Marjorie Taylor Greene enfrenta serios problemas en la Cámara por defender a Trump y teorías conspiratorias

Los republicanos analizan el futuro político de la representante y los demócratas la echarían de comités

La republicana Marjorie Taylor Greene.
La republicana Marjorie Taylor Greene.
Foto: Erin Scott-Pool / Getty Images

El mayor reto de la representante Marjorie Taylor Greene (Georgia) no son sus proyectos para sus representados, sino su propia permanencia en la Cámara.

Esto debido a que demócratas votarán para echarla de comités de los que forma parte, debido a su apoyo a teorías de conspiración como QAnon y el “fraude electoral” reclamado por el expresidente Donald Trump.

Adicional a ese movimiento, la Conferencia Republicana también analiza cuál será el futuro político de Greene, a quien algunos de sus colegas de partido consideran que sigue “ideas locas”.

Los republicanos también pretenden remover a Liz Cheney (Wyomingy), quien votó a favor del juicio político del expresidente Trump.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (California), está bajo presión para tomar una decisión sobre Cheney y Greene.

Greene ha desatado polémica desde que llegó a la Cámara el 3 de enero con su máscara facial que decía “Trump Ganó”.

La representante tuvo hace unos días un diálogo telefónico con el expresidente Trump, quien le expresó su apoyo.

Algunos republicanos están pidiendo a los demócratas remover de comités a Ilhan Omar (Minnesota) como parte de la “revancha” en contra de Greene.

Omar es acusada por expresiones antisemitas y Green ahora señala a la demócrata por otra teoría conspiratoria, al supuestamente haberse casado con su hermano.

Greene también es conocida por presentar el artículo para un juicio político a Joe Biden, algo que no ha prosperado en la Cámara.