La modelo “cristiana” de “OnlyFans” que gana hasta $200,000 al mes posando en lencería

Algunos fans de Lindsay Capuano, de 22 años, le dan entre $1,000 y $3,000 de propina al día.

La modelo “cristiana” de “OnlyFans” que gana hasta $200,000 al mes posando en lencería
En países como Venezuela, la plataforma OnlyFans es la salvación para algunas modelos en crisis económica.
Foto: Christian Fernández / AFP / Getty Images

Bajo el argumento de que su religión no interfiere con su carrera, una modelo que se describe como “cristiana” se expone con poca ropa en OnlyFans, donde por mes genera hasta $200,000 dólares.

Lindsay Capuano, de 22 años y originaria de Connecticut, dijo al Daily Mail: “Dios siempre te amará no importa qué- eso fue lo que me enseñaron en mi casa, en la escuela y en la iglesia”.

“Yo rezo cada noche. Yo rezo por lo que sea que sienta que debo rezar ese día. Yo rezo por mi familia, mis seguidores y por mí”, agregó la estadounidense.

Adicional, Capuano indicó al Daily Star, otro medio británico, que a pesar de haber sido criada bajo la fe cristiana, sus padres apoyan su exposición en el servicio de contenido por suscripción.

“Mis padres me apoyan independientemente de lo que yo decida hacer. Ellos siempre han sido de esa manera. Ellos están tan orgullosos de mí, nosotros celebramos cada vez que alcanzó un millón más de seguidores en Instagram”, declaró la modelo de lencería.

“Yo estoy bendecida de tener la familia que tengo. Yo conozco muchos padres que no son tan comprensivos como los míos, así que me considero muy suertuda”, agregó.

La modelo ha llegado a generar hasta $200,000 dólares en un mes por el contenido que comparte en la plataforma, al tiempo que mantiene activa su cuenta en Instagram con más de dos millones de seguidores.

Algunos fans de la joven le dan entre $1,000 y $3,000 de propina al día.

Antes de exponer su cuerpo en OnlyFans, Capuano trabajó en un centro de cuido de menores.

“A mí me gustaba el trabajo y realmente disfrutaba trabajar con niños”, dijo Capuano según citada por The Blaze.

“Pero cuando las cosas empezaron a despegar en el verano pasado en Instagram y Snapchat, no hacía sentido regresar”, agregó.