Demandan al NYPD por uso de fuerza excesiva contra manifestantes

La Fiscalía General del Estado de Nueva York sostiene en su denuncia que se violaron los derechos civiles de los neoyorquinos

Según la demanda, el NYPD repelió con excesiva fuerza las manifestaciones del movimiento Black Lives Matter. ARCHIVO
Según la demanda, el NYPD repelió con excesiva fuerza las manifestaciones del movimiento Black Lives Matter. ARCHIVO
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

NUEVA YORK.-El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) está en el banquillo. La Fiscal General del Estado, Letitia James, anunció este jueves una demanda contra la Uniformada por uso excesivo de fuerza contra los manifestantes y de utilizar un patrón de arrestos falsos.

Según la fiscal James, “la demanda histórica busca reformas sistémicas en el NYPD y la implementación de un monitor externo para supervisar los cambios requeridos”.

La demanda se produce después de que la oficina del Fiscal General descubrió abusos generalizados de los derechos civiles por parte de la policía contra los manifestantes del movimiento Black Lives Matter durante el verano.

Tras la ola de condena a la actuación del NYPD contra los manifestantes, el alcalde Bill de Blasio y el Concejo Municipal acordaron recortar $ 1 mil millones del presupuesto operativo de $6 mil millones del NYPD, con el compromiso de reinvertir esos fondos en programas de servicios sociales para jóvenes.

Primera demanda contra el NYPD

La demanda de la Fiscalía General del Estado contra el NYPD no tiene precedentes. La acción está motivada, además por los informes del Departamento de Investigación y el Departamento Jurídico de la ciudad, que encontraron que el NYPD abusó de su autoridad y usó fuerza excesiva durante las manifestaciones.

La acusación apunta al liderazgo del NYPD por no poner fin a su esquema de uso excesivo de la fuerza y realizar arrestos falsos contra neoyorquinos durante protestas pacíficas.

“La conducta ilegal y dañina del NYPD contra los neoyorquinos durante las recientes protestas por la justicia racial y durante años anteriores, ha provocado lesiones importantes y ha violado el derecho básico de las personas a protestar pacíficamente”, dice la demanda

De manera específica, la denuncia es contra la ciudad de Nueva York, el alcalde Bill de Blasio, el comisionado de la policía Dermot Shea y el jefe de Departamento de Policía, Terence Monahan. Cada uno, en sus distintos niveles de liderazgo, no abordaron este patrón de abuso de larga data al no capacitar, supervisar y disciplinar adecuadamente a los oficiales para prevenir la mala conducta, a pesar del conocimiento y la admisión pública de que se estaba violando los derechos de los neoyorquinos.

“Actuación fue ilegal y brutal”

Protestas por la muerte de George Floyd, en Brooklyn.

“No hay duda de que la policía de Nueva York se involucró en un patrón de fuerza excesiva, brutal e ilegal contra manifestantes pacíficos. Durante los últimos meses, la policía de Nueva York ha violado repetida y descaradamente los derechos de los neoyorquinos, infligiendo daños físicos y psicológicos significativos y generando una gran desconfianza en la aplicación de la ley”, dijo la Fiscal General James.

“Con la demanda de hoy, termina este antiguo patrón de fuerza brutal e ilegal. Nadie está por encima de la ley, ni siquiera las personas encargadas de hacer cumplir la ley”, agregó la procuradora de justicia.

“El Departamento da la bienvenida a la reforma y ha acogido las sugerencias recientes tanto del Departamento de Investigación de la Ciudad tanto como del Departamento Legal de la Ciudad. Como ha dicho el alcalde, agregar otra acusación no acelera que el proceso de reforma continúe”, dijo el Departamento de Policía en un comunicado.

Los argumentos de la demanda

Entre los argumentos que sustentan la demanda se señalan docenas de ejemplos del “flagrante uso de fuerza excesiva y otras faltas de conducta por parte del Departamento de Policía de Nueva York”.

Las observaciones incluyen el uso indiscriminado, injustificado y repetido de bastones, gas pimienta, bicicletas y el asedio de una multitud, táctica conocida como “caldeo” contra manifestantes pacíficos, las cuales causaron daños físicos significativos a los manifestantes.

Así mismo se expone que los oficiales del NYPD arrestaron ilegalmente a observadores, médicos y otros trabajadores que realizaban servicios esenciales, sin causa probable y en violación directa de las órdenes ejecutivas del alcalde De Blasio.

La demanda busca una amplia medida cautelar, incluidas las reformas sistémicas del NYPD y la implementación de un monitor para supervisar las tácticas de la Uniformada en futuras protestas y garantizar el cumplimiento de la ley.

El origen de las protestas

Tras el asesinato de George Floyd en Minneapolis, Minnesota, miles de manifestantes salieron a las calles de las principales ciudades del país, como fue en caso de Nueva York, para protestar contra ese asesinato y el de Breonna Taylor y una extensa lista de personas negras asesinadas a manos de la policía.

Después de varias noches de enfrentamientos violentos entre el NYPD y los manifestantes, el gobernador Andrew Cuomo pidió a la Oficina del Fiscal General que llevara a cabo una investigación civil sobre la mala conducta de la policía durante estos incidentes.

Desde el 30 de mayo de 2020, la Fiscalía General recibió más de 1300 quejas y pruebas a través de un portal en línea y líneas directas de teléfono y correo electrónico. La Fiscal General James también celebró una audiencia pública de tres días con el testimonio de más de 100 manifestantes, organizaciones comunitarias, funcionarios electos y del NYPD, Dermot Shea. Además del testimonio público, la Fiscalía General recibió más de 300 testimonios escritos.

Con base a la gran cantidad de quejas recibidas y la investigación posterior, la Fiscalía General determinó que, desde el 28 de mayo de 2020 hasta el 11 de diciembre de 2020, en respuesta a estas protestas en gran parte pacíficas, los agentes del NYPD realizaron arrestos masivos sin causa probable.