Presos en EE.UU. enfrentan mayores trabas para recibir segundo cheque de estímulo del IRS

Muchos de los pagos fueron enviados mediante tarjeta de débito prepagada o "EIP Card", pero los reclusos no las pueden utilizar

Los presos en EE.UU. ya no son excluidos de las leyes de estímulo por coronavirus.
Los presos en EE.UU. ya no son excluidos de las leyes de estímulo por coronavirus.
Foto: Impremedia

Los beneficiarios del cheque de estímulo que se encuentran encarcelados en prisiones de Estados Unidos enfrentan complicaciones para utilizar los fondos, la mayoría de los que fueron enviados mediante tarjeta de débito prepagada o “EIP Card”.

Un informe del medio KJZZ esta semana indica que el Departamento de Correcciones de Arizona es una de las entidades que no ha podido procesar los segundos pagos de estímulo a los presos debido a la forma en que se tramitó el pago.

El reporte cita el caso de una persona que recientemente habló con un pariente en la cárcel de Lewis, en Buckeye, y le dijo que ninguno de los cientos de los prisioneros en su unidad han tenido acceso al pago.

Varios otros familiares de confinados en cárceles estatales han contactado a la emisora pública de radio KJZZ en días recientes para denunciar el mismo problema.

Aparentemente, la solución al problema es que el dinero en plástico sea devuelto al Servicio de Rentas Internas (IRS) para procesar el pago en un cheque en papel. Los parientes de los reclusos deberán tratar de resolver cada caso con las autoridades.

Un portavoz del Departamento confirmó al medio que “muchos” otros estados experimentan el mismo problema. En Nuevo México y California también se han reportado casos de este tipo.

Bill Lamoreaux agregó: “Muchos presidiarios recibieron el primer cheque de la primera ronda de pagos de estímulo en cheques. Pero, la segunda ronda de pagos se hizo mediante tarjeta de débito. El IRS está al tanto que muchos departamentos estatales de Correcciones no pueden procesar las tarjetas de débito y ha indicado que trabaja en una solución, cuyo resultado es incierto”.

Una interpretación errónea de la ley CARES inicialmente excluyó del pago a la población carcelaria. Pero, una decisión en octubre de una jueza federal en California a raíz de una demanda de clase confirmó el derecho de estas personas de recibir los “Pagos de impacto económico”.

A raíz de la decisión, el IRS tuvo que ponerse al día para agilizar el desembolso de dinero a los prisioneros elegibles en el país luego de que, en principio, solicitara que los recipientes del dinero devolvieran los fondos ya desembolsados. Ahora, la situación con las EIP Cards representa otro problema para que este grupo reciba el incentivo federal.