Cuándo es mejor consumir la fruta, ¿antes o después de la comida?

La fruta, ¿antes o después de comer? Los expertos responden en qué momento es mejor para la salud, la digestión y para bajar de peso

Cuándo es mejor consumir la fruta, ¿antes o después de la comida?
Las frutas son ricas en nutrientes, te aportan energía y te ayudan a prevenir enfermedades.
Foto: Pixabay / Pexels

Las frutas proporcionan vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y beneficios para la salud. Algunas personas se preguntan si hay un momento en el que las frutas resulten más favorecedoras, antes o después de la comida, así como si se deben evitar ciertas frutas como postre para no tener efectos negativos y controlar mejor el peso. Veremos qué dicen los expertos.

De acuerdo a Medical News Today, no hay evidencia científica que sugiera que comer fruta por la mañana o por la tarde cambie la forma en que la fruta afecta la salud de una persona. La fruta es un excelente postre, incluso para las personas con diabetes, comparte la Asociación Americana de Diabetes.

Hay quienes se preguntan si consumirla previo a la comida resulta contraproducente. Lo cierto es que los expertos nutricionistas también consideran que la fruta puede ser un excelente refrigerio rico en nutrientes que te puede dar energía y satisfacción (gracias a su fibra), para evitar bocadillos poco saludables entre comidas. Por lo que además es una aliada en el control de peso.

Las frutas ayudan a controlar el peso y a reducir el riesgo de enfermedades

Puedes consumir frutas antes, durante y después de tus comidas. Consumir frutas te ayuda a controlar tu peso. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que puedes perder peso si sustituyes los ingredientes con alto contenido calórico por frutas y verduras con pocas calorías.

El agua y la fibra de las frutas y verduras le añade volumen a tus platos, así que puedes comer la misma cantidad de alimentos y tener la sensación de estar lleno pero con menor cantidad de calorías.

El plato para comer sano de Harvard recomienda que la mitad de tu plato esté conformado por frutas y verduras. Una dieta rica en verduras y frutas puede reducir la presión arterial, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, prevenir algunos tipos de cáncer, reducir el riesgo de problemas oculares y digestivos y tener un efecto positivo sobre el azúcar en la sangre.

Las frutas facilitan la digestión

Foto: PxHere

La nutricionista María T. López dice que es falsa la creencia de que después de las comidas, la fruta fermenta en el estómago. En el estómago, todos los integrantes de la comida se mezclan con los jugos gástricos y después siguen el proceso digestivo juntos. A algunas personas con alteraciones digestivas les sienta mejor la fruta entre horas, pero por motivos distintos.

López señala que las frutas como la piña, la papaya y la manzana que facilitan la digestión.

También puedes comer fruta en la noche

Puedes comer fruta como parte de la cena, especialmente es mucho mejor que los alimentos procesados. Incluso algunas frutas te ayudan a conciliar el sueño. La Fundación Nacional del Sueño señala que las cerezas son ricas en la hormona melatonina, que controla los ciclos de sueño y vigilia, por lo que recomienda consumirlas en la noche. También comparte que el potasio y el magnesio en el plátano ayudan a relajar tus músculos y “te envían a la tierra de los sueños”.

Te puede interesar: