Enfermeras de hospital en Arizona organizan boda de ensueño a paciente con cáncer

Las enfermeras notaron que la paciente llevaba un hermoso anillo de compromiso a las sesiones de quimio y fue así como tuvieron esa increíble idea

Enfermeras de hospital en Arizona organizan boda de ensueño a paciente con cáncer
Las enfermeras querían animarla para hacerle más llevadero su proceso.
Foto: Shutterstock

Una asombrosa historia nos han regalado recientemente un grupo de enfermeras del Centro Médico Banner Thunderbird, en Glendale, Arizona, las cuales tuvieron un increíble gesto con una joven paciente que padece cáncer.

Samantha Preston tiene 22 años y en 2019 le fue diagnosticado un osteosarcoma; luego de varios tratamientos, los doctores le indicaron que era necesario hacerle quimioterapias.

Así que Samantha ha acudido a dicho hospital ya en varias ocasiones y en una de esas visitas, una enfermera notó que llevaba puesto un hermoso anillo de compromiso que recientemente le había dado su novio llamado Ángel Aguilar, con quien tiene un hijo llamado Odín.

Al conocer su historia, el personal médico quiso darle una gran sorpresa a la paciente y qué mejor que organizarle la boda con la que tanto había soñado.

“Le dije: ‘Vendrás para un largo día de transfusiones el viernes. ¿Por qué no nos dejas celebrar la boda aquí en la clínica?'”, relataba Amy Mabry, enfermera del centro oncológico pediátrico del Centro Médico Banner Thunderbird. “Le brillaron los ojos y dijo: ‘¿En serio?’. Y yo le dije: ‘Sí, lo resolveremos por ti'”, agregó.

El equipo médico de Preston se convirtió rápidamente en organizadores de bodas. La trabajadora social Kelley Hunt, la especialista en vida infantil Courtney Smith, y el equipo de oncología pediátrica trabajaron juntos para planear una ceremonia inolvidable en solo 3 días. “Después de conseguir que se pusiera bien, llegó el momento de pedalear hasta el fondo”, dijo Mabry. “Solo queríamos asegurarnos de que, por increíble que sea Sam, viviera un día especial para ella, Ángel, y su hijo Odín”.

Su idea fue apoyada por Smiles for Miles, una organización sin fines de lucro que ayuda a los niños a luchar contra el cáncer. La organización “fue fundamental para ayudarnos a conseguir todas las decoraciones y montar las cosas”, dijo Mabry.

El área del hospital utilizada para la reunión entre pacientes y familias se transformó en un hermoso salón de bodas. El equipo ayudó a Preston a maquillarse profesionalmente, y un fotógrafo local capturó todos los detalles.

“Ser parte de la boda de Sam hizo historia para mí y mi equipo, ya que no es muy frecuente que los pacientes pediátricos -o los pacientes adultos bajo cuidado pediátrico, en el caso de Sam- se casen”, dijo Smith.

“Siempre quise recordar que hay que superar la adversidad con una actitud positiva, porque eso es lo que te va a ayudar a superarla más fácilmente”, dijo Preston. “Sabes, todo el mundo tiene sus problemas, no importa cuáles sean. Sí, yo estoy pasando por un cáncer, pero hay otras familias que están pasando por COVID. Hay familias que han pasado por el cáncer u otros problemas durante mucho más tiempo que yo. Y sólo tienes que recordar, siempre mantenerte positivo sin importar la situación o los obstáculos que tengas que atravesar”, agregó.