Lo que una naranja al día puede hacer por tu salud y peso corporal

Las naranjas son la estrella del invierno y no solo llegaron para blindarnos ante posibles enfermedades. Son el aliado nutricional perfecto para bajar de peso

Una naranja al día es el complemento ideal para bajar de peso, son ricas en fibra, bajas en calorías, dulces y saciantes.
Una naranja al día es el complemento ideal para bajar de peso, son ricas en fibra, bajas en calorías, dulces y saciantes.
Foto: Shutterstock

Sin lugar a dudas la naranja es una de las frutas más populares en todo el mundo, si bien su uso más común es para elaborar el tradicional jugo, la naranja es un tesoro nutricional que nos ofrece una amplia gama de posibilidades culinarias y propiedades terapéuticas. Después de varios meses expuestas a los rayos del sol, las naranjas llegan en plena época invernal como un jugoso regalo cargado de vitaminas y minerales, que refuerzan las defensas a otro nivel.

Lo cierto es que no solo en invierno las naranjas son un fiel aliado para colmarnos de energía y blindarnos ante posibles resfriados e infecciones. Es bien sabido que las naranjas son una fruta que aporta numerosos beneficios para el sistema inmunitario, además nos ofrecen una enorme variedad de posibilidades para experimentar en la cocina. Si bien hoy en día, el jugo de naranja es considerado un básico en todo desayuno, darnos la oportunidad de hacer un cambio y optar por consumir la fruta entera, es una alternativa que nos ofrece una amplia gama de beneficios para la salud y sobre todo para el peso corporal. Lo cierto es que la naranja tiene mucho que ofrecernos a cambio de muy poco. Te invitamos a descubrir todo lo que puede hacer por tu salud comer una naranja al día. 

Lo que una naranja al día puede hacer por tu salud:

1. Aumentan la inmunidad 

El simple hábito de consumir una pieza de naranja al comenzar el día, resultará el blindaje perfecto para protegerte contra todo tipo de enfermedades e infecciones. Y la principal razón, por supuesto que es su inigualable contenido en vitamina C. Para ponerlo en mayor contexto una naranja ofrece el 116,2% del valor diario de vitamina C ¿Maravilloso no? Cabe mencionar que asegurar la adecuada ingesta de vitamina C, no solo se relaciona con un sistema inmunológico más fuerte y es clave en la prevención de gripes, resfriados, enfermedades e infecciones. La vitamina C aumenta la absorción del hierro, el calcio y el fósforo y posee propiedades antioxidantes, de hecho gracias a su poderosa composición es clave para eliminar a los radicales libres que causan daños y enfermedades crónicas en el organismo. Las naranjas brillan por sus propiedades antivirales y antibacterianas, refuerzan la inmunidad y nos protegen de todo mal.

2. Contra el envejecimiento

Los antioxidantes en las naranjas ayudan a proteger la piel del daño de los radicales libres que se sabe que causan signos de envejecimiento. Se ha comprobado que una naranja al día, puede ser el complemento de belleza perfecto y se asocia con grandes bondades para lucir una piel suave, tersa y radiante. También son un magnífico aliado para combatir erupciones, arrugas y acné, gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Además los aceites naturales de las naranjas ayudan a hidratar la piel, proporcionando una piel de aspecto más suave y saludable durante más tiempo. Los antioxidantes que se encuentran en las naranjas ralentizar la producción de arrugas y así detienen el envejecimiento prematuro. De hecho el simple hábito de una naranja al día puede ayudarte a lucir joven incluso a los 50 años de edad. 

3. Regulan la presión arterial

Las naranjas, al ser ricas en vitamina B6, ayudan a mantener la producción de hemoglobina y también ayudan a mantener bajo control la presión arterial debido a la presencia de magnesio y potasio. Por lo tanto estos elementos que se distinguen en su composición nutricional también funcionan como un grandioso protector del sistema cardiovascular. 

4. Reducen el colesterol

Las naranjas son muy ricas en un tipo de fibra, llamada pectina que ayuda a bajar los niveles de colesterol en la sangre. De hecho se cuenta con diversas referencias científicas que avalan sus beneficios, tal es el caso de este estudio, realizado a partir de compuestos aislados de la corteza de la naranja flavonas polimetoxiladas. Los resultados fueron sorprendentes ya que se comprobó que esta sustancia interviene positivamente en la reducción del colesterol LDL, inclusive más que algunos de los fármacos prescritos para ello, con la ventaja de que no presentan efectos secundarios.

5. Pocas calorías, mucha nutrición

Las naranjas son bajas en calorías y están cargadas de poderosos nutrientes. Una naranja de tamaño mediano contiene:

  • 60 calorías
  • 3 gramos de fibra
  • 1 gramo de proteína
  • 14 microgramos de vitamina A
  • 70 miligramos de vitamina C
  • 6% de la cantidad diaria recomendada de calcio
  • 237 miligramos de potasio
  • 15,4 gramos de carbohidratos
  • No contienen grasas, ni sodio

De tal modo que su bajo contenido calórico, hace completa justicia con su extraordinario aporte en nutrientes y es por ello que resultan un gran aliado para beneficiar el adelgazamiento. También brillan por su elevado contenido en agua, que es prácticamente el 87% de su composición, por lo tanto son sumamente hidratantes y en conjunto con su riqueza en minerales, se asocian con grandes cualidades para depurar al organismo. 

6. Controlan el nivel de azúcar en sangre

La fibra en las naranjas ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control, lo que hace que las naranjas sean un bocadillo saludable para las personas con diabetes. Además, las naranjas tienen azúcares simples; es decir el azúcar natural de la fruta en las naranjas, la fructosa, puede ayudar a evitar que los niveles de azúcar en sangre aumenten demasiado después de comer. Las naranjas son portadoras de un índice glucémico bajo (40) y normalmente los alimentos que caen por debajo de 50 se consideran bajos en azúcar. Es bien sabido que un buen control en los niveles de glucosa, es un aspecto clave en el control del peso corporal, otra manera en la que benefician la pérdida de peso. 

7. Promueven la buena digestión y están repletas de fibra

Las naranjas son una de las frutas que más se asocian con el bienestar digestivo, ya que tienen el poder de actuar como un regulador estomacal e intestinal. Asimismo, resultan carminativas en quienes son propensos a padecer gases, hinchazón abdominal y flatulencias. Otra de sus grandes cualidades es que las naranjas están cargadas de fibra, que no solo beneficia la salud de la flora intestinal y actúa como un suave laxante que promueve la óptima evacuación intestinal necesaria para una eficaz pérdida de peso. La fibra las vuelve altamente saciantes, de tal modo que son la colación perfecta para suprimir el apetito y evitar comer en exceso. 

8. Benefician la pérdida de peso

Según un estudio de 2020, la vitamina C que se encuentra en las naranjas puede ayudar a prevenir y controlar la obesidad. Además, se ha comprobado que y promover el control glucémico mientras aumenta el proceso de quema de grasa en el cuerpo. Por último, pero no menos importante, las naranjas son naturalmente dulces de tal modo que son consideradas un complemento perfecto en las pautas enfocadas en pérdida de peso, ya que ayudan a combatir los antojos por alimentos dulces y azucarados.