Los 7 peores alimentos para desayunar si tienes diabetes

Algunos desayunos populares y aparentemente inofensivos, pueden ser perjudiciales cuando se padece diabetes ya que alteran los niveles de azúcar en la sangre

Descubre cuáles son los desayunos poco saludables, altos en carbohidratos y con poca fibra, que son un enemigo para la diabetes.
Descubre cuáles son los desayunos poco saludables, altos en carbohidratos y con poca fibra, que son un enemigo para la diabetes.
Foto: Imagen de piviso en Pixabay / Pixabay

Es bien sabido que la alimentación es un factor fundamental en el buen control de la diabetes. De tal manera que existen alimentos que serán el mejor aliado y otros que podrán ser el peor enemigo. Lo cierto es que para las personas que padecen diabetes, es especialmente importante encontrar un adecuado equilibrio entre los principales grupos de nutrientes.

Si bien el desayuno es una de las comidas más importantes del día en la población diabética, es vital balancear inteligentemente el consumo de carbohidratos, proteínas y grasas. De tal manera que los alimentos se vuelvan nuestro mejor aliado y nos permitan mantener estables los niveles de azúcar a lo largo del día. Te invitamos a descubrir cuales son las opciones de desayunos particularmente poco saludables en lo que respecta a la diabetes y sus principales complicaciones.

1. Bagel & queso crema

Todos amamos desayunar un bagel recién horneado untado con abundante queso crema, es un hábito común, delicioso y sobre todo una rápida alternativa. Sin embargo se cuenta con referencias que lo señalan como un desayuno contraproducente para la diabetes y la salud en general. Según Toby Smithson, especialista en diabetes y autor de Diabetes Meal Planning and Nutrition for Dummies: un bagel solo (es decir sin ningún condimento) puede agregar más de 50 gramos de carbohidratos en la primer comida del día ¡Es demasiado! Por otra parte el queso crema no es una variante de queso saludable, es un alimento que contiene muy pocas proteínas de alto valor biológico y un alto aporte en carbohidratos y grasas saturadas. Un gran sustituto que recomiendan especialistas en nutrición es consumir tostadas integrales, untadas con mantequilla del almendras. Es una combinación que se caracteriza por su alto contenido en fibra y proteínas, a la vez es de gran ayuda para estabilizar los niveles de glucosa en la sangre después de las comidas y es un desayuno muy saciante.

Bagel queso crema. /Foto: Shutterstock

2. Muffins comerciales

Muchas personas acostumbran desayunar un café con leche y un muffin industrial, y suelen verlo como un hábito alimenticio inofensivo. Sin embargo esto puede ser un error garrafal que altera directamente los niveles de azúcar en la sangre y también aumenta significativamente el aporte calórico del día. Estos chicos malos pueden inclinar la balanza con un aporte de más de 400 calorías, contienen mucha azúcar, harinas refinadas (carbohidratos en exceso) y grasas saturadas. Representan todo lo que no necesitas para iniciar el día, una buena sugerencia es optar por un desayuno equilibrado de avena y huevos. También puedes darte a la tarea de preparar muffins caseros e integrales con tus ingredientes favoritos como es el caso de la avena, manzana, canela o arándanos. 

Muffins caseros de arándano. /Foto: Pixabay

3. Salchichas y huevo

Es muy normal que evitemos el exceso de carbohidratos optando por desayunos “ricos en proteínas” y una de las opciones más populares son los típicos huevos con salchichas. Sin embargo tenemos malas noticias ya que los gramos totales de grasa de este popular desayuno familiar, pueden aumentar el riesgo de desarrollar padecimientos y enfermedades cardíacas. De hecho se cuenta con referencias científicas de la Asociación Estadounidense del Corazón en las cuales se comprueba que las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades del corazón. De tal manera que la recomendación infalible de los expertos es reducir la cantidad de grasas saturadas en su dieta, ya que puede ayudar a eliminar el colesterol malo en la sangre y así se disminuye considerablemente el riesgo de enfermedad cardíaca. La alternativa saludable es optar por una tortilla de verduras, tendrás un desayuno bajo en carbohidratos, rico en proteínas sanas (huevos) y un buen aporte en fibra y minerales a cargo de las verduras.

Huevos con salchichas
Huevos con salchichas. /Foto: Pixabay

4. Cereales azucarados

Todos hemos recurrido en más de una ocasión al clásico desayuno de cereal con leche y de hecho solemos pensar que es un buen hábito, ligero y fácil. Sin embargo todo depende del tipo de cereal, la dietista privada  Melissa Halas, creadora de Melissa’s Healthy Living enfatiza en que muchos cereales fríos para el desayuno no son ideales para las personas con diabetes. Una de las principales desventajas se relaciona con que es un tipo de producto del cual es muy fácil superar rápidamente las porciones recomendadas y por otra parte inclusive en los cereales con alto contenido de fibra suelen estar llenos de azúcar. La alternativa saludable es consumir avena integral con ½ taza de leche y agregar una porción de frutas, nueces y canela. 

Cereal. /Foto: Shutterstock

5. Yogurts endulzados

En los últimos meses todos hablan sobre los beneficios del consumo de yogurt en una dieta saludable, medicinal y enfocada en la pérdida de peso. A la vez el yogurt natural (sin ningún tipo de endulzante) es uno de los mejores aliados de la salud digestiva e intestinal y se relaciona con grandes beneficios para adelgazar y fortalecer al sistema inmunológico. Sin embargo existen versiones de yogurts comerciales que tienen frutas o sabores agregados que también suelen tener una buena cantidad de azúcares agregados, lo que puede aumentar los niveles de azúcar en la sangre. Un buen yogurt proporciona proteínas de alto valor biológico, grasas saludables y azúcar natural en forma de lactosa, por lo tanto en lugar de agregar más azúcar a la alimentación diaria con sabores afrutados, la ingesta de yogurt deberá equilibrarse con otros alimentos que ayudan a ralentizar la absorción de azúcar. La mejor opción es optar por variantes de yogur natural y griego, agrega tus propios toques de sabor con algo de fruta fresca (como los frutos rojos), semillas y frutos secos. 

Lassi de yogurt.
Yogurt dulce. /Foto: Pixabay

6. Jugo de fruta

En los últimos meses la tendencia de nutrición nos invita a consumir más jugos naturales, no en vano los jugos verdes son una popular tendencia de alimentación y salud. Sin embargo las personas diabéticas, deberán tener especial cuidado en el consumo de jugos de fruta para el desayuno, ya que pueden tener los mismos gramos de carbohidratos como un refresco regular y hacen que aumenten los niveles de azúcar en la sangre. Para ponerlo en contexto una taza de jugo de naranja (8 onzas) contiene 28 gramos de carbohidratos, 22 gramos de azúcar y por desgracia no aporta fibra. También es una bebida que se digiere muy rápidamente por el organismo y es por ello que es muy poco saciante, como lo haría comer una pieza de fruta entera. De tal manera que la mejor recomendación es integrar el consumo de frutas y verduras enteras como parte importante de un buen desayuno, para obtener el beneficio que aporta la fibra. 

Jugo de naranja.
Jugo de naranja. /Foto: Pixabay

7. Panqueques

Probablemente uno de los desayunos más deliciosos que nos podemos imaginar sea una pila de hotcakes con mantequilla y sirope de arce, sin embargo esta lejos de ser nutritivo y mucho menos una buena opción para la dieta diabética. De tal manera que todos esos carbohidratos que contiene la harina de los panqueques y el almíbar del jarabe, se suman rápidamente a los niveles de glucosa en la sangre y tampoco hay mucha fibra disponible para disminuir su absorción en el torrente sanguíneo. También una gran porción de mantequilla en la parte superior hace que el desayuno de panqueques sea más rico en grasas saturadas. Para los días con antojo de panqueques no todo está perdido, existen deliciosas recetas de panqueques de trigo integral caseros, también puedes utilizar harina de avena y cubrirlos con fruta fresca, mantequilla de maní o almendras. 

panqueca pancake sirope
Pancakes. /Foto: Shutterstock