Se queda en la A: Con una gigantesca presión encima, Colo-Colo logró mantener la categoría

En su última oportunidad, los chilenos salvaron su cupo

Pablo Solari celebra la anotación más importante del equipo en todo el año.
Pablo Solari celebra la anotación más importante del equipo en todo el año.
Foto: Benjamín Hernández / EFE

El Colo-Colo consiguió el objetivo en su última oportunidad: salvar la categoría y mantenerse en la primera división chilena.

Luego de agotar otras posibilidades, uno de los equipos con mayor tradición del país andino corría serio peligro de descender a la B, y para evitarlo, su única opción era derrotar a la Universidad de Concepción, y lo consiguió por la mínima diferencia de 1-0.

El panorama lucía oscuro para los albos, ya que llegaban al encuentro con 7 bajas, entre lesionados y suspendidos, pero al final eso no importó y el triunfo se los dio Pablo Solari, un jugador debutante que a los 20 minutos eludió a dos rivales en el área y remató cruzado a puerta, con lo que anotó su primer tanto como profesional y de inmediato se convirtió en el más importante del año para el club.

Después de esto, durante prácticamente el resto del encuentro Colo-Colo cedió la posesión al rival, que lució carente de ideas para penetrar la defensa y no hizo mayor daño. Cerca del final el mismo Solari, de 19 años de edad, tuvo en sus pies el 2-0, pero su remate se estrelló en el poste.

De esta manera, el conjunto albo, que nunca había estado en riesgo tan claro de descenso, “salvó” su peor campaña en 96 años de historia, logrando mantener la categoría al menos un año más.

Por otro lado, la derrota condenó a la Universidad de Concepción a jugar la próxima temporada en la B, junto con Deportes Iquique y Coquimbo Unido, los otros clubes descendidos.