5 razones por las que puedes tener un mal aliento y cómo resolverlo

A veces puedes no ser consciente de que tienes un mal aliento crónico

Generalmente el mal aliento es causado por bacterias que viven naturalmente en tu boca.
Generalmente el mal aliento es causado por bacterias que viven naturalmente en tu boca.
Foto: Shutterstock

El mal aliento puede tener distintas causas, no solo es ocasionado por el consumo de algunos alimentos. La halitosis o el mal aliento crónico que se mantiene por un periodo extendido de tiempo, también puede ser causada por hábitos o algo más serio como enfermedades.

En determinados casos, las pastillas de menta, enjuagues y gomas de mascar solo resuelven el problema temporal si no se está combatiendo la causa del problema.

Generalmente el mal aliento es causado por bacterias que viven naturalmente en tu boca. Cuando comes, se alimentan de restos de comida y dejan un residuo de olor fétido. La saliva tiene una importante función aquí, lava tu boca. La saliva enjuaga y retira restos de comida y provee sustancias que previenen caries y enfermedades.

1. Boca seca

Una boca seca podría no estar produciendo suficiente saliva para limpiarse y en consecuencia tener mal aliento. La sequedad de boca puede ser causada por uso de alcohol, tabaco, exceso de cafeína, tomar ciertos medicamentos o tener otro problema médico.

2. Enfermedad en las encías, caries o llagas

La Asociación Dental Americana señala que un mal aliento que no se va o es constante puede advertir que tienes una enfermedad de las encías avanzada, causada por unas bacterias pegajosas que se esconden en lugares difíciles de limpiar y que provocan la caries.

El mal aliento también puede ser causado por las heridas quirúrgicas después de una cirugía bucal, como la extracción de un diente o porque tienes llagas bucales.

3. Fumar

Por varias razones el tabaco puede ser la causa de tu mal aliento que se mantiene. Además de dejarte su olor y propiciar una boca seca, el tabaco irrita los tejidos de las encías, por ello los fumadores son además propensos a contraer enfermedades de las encías. Por su fuera poco, como fumar también afecta el sentido del olfato, los fumadores pueden no ser conscientes de que tienen un mal aliento.

4. Infecciones de Boca, Nariz y Garganta

Mayo Clinic indica que el origen del mal aliento pueden ser pequeñas piedras que se forman en las amígdalas y se cubren de bacterias, lo que produce olor. También las infecciones o la inflamación crónica en la nariz, los senos paranasales o la garganta, que contribuyen al goteo nasal posterior, pueden provocar mal aliento.

5. Otras enfermedades

Aunque la halitosis suele estar asociada con algo que está pasando en tu boca, puede ser también un síntoma de reflujo gástrico, diabetes, enfermedad del hígado o de los riñones. Algunas enfermedades pueden ocasionar mal aliento como resultado de las sustancias químicas que producen, como algunos cánceres y afecciones como los trastornos metabólicos pueden provocar un aliento con olor particular.

¿Qué hacer para combatir el mal aliento?

Cepíllate los dientes dos veces al día y usa hilo dental para deshacerte de las bacterias causantes del mal aliento.

Toma suficiente agua. Si tomas mucho café, reducir un poco el consumo puede ayudar a que tu saliva fluya y evitar el mal aliento.

Si llevas una dentadura removible, quítatela por la noche y límpiala bien antes de ponértela de nuevo a la mañana siguiente.

Dejar el hábito del cigarro también te hará tener un mejor aliento.

Si el mal aliento continua, consulta a un dentista para descartar cualquier problema de salud oral, como caries, enfermedad de las encías u otra. Si tu boca está sana, el dentista podría referirte con un médico para encontrar la causa del mal olor de tu aliento.

Te puede interesar: