Padres latinos en la ciudad de Nueva York tienen dudas sobre vacunar a niños menores de 18 contra el COVID-19

Mientras continúan los ensayos clínicos sobre la vacuna en menores de 16 años, edad aprobada actualmente para recibir las dosis, hispanos no se muestran muy convencidos

Padres latinos en la ciudad de Nueva York tienen dudas sobre vacunar a niños menores de 18 contra el COVID-19
Rosa García junto a su nieto en el Alto Manhattan, quien se opone a que se vacune a menores de 18 años
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Este próximo jueves 25 de febrero se reabrirán las escuelas intermedias en la ciudad de Nueva York, y justo cuando se espera que unos 62,000 estudiantes inicien clases de manera presencial, padres de familia como Pedro Martínez, quien tiene a su hijo adolescente en una institución educativa de Washington Heights, no ocultan su preocupación ante la amenaza de contagios del COVID-19, que todavía sigue estando presente.

Y aunque la vacuna contra el COVID-19 para su niño de 15 años todavía no ha sido autorizada, ya que la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos) no ha aprobado ninguna dosis para personas menores de 16 años, el taxista confiesa que no ve con buenos ojos ese medicamento. Con mucho fervor, el latino asegura que incluso si llega a darse luz verde a la vacuna entre niños, o si su hijo quisiera ponérsela en el verano, cuando cumpla la edad requerida, como padre se opone a capa y espada, porque no siente confianza con la inmunización.

A mí me da miedo ponérmela yo, imagínense entonces cómo me siento pensando en ponérsela a mis hijos. Yo no lo voy a permitir, porque esa vacuna la hicieron de prisa y tengo muchas dudas”, comentó el inmigrante.

La misma postura tiene Rosa García, quien asegura que no está de acuerdo con que los adolescentes menores de 18 años de pongan la vacuna contra el coronavirus, y mucho menos que eventualmente se apruebe para niños, tras los ensayos clínicos que algunos laboratorios están adelantando.

Ay no. No estoy de acuerdo con vacunar a menores. Al niño yo no dejo que le pongan ninguna vacuna, no”, dijo con tono firme la abuela, mientras recogía a su nieto en una escuela en el Alto Manhattan.

Y es que entre padres latinos de la Gran Manzana parece haber todavía mucho escepticismo hacia la vacuna contra el COVID-19, y se divisa un creciente aumento de la oposición de adultos para que sus hijos se pongan la doble dosis cuando esté disponible para los niños. La tendencia es nacional.

Rosa García, junto a su nieto, se opone rotundamente a que se vacune contra el COVID a menores de 18 años

40% de padres no están seguro

Así lo deja ver un reciente reporte presentado por el Sindicato Nacional de Padres, que encontró en su última encuesta que el 40% de los padres no se compromete a vacunar a sus hijos: es decir que 4 de cada 10 papás tienen cuestionamientos sobre las vacunas cuando estén disponibles para niños.

El informe destacó que de esa cifra el 22% dijo que no vacunará a sus hijos y el 18% todavía no está seguro, debido entre otras razones a la incertidumbre sobre la seguridad de la vacuna, la creencia de que la vacuna se desarrolló demasiado rápido y la desconfianza con respecto a la información publicada sobre la inmunización.

A pesar de ello, el 47% consideró que se debería exigir a los maestros de las escuelas públicas que se vacunen.

“Hay una grave falta de confianza en este país que ahora se está desarrollando con la vacuna del COVID-19”, dijo Keri Rodrigues, cofundadora y presidenta del Sindicato Nacional de Padres. “La confianza del público en las instituciones sigue cayendo y la responsabilidad debe estar en nuestros líderes para hacer un mejor trabajo. La comunicación a lo largo de la pandemia ha sido una crisis por sí misma, por lo que no sorprende que los padres no estén convencidos de la seguridad de la vacuna“.

La activista mencionó que urge que haya mecanismos más efectivos para responder interrogantes, dudas y preocupaciones entre los padres de familia, y educar sobre la vacuna, pero debido a que por ahora las autoridades federales no han autorizado vacunas en niños menores de 16 años, el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York (DOE) no se ha referido a los temores de los padres de familia.

Miguel Rodríguez, padre de dos niños que estudian en escuelas de Washington Heights, apoya las vacunas en niños

Tras consultar al DOE sobre los planes que adelantarán para promover la vacunación entre estudiantes que califiquen para la vacuna, y para ayudar a mitigar las preocupaciones que rondan a padres de familia, Miranda Barbot, vocera del DOE dijo: “Es importante tener en cuenta que en este momento las vacunas no son elegibles para la mayoría de los niños en edad escolar”.

Las autoridades de Salud manifestaron que están a la espera de conocer los resultados de las pruebas de las farmacéuticas sobre las vacunas entre menores de edad, pero advirtieron que por ahora trabajan de la mano del DOE en las labores de vacunación que se están adelantando entre los miembros de las comunidad educativa que actualmente califican para tener el medicamento contra el COVID-19.

“Esperamos saber más sobre los ensayos clínicos de la vacuna del COVID que se están llevando a cabo actualmente para niños. Es demasiado pronto para comentar sobre la defensa de una vacuna que aún no ha completado estos ensayos y para la cual los niños aún no son elegibles en general”, dijo Pedro Frisneda, vocero del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York. “Pero en general apoyamos firmemente las vacunas seguras y efectivas y trabajamos en estrecha colaboración con el DOE en los esfuerzos de vacunación”.

Miguel Rodríguez, padre de dos niños que estudian en escuelas de Washington Heights, contrario a las inquietudes de otros adultos latinos de la Gran Manzana, se mostró a favor de vacunas a sus hijos y pidió que se avance en la inmunización para niños.

Actualmente por regulaciones de la FDA, la vacuna del Covid-19 no está autorizada en menores de 16 años

“Esto es un asunto de salud y de estar tranquilos con una enfermedad que ha matado a muchas personas. Creo que la vacuna es la herramienta necesaria para estar sanos y como padres debemos hacer que los niños de 16 que ya pueden vacunarse lo hagan y esperar a que pronto aprueben la vacuna para el resto de niños y ponérsela”, dijo el padre mexicano. “Es un asunto de responsabilidad y en las escuelas deben promover que los niños que ya pueden, se vacunen para que no contagien a otros”.

Cifras de estudiantes y las vacunas: