5 maneras para bajar de peso bebiendo agua, respaldadas por la ciencia

Beber suficiente agua es un hábito indispensable para acelerar el metabolismo, quemar grasas y mejorar la digestión

5 maneras para bajar de peso bebiendo agua, respaldadas por la ciencia
Una adecuada ingesta de agua natural es un hábito esencial en la pérdida de peso y depurar el organismo.
Foto: Pexels

Todos queremos perder peso lo más rápido y efectivo posible, es por ello que recurrimos a todo tipo de recomendaciones, tendencias y dietas. Si bien seguir un estilo de vida y alimentación saludable es clave, en muchas ocasiones pasamos por alto lo más sencillo. Tal es el caso del simple hecho de: beber agua.

Es cierto que beber más agua puede no parecer una forma útil de perder peso, sin embargo es importante saber que existe evidencia científica muy relevante que sugiere que puede marcar una gran diferencia. De tal manera que beber suficiente agua es una parte importante de todo régimen alimenticio enfocado en adelgazar: brinda saciedad y estimula la metabolismo. Dentro de las referencias que más llaman la atención se encuentra, una revisión que se realizó en 2013 a diversos estudios sobre personas que hacían dieta para perder o mantener el peso. Los científicos observaron que un mayor consumo de agua ayudó a los participantes a perder peso. Con base en ello nos dimos a la tarea de recopilar las 5 principales razones por las cuales beber agua puede ser el mejor aliado para bajar de peso y ganar salud. 

1. Beber agua aporta saciedad

Una de las mejores recomendaciones para comer menos y controlar los antojos cuando estamos en un régimen alimenticio, es beber un vaso de agua antes de cada comida principal. Según, un pequeño estudio de 2018 comprobó que cuando los participantes bebían agua antes de comer, comían menos de lo que comerían habitualmente. Los investigadores sugirieron que el simple hábito de beber agua antes de cada comida puede ser un método eficaz para controlar el peso corporal. A la vez asocian estos beneficios con una sencilla razón, el agua atraviesa el cuerpo rápidamente y ayuda a llenar el estómago hasta cierto punto y esto le indica al cerebro que está lleno y que no necesita comer demasiado. Otro de los puntos que más llaman la atención es que, a menudo cuando estamos ligeramente deshidratados, el cerebro suele confundirlo con hambre. Por lo tanto una gran recomendación es ante cualquier ataque de hambre, primero beber un vaso grande de agua fresca, aunque no lo creas beber agua puede frenar los antojos de alimentos y bebidas con almidón, salados, azucarados, ahumados, licores y refrescos, que son nocivos para la salud y causan aumento de peso.

2. Beber agua ayuda a quemar grasa corporal

De manera natural el cuerpo quema grasa y la convierte en energía, a través de un proceso llamado lipólisis en el cual por supuesto, el agua es esencial; para dejarlo aún más claro la lipólisis es la forma en que el cuerpo descompone la grasa. El primer paso de este proceso se llama hidrólisis, que es un proceso en el que el organismo agrega agua a la grasa para ayudar a descomponerla. Según un trabajo de investigación del año 2016,  aumentar la ingesta de agua provoca un aumento de la lipólisis y, por lo tanto acelera el metabolismo. Por lo tanto beber suficiente agua es clave para olvidarte de esas “llantitas” y “vientre abultado”. 

3. Beber agua acelera el metabolismo

Se cuenta con diversos estudios e investigaciones que avalan los beneficios de beber agua fría para acelerar el metabolismo y es cierto. Al beber agua fría el cuerpo trabaja un poco más para intentar entrar en calor, lo cual se deriva en una mayor quema de calorías y a este mecanismo se le conoce popularmente como termogénesis. De hecho se cuenta con un estudio que lo avala, en el cual los científicos observaron los efectos de beber 500 ml de agua 30 minutos antes del desayuno, el almuerzo y la cena en 50 niñas con sobrepeso durante ocho semanas. Los resultados fueron sorprendentes ya que notaron que las participantes perdieron peso y redujeron el IMC sin realizar ningún otro cambio en su estilo de vida o dieta.

4. Beber agua promueve la eliminación de desechos

Es bien sabido que sin el agua, el cuerpo no logra realizar de manera óptima el procese de eliminación de desechos. De tal manera que no beber suficiente agua puede ser una de las principales causas del sobrepeso, por lo tanto es muy probable que se presente estreñimiento y no se evacuan los desechos con tanta frecuencia como debería de ser. Cuando los desechos, grasas, sales, líquidos y toxinas, se almacenan en el cuerpo, se deriva en mayor hinchazón, poca ligereza y aumento de peso. Por lo tanto beber agua es clave para combatir el estreñimiento y la inflamación, por ende beneficia la pérdida de peso. 

5. Beber agua ayuda a consumir menos calorías

Una de los peores hábitos de la sociedad actual es un alto consumo de bebidas azucaradas, como es el caso de los refrescos que se distinguen por su nulo aporte nutricional y alto valor calórico. Adicionalmente este tipo de bebidas procesadas que vienen en forma de jugos, tés y cafés, son el enemigo de la buena salud y por supuesto del peso corporal. Lo mejor que puedes hacer para perder peso efectivo y seguro, es reemplazar este tipo de bebidas con agua ¡Contiene cero calorías e innumerables beneficios! Se cuenta con un estudio realizado en el 2015, en el cual los científicos estudiaron el efecto que presentaban mujeres obesas con el simple hecho de reemplazar las bebidas dietéticas con agua natural. Después de 24 semanas, las mujeres que solo tomaron agua experimentaron una mayor disminución de peso y se sintieron más ligeras y motivadas.