5 razones por las que tomar té verde diario puede agregar años a tu vida, según la ciencia

Según la ciencia beber entre 3 y 5 tazas de té verde al día, es el más eficaz aliado para protegernos de enfermedades y mejorar la calidad de vida

5 razones por las que tomar té verde diario puede agregar años a tu vida, según la ciencia
El té verde es considerado la bebida más saludable del planeta. Protege la salud cardiovascular, es un buen aliado contra la diabetes y aumenta la esperanza de vida.
Foto: Shutterstock

El té verde se ha vuelto uno de los más fieles aliados de la buena salud. Lo cierto es que cada día contamos con más referencias científicas que avalan sus propiedades medicinales, el té verde es una bebida poderosa que contiene compuestos y moléculas que tienen interacciones beneficiosas en el organismo. No en vano existen cada vez más evidencias que comprueban los beneficios del té verde para ayudarnos a vivir más tiempo.

De tal manera que no resulta sorprendente saber que cada día se descubren nuevas formas en las que el té verde nos ayuda a mantenernos saludables. Numerosos estudios muestran que beber entre cinco y diez tazas al día, si bien para muchos puede ser una gran cantidad de té verde al día. En realidad es un hábito que disminuir significativamente el riesgo de padecer diversas enfermedades y no solo eso, beneficia la salud en múltiples aspectos. Sin embargo, existe la posibilidad de que beber demasiado té verde pueda causar algunos de los efectos negativos asociados con la ingesta excesiva de cafeína. 

Con base en lo anterior los especialistas recomiendan limitar el consumo diario de té verde entre tres y cinco tazas, los médicos y la ciencia la consideran la cantidad óptima. Descubre 5 maravillosas formas en las que beber té verde con regularidad puede potencialmente darte más años y calidad de vida. 

1. Podrás vencer el ataque de bacterias

La sociedad moderna esta demasiado acostumbrada a consumir antibióticos ante cualquier signo de enfermedad e infección. Lo cierto es que muchos antibióticos ya no son tan efectivos como antes, la ciencia ha comprobado que las bacterias, parásitos y virus han comenzado a desarrollar resistencia a ellos. Según información liberada en Harvard Health Publishing, estas cepas se conocen como “superbacterias”. Esto no quiere decir que los antibióticos no sirvan, simplemente las bacterias son cada vez más potentes. La buena noticia es que el hábito de beber té verde puede ser un gran aliado, según un estudio beber té verde mientras se toman antibióticos mejora significativamente las propiedades de los antibióticos y esto potencia la capacidad de matar a las bacterias que causan enfermedades. También se cuenta con un estudio más reciente del año 2019, publicado en el Journal of Medical Microbiology que reveló hallazgos similares.

2. Poderoso aliado de la salud cardiovascular 

Probablemente uno de los más populares beneficios del té verde, sean sus bondades para proteger la salud cardiovascular. Se sabe que su consumo regular disminuye el riesgo de padecer ataques cardíacos y enfermedades cardiovasculares. La ciencia cada día nos da más referencias al respecto, según un estudio basado en la participación de 40,000 adultos japoneses, encontró que aquellos que bebían más de cinco tazas de té verde al día tenían un 26% menos de riesgo de muerte por ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Otro dato maravilloso, es que las investigaciones revelan que en los casos de personas que previamente han tenido un ataque cardíaco o un derrame cerebral, el consumo regular de té verde se asocia con un riesgo reducido de muerte. También se cuenta con una investigación publicada en el Journal of Biological Chemistry que sugiere que un compuesto en el té verde tiene la capacidad de romper la acumulación de placa potencialmente peligrosa en los vasos sanguíneos, lo que a su vez reduce el riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

3. Ayuda a combatir enfermedades autoinmunes

El té verde es considerado la bebida más saludable del planeta y este título no es casualidad. Según un trabajo de investigación de la Universidad Estatal de Oregon un compuesto particular en el té verde llamado EGCG puede ayudar al cuerpo a combatir las enfermedades autoinmunes. Cabe mencionar que las enfermedades autoinmunes, como su nombre lo indica se presentan cuando la respuesta inmune del cuerpo falla y se ataca a sí mismo. Los investigadores de la universidad, avalan que hay ciertas células en el cuerpo que existen para controlar este tipo de respuesta, las cuales son llamadas células T reguladoras. Para mayor contexto, los cientificos descubrieron que EGCG tiene el potencial de aumentar la cantidad de células T reguladoras del cuerpo. Por lo tanto beber té verde si nos hará más fuertes ante ciertas enfermedades y claro, a esto debemos sumar otra larga lista de beneficios. 

4. Reduce el riesgo de muerte en personas con diabetes

Una de las enfermedades crónicas más recurrentes y peligrosas de la actualidad es la diabetes, que cada día toma más vidas a nivel mundial. La buena noticia es que el té verde podría ser de gran ayuda, se ha comprobado a través de un estudio observacional publicado en BMJ Open Diabetes Research & Care.que beber cuatro o más tazas de té verde al día reduce el riesgo de morir por cualquier causa en personas con diabetes tipo 2. Es importante mencionar que las personas con enfermedades crónicas y degenerativas, como es el caso particular de la diabetes son más propensas a una serie de problemas de salud graves, como enfermedades circulatorias, demencia, cáncer y fracturas óseas. El estudio encontró que los participantes que bebían una combinación de té verde y café tenían factores de riesgo de muerte significativamente más bajos. De hecho el  el riesgo más bajo se presentaba en quienes que bebían cuatro o más tazas de té verde y dos o más tazas de café al día. 

5. Puede prevenir el cáncer 

El té verde es una de las bebidas con mayor aporte en antioxidantes, sustancias que son consideradas los mejores amigos de la salud. No solo son clave para combatir a los radicales libres y con ello disminuir el estrés oxidativo, que se asocia con graves enfermedades. Se cuenta con diversas referencias que avalan los beneficios anticancerígenos del té verde. Los estudios demuestran que el té verde puede proteger contra el cáncer de próstata y de mama. Además, beber té verde podría aumentar los niveles de una proteína anticancerosa natural conocida como p53. De hecho se cuenta con un reciente estudio, encabezado por investigadores del Instituto Politécnico Rensselaer, en el cual se descubrió una interacción entre el compuesto EGCG en el té verde y la proteína p53, que uno de los investigadores llamó “posiblemente la proteína más importante en el cáncer humano”. Se cuenta con otra referencia, de un estudio publicado en el año 2018 en el cual se comprobaron los efectos del té verde combinados con otros tratamientos, como la quimioterapia, la radioterapia, la inmunoterapia, para potenciar el efecto clínico en pacientes con cáncer.