Cuáles son los grandes beneficios (y riesgos) del hígado de res y cómo prepararlo según nutricionistas

Este multivitamínico concentrado aporta nutrientes que el sistema inmunológico necesita y previene la anemia

El hígado aporta hasta nueve veces la cantidad de vitamina A necesaria para las mujeres.
El hígado aporta hasta nueve veces la cantidad de vitamina A necesaria para las mujeres.
Foto: Pxhere

El hígado de res ofrece una gran concentración de nutrientes. Una sola porción de este órgano puede multiplicar las cantidades de ciertas vitaminas y minerales que necesitas al día. ¿Realmente es tan saludable el hígado de res? Si bien el hígado tiene beneficios importantes para la salud, también existen algunos inconvenientes.

Debido a que el hígado es responsable de desintoxicar el cuerpo, muchas personas creen que el hígado de res contiene toxinas. Pero no es el caso, asegura a Mind Body Green la dietista nutricionista Molly Knudsen, y señala que “el hígado no almacena toxinas, sino que ayuda a eliminarlas”.

¿Quiénes deberían probar el hígado de res?

La Academia de Nutrición y Dietética señala que debido a que el hígado es tan rico en importantes vitaminas y minerales, puede ser un maravilloso alimento reconstituyente para incorporar en la dieta.

Quienes más pueden beneficiarse con el hígado son quienes comen carne pero consumen muy poca proteína animal, quienes tienen problemas digestivos de algún tipo, atletas de alta intensidad y las mujeres en edad fértil.

1. Reduce riesgo de deficiencia de nutrientes

El hígado es una gran fuente de proteína de alta calidad y también se le conoce como “multivitamínico de la naturaleza”. Es extremadamente rico en vitaminas B, entre las que están el folato, la riboflavina, niacina, cobalamina (B12), también aporta biotina, colina, así como cantidades importantes de vitamina A y minerales como hierro, cobre, selenio y zinc.

WebMD comparte que una porción de tres onzas de hígado de res (cuatro onzas sin cocinar) contiene:

  • Calorías: 153
  • Proteína : 23 gramos
  • Grasa : 4 gramos
  • Carbohidratos : 4 gramos
  • Fibra : menos de 1 gramo
  • Azúcar: menos de 1 gramo

Comer una sola porción de hígado puede ayudarte a alcanzar la cantidad diaria recomendada de ácido fólico, hierro, vitamina B, vitamina A y cobre.

2. Ayuda a mantener sanas las neuronas

Tres onzas de hígado cocido de res aportan el 2 946% de la ingesta diaria recomendada de vitamina B12, según datos de la Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS). La porción aporta 70. 7 mcg de la vitamina, la cantidad recomendada para hombres y mujeres mayores de 14 años es de 2. 4 mcg.

La vitamina B12 es un nutriente que ayuda a mantener sanas las neuronas y los glóbulos sanguíneos.

3. Puede favorecer al sistema inmune

Algunos nutrientes que se han identificado como críticos para el crecimiento y la función de las células inmunitarias incluyen vitamina C, vitamina D, zinc, selenio, hierro y proteínas. El hígado aporta estos nutrientes excepto la vitamina C.

4. Benéfico para la vista y la reproducción

La cantidad de vitamina A que proporciona el hígado es realmente concentrada. Hasta nueve veces la cantidad necesaria para las mujeres. Una porción de 3 onzas de hígado de res tiene 6 582 microgramos, mientras que el consumo diario recomendado para mujeres es de 700 microgramos y de 900 mcg para los hombres.

La vitamina A es importante para la visión normal, el sistema inmunitario y la reproducción. Además, la vitamina A ayuda al buen funcionamiento del corazón, los pulmones, los riñones y otros órganos.

5. Previene la anemia

Por su contenido en hierro, vitamina B12 y folato, el hígado te puede ayudar a prevenir la anemia ferropénica (por falta de hierro) y anemia megaloblástica (por deficiencia de vitamina B12 o folato). La anemia te provoca debilidad y otros síntomas como fatiga, problemas de concentración, irritabilidad, dolor de cabeza, dificultad para controlar la temperatura del cuerpo, palpitaciones y dificultad para respirar.

Riesgos

Toxicidad por vitamina A 

El hígado es muy rico en vitamina A y aunque es un nutriente que tu cuerpo necesita, en grandes cantidades puede ser perjudicial. La toxicidad por vitamina A, también es conocida como hipervitaminosis A.

Debido a que la vitamina A es soluble en grasa, el cuerpo almacena cantidades las excesivas, principalmente en el hígado. La hipervitaminosis conduce a un aumento de la presión intracraneal, mareos, náuseas, dolores de cabeza, irritación de la piel, dolor en las articulaciones y huesos, coma e incluso la muerte en casos extremos.

Defectos de nacimiento

El exceso de vitamina A también es perjudicial para los fetos, por lo que puede ser mejor que embarazadas eviten su ingesta.

Dado que el hígado es muy rico en vitamina A WebMD apunta que la mayoría de los médicos recomiendan que las personas sin deficiencias de vitaminas coman solo una porción de hígado por semana para evitar estos efectos.

¿Cómo prepararlo?

Corta en rodajas finas y separa el tejido conectivo. Para una carne tierna y menos amarga, remoja las rodajas de hígado en un baño de vinagre blanco y leche durante al menos 30 minutos. Séca la carne y cocina lentamente con cebollas.

Procura no exceder la cocción o el hígado quedará duro y seco. Al mezclarse con aceite de oliva se puede hacer paté para untar en pan integral, galletas, verduras o tostadas.

Te puede interesar: