Los cheques de estímulo no estarán sujetos a impuestos, pero los beneficios por desempleo sí

Las personas no tienen que preocuparse por pagar impuestos de ningún cheque de estímulo

Podrías deber dinero de los beneficios de desempleo al declarar tus impuestos de 2020.
Podrías deber dinero de los beneficios de desempleo al declarar tus impuestos de 2020.
Foto: RONALDO SCHEMIDT / AFP / Getty Images

El año pasado, más de 160 millones de personas recibieron un primer cheque de estímulo de hasta $1,200 dólares, o hasta el doble para parejas. Un segundo cheque de estímulo comenzó a repartirse en enero, en esta ocasión por un valor de hasta $600 dólares por persona, incluidos niños menores de 17 años.

Debes saber que no tienes que pagar impuestos por este dinero, porque los pagos fueron técnicamente un anticipo de un crédito fiscal de 2020.

Otro apoyo que se le dio a las personas durante esta crisis fueron los beneficios de desempleo. Sin embargo, a diferencia de los cheques de estímulo, sí tendrás que pagar impuestos por este dinero por desempleo.

El Congreso ha aumentado pagos extras semanales de $300 dólares hasta mediados de marzo, sumados a los beneficios de desempleo que ya da cada estado, de acuerdo con CNN.

Esto es menos de lo que recibieron el año pasado los desempleados cuando les dieron un pago extra semanal de $600 dólares durante cuatro meses.

Sin embargo, en esta ocasión, los legisladores ampliaron los beneficios por desempleo para darle dinero a más personas, incluyendo ahora a los trabajadores autónomos, a los contratistas independientes y a los trabajadores de conciertos.

Al igual que los beneficios estatales por desempleo, los pagos federales están sujetos al impuesto sobre la renta. Algunas personas pueden haber optado por retener impuestos del beneficio cuando se inscribieron para el desempleo en su agencia estatal, pero otras pueden deber el monto total del impuesto cuando presenten su declaración de 2020.

–También te puede interesar: 847,000 personas solicitaron beneficios de desempleo en la primera semana de Joe Biden como presidente