Policía dominicano demanda a NYPD por burlas, acoso y discriminación al “estúpido idioma español”

Alega que fue expulsado de la unidad de élite K-9 después de denunciar los abusos

Policía dominicano demanda a NYPD por burlas, acoso y discriminación al “estúpido idioma español”
El problema comenzó cuando su perro policía se lesionó
Foto: Alexander Koerner / Getty Images

Hailyn Oliveras, policía dominicano de la división canina (K-9) de NYPD, afirma que enfrentó discriminación racial de parte de un entrenador y fue ridiculizado por otro supervisor, después de que su perro policía fuera atropellado por un automóvil.

Oliveras, quien se unió a la fuerza en 2005, detalló en una demanda presentada el 23 de diciembre que fue expulsado de la unidad de élite K-9 de NYPD después de denunciar los casos de discriminación y acoso laboral.

“Fueron tiempos difíciles saber que ingresaste en una unidad de élite y tu perro fue atropellado por un automóvil y luego te convertiste en objeto de discriminación racial y represalias”, lamentó Oliveras. “Están avanzando con todo lo que pueden hacer para detener mi carrera. Todo esto está motivado por un hombre racista que me odia”.

Oliveras dice que nunca tuvo una revisión negativa o un problema con ningún otro supervisor durante sus 15 años en la fuerza hasta que fue asignado a la unidad K-9 bajo el mando del sargento Daniel Hill.

El perro de Oliveras, Nick -bautizado en honor del oficial auxiliar Nicholas Peakaro, asesinado en el cumplimiento del deber-, fue atropellado por un automóvil en julio de 2019, luego de saltar una cerca de seis pies en un patio trasero, lo que habría desatado burlas en contra del demandante.

Hill también supuestamente se quejó del acento de Oliveras durante un pase de lista en diciembre de 2019 y nuevamente en otro incidente en abril de 2020, diciendo que “nadie puede entender este estúpido idioma español”.

“Mi cliente se enfrentó a la difícil decisión de si reportar la conducta discriminatoria de su supervisor y arriesgarse a represalias, o permitir que el abuso continuara”, dijo el abogado de Oliveras, John Scola. “Él denunció la discriminación, que fue corroborada; sin embargo, la policía de Nueva York decidió, como es muy común, tomar represalias contra él en lugar de lidiar con la conducta discriminatoria”.

NYPD comentó esta semana al New York Post que “revisará la demanda cuando se nos notifique”.