Arrestan en Utah a un hombre que atacó con balas de pintura a dos latinos

Los atacantes luego atacaron con armas de fuego

Arrestan en Utah a un hombre que atacó con balas de pintura a dos latinos
Foto: Cárcel del condado de Salt Lake / Cortesía

Un hombre de Luisiana quedó detenido en Murray, Utah, como sospechoso de haber participado el martes de un ataque, primero con balas de pintura y luego con balas reales, contra dos trabajadores latinos, por lo que se acusa al detenido de crimen de odio, informó este miércoles el Departamento de Policía de esa ciudad.

El sospechoso, Andrew Guarino, de 33 años y con domicilio en Pearl River, Louisiana, profirió insultos racistas contra los hispanos durante e incluso después de haber sido esposado.

Según la información oficial, un hombre hispano transitaba cerca de unos apartamentos al sur de Salt Lake City cuando, desde un carro en movimiento, le realizaron disparos con balas de pintura, sin alcanzarlo.

Poco después, desde el mismo vehículo dispararon contra otro latino, compañero de trabajo del primero, golpeándolo con la pintura.

Al ver lo sucedido, la primera víctima asistió a su amigo y, subiéndose a una camioneta, persiguieron a sus atacantes (una decisión que la policía desaconseja). Durante la persecución, Guarino y su acompañante (aún prófugo, quien podría ser una mujer) comenzaron a disparar “armas reales”, dice el reporte policial.

La persecución continuó hasta la jurisdicción de Salt Lake City, donde eventualmente los policías locales recuperaron “casquillos calibre .40 y fragmentos de balas”.

Unos diez minutos después de iniciado el ataque y a unos seis kilómetros de distancia, la camioneta conducida por la primera víctima chocó intencionalmente contra el BMW de los agresores, “causando que el vehículo quedase inoperable”.

Tanto los dos hispanos como “múltiples testigos” indicaron que escucharon los disparos de un vehículo a otro. La camioneta del hispano recibió un disparo en uno de sus neumáticos y otros dos vehículos, ajenos al hecho, resultaron dañados por las balas.

Guarino “realizó múltiples comentarios racistas respecto a sus víctimas hispanas”, dice la orden de arresto, puntualizando que “el sospechoso continuó con sus comentarios negativos sobre la nacionalidad de las víctimas, por lo que a los cargos contra el ataque se les agregará los de crimen de odio”.

Además, habría prometido que, de quedar en libertad, iría “a buscar” a los oficiales que lo arrestaron incluso si eso significase “volver a la cárcel”.

Antecedentes criminales

Guarino, alojado en la cárcel de Salt Lake City y con antecedentes criminales, enfrenta un cargo de disparos de arma de fuego, dos por asalto agravado y otro más por asalto.

Hasta ese miércoles se desconocía si hubo algún incidente que desató el ataque y no se había establecido por qué se usó inicialmente una pistola con balas de pintura.

Luego de un incidente en noviembre de 2018 cuando Alan Covington atacó a tres latinos dentro de un taller mecánico en Salt Lake City, el estado de Utah modificó en 2019 las leyes sobre crímenes de odio para aumentar las condenas de quienes sean condenados por este delito.

En diciembre pasado, un reporte del FBI afirmó que los crímenes de odio resultan “muy poco reportados” en Utah, y podrían ser muchos más que los 52 reportados en 2019 (año más reciente con datos completos).