de contagios en la parte que resultó más afectada en Queens con la pandemia, están adelantando campañas de educación, al igual que de acceso a pruebas del COVID. Las cifras de ese organismo muestran que actualmente el promedio de contagios en Elmhurst es de 5.25%: 122 personas se contagiaron en el último día. Asimismo preocupan las cifras en el el Norte de Corona, que ya alcanza 4.66%, Woodside, con 4,29, Jackson Heights/Rikers Island, con 4.28 y 3.36% en East Elmhurst. El índice de nuevos contagios en el área central de Jackson Heights es 2.66%.

Entre las cosas que el DOHMH está haciendo para prevenir una segunda ola en esa parte de la ciudad, estamos ofreciendo pruebas gratis de COVID mediante unidades móviles”, aseguró Pedro Frisneda, vocero del DOHMH. “Para encontrar un sitio de prueba cerca de usted, envíe un mensaje de texto con “COVID TEST” al 855-48″.

El funcionario aseguró que si una persona del área circundante al Hospital Elmhurst, al igual que en toda la ciudad, es diagnosticado positivo, a través del programa de rastreo, se determinará si necesitas más atención médica, se le ayudará a organizar el aislamiento en su casa o en un hotel gratuito, si lo necesita, con asistencia clínica 24 horas al día, 7 días a la semana y controles de bienestar. Asimismo, advirtió que se facilitarán servicios de salud física y salud mental, entrega de comida y alimentos.

El Comisionado del Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York, Dave Chokshi, hizo de paso un llamado a los neoyorquinos para que contribuyan en el freno al COVID-19, no bajando la guardia.

“El virus se aprovecha de nuestra familiaridad y, a menudo, se transmite en reuniones sociales más pequeñas, como fiestas de cumpleaños o reuniones de amigos para ver el gran partido. Es por eso que nuestra nueva campaña del Departamento de Salud, en interiores o exteriores, mantiene la cara cubierta, les recuerda a los neoyorquinos que COVID-19 se puede propagar fácilmente en interiores, especialmente cuando el clima se vuelve más frío”, dijo el comisionado.

La asambleísta Catalina Cruz aseguró con mucha crudeza que considera que el resurgimiento del coronavirus va a ser una realidad, y aunque mencionó que es urgente que el Hospital Elmhurst esté listo para manejar un eventual aumento en las hospitalizaciones, también pidió a la comunidad que haga su tarea, pues no se puede dejar la responsabilidad solamente en las autoridades de salud.

Soy de la opinión que una segunda ola va a ocurrir y va avenir, porque es cosa de la naturaleza y porque hay demasiadas personas que no están tomando esto en serio. Poquito a poquito necesitamos asegurarnos, no solo que los hospitales estén preparados, sino que la comunida haga lo que yiene que hacer y esté lista para actuar”, dijo la política de Corona, quien agregó que espera que la comunidad hospitalaria también haya aprendido una lección. “Desafortunadamente uno aprende del golpe, y ese golpe nos enseñó mucho a todos, y creo que el hospital aprendió también. Nosotros por ahora estamos en conversaciones con el hospital, con las oficinas del gobernador y el Alcalde para asegruarnos de que Elmhurst tenga todo lo que necesita para poder responder a una nueva crisis”.

Asimismo Daniel Dromm, concejal del vecindario donde queda el Hospital Elmhurst, aseguró que el incremento de contagios que se está viendo en varias zonas de la Gran Manzana ya se había pronosticado para esta época, por lo que hizo un llamado a que no se deje de lado el seguimiento estricto de las normas básicas de cuidado.

Los expertos médicos predijeron el aumento de nuevas infecciones que estamos viendo. Insto a mis electores a que sigan usando máscaras, practiquen el distanciamiento social y eviten las grandes reuniones y las actividades en interiores siempre que sea posible”, dijo el antiguo maestro. “Tenemos una vacuna en el horizonte y que debería darnos esperanza. Mientras tanto, actuemos responsablemente y trabajemos juntos para aplanar la curva”.

Y sobre la preocupación manifestada por residentes de su distrito ante una eventual segunda ola que aumente las hospitalizaciones, Dromm se mostró tranquilo y aseguró que los miembros del Hospital Elmhurst están ahora mejor preparados para manejar la situación.

“El Elmhurst Hospital ha aprendido mucho desde los primeros días de la pandemia y está preparado para tratar a los pacientes con COVID-19 en los próximos meses”, aseguró el líder político de Queens. “El COVID-19 nos tomó por sorpresa hace ocho meses. Hoy, los profesionales médicos conocen más sobre el virus y cómo abordar los picos en las tasas de transmisión antes de que sean muy grandes. Los hospitales de la Ciudad de Nueva York tienen acceso a los equipos que necesitan para tratar a los pacientes con COVID-19“.

Dromm agregó que otra de las grandes herramientas con las que se cuenta ahora, y que no existía en las mismas proporciones durante los peores momentos de la pandemia en la ciudad, son las pruebas disponibles para todos los neoyorquinos y la educación que se ha hecho sobre el virus.

“Tenemos varios sitios de pruebas en Queens que están disponibles para la comunidad de forma gratuita. Mis electores también están mucho más informados sobre el COVID-19 y sobre cómo prevenir la infección. Han estado siguiendo las pautas de la Ciudad y el Estado y, por eso bajamos las nuevas tasas de infección”, agregó Dromm.

La Oficina del presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson insistió en la necesidad de que todos trabajen juntos como ciudad para ayudar a garantizar que hospitales como el Elmhurst no vuelvan a sobrecargarse.

Todos estamos agotados por esta pandemia, pero nadie más que nuestro personal de hospital y los trabajadores de la salud. La ciudad ha tomado medidas para que los hospitales no alcanzan el nivel de capacidad que alcanzaron en abril, incluido un enfoque de microgrupos y la designación de zonas rojas, naranjas y amarillas”, dijo un portavoz de Johnson.

“Pero lo mejor que podemos hacer como ciudad es seguir intentando aplanar la curva mediante el distanciamiento social, el uso de máscaras y la limitación de contactos fuera de nuestros hogares. Proteger a nuestros trabajadores de la salud del agotamiento físico y emocional y el trauma de alcanzar la capacidad de aumento es lo más seguro que podemos hacer en el futuro”, concluyó el vocero.

Datos de contagios en vecindarios cercanos al Hospital Elmhurst

  • 2.77% es el promedio de nuevos contagios de los últimos 7 días
  • 5.25% es el promedio de contagios en Elmhurst (122 personas se contagiaron en el último día)
  • 4.66 es el índice de contagios en el Norte de Corona
  • 4,29 es el índice de nuevos casos en Woodside
  • 4.28 es el promedio de contagios nuevos en Jackson Heights/Rikers Island
  • 3.36 es el índice de contagios en East Elmhurst
  • 2.66 es el promedio en contagios en Jackson Heights

Sitios en inmediaciones del Hospital Elmhurst que ofrecen pruebas

  • Canchas de tenis de Forest Park en Park Lane South y la 87th Street: de lunes a viernes, de 10:00 a.m. a 4:00 p.m.
  • Park of the Americas en el 103-8 de la 42nd Avenida, en Corona: de lunes a viernes, de 10:00 a.m. a 4:00 p.m.
  • Sobelsohn Playground en Park Lane South, en Richmond Hill: de lunes a viernes, de 10:00 a.m. a 4:00 p.m.
  • Travers Park en el 76-9 de la 34th Avenida en Jackson Heights: de lunes a viernes, de 10:00 a.m. a 4:00 p.m.
  • Para encontrar un sitio de prueba cercano, ingrese su dirección a continuación, o envíe un mensaje de texto con “COVID TEST” al 855-48 .