Cuatro razones por las que el tercer cheque de estímulo sería mucho más grande los anteriores

Más dinero por dependiente es uno de los elementos clave del nuevo paquete ante la consideración del Congreso

Cuatro razones por las que el tercer cheque de estímulo sería mucho más grande los anteriores
El tercer cheque de estímulo podría dejar más dinero que los anteriores en los bolsillos de los beneficiarios.
Foto: PAUL J. RICHARDS / AFP / Getty Images

Al menos cuatro razones podrían hacer que el cheque de estímulo que impulsa la Administración Biden como parte del paquete económico por coronavirus de $1.9 billones represente mucho más dinero para los beneficiarios en comparación con los dos anteriores.

Aumento en el monto base

Para empezar el monto base por persona es de $1,400, lo que incrementa en más del doble la cifra base de la segunda ronda, $600.

En ese sentido, el tercer cheque que se aproxima ha sido anunciado como un complemento a los $600 para llegar a la cifra de $2,000, aún cuando los demócratas más progresistas prefieren que el monto base del tercer cheque sea de $2,000 y no $1,400.

En la primera ronda bajo la ley CARES, la cantidad inicial era de $1,200.

De cualquier forma, la cifra contemplada en el paquete de estímulo ante la consideración del Congreso federal implica de entrada mucho más dinero si la persona es elegible por nivel de ingresos.

Créditos por dependientes

El segundo punto que hará más cuantioso el próximo “pago de impacto económico” son los créditos por dependientes. La ley que impulsa Joe Biden y su equipo dispone para $1,400 por cada dependiente sin importar la edad.

Las pasadas leyes habían establecido montos más bajos por dependientes y habían dejado fuera a los mayores de edad como estudiantes universitarios y adultos discapacitados. Pero, de aprobarse la propuesta actual, más personas caerían bajo esta categoría, lo que incrementaría el tamaño del tercer cheque para miles de recipientes.

En la primera ronda, solo los beneficiarios con dependientes menores de edad eran elegibles al crédito de $500 hasta un máximo de tres niños.

En la segunda ley, el crédito se amplió a $600 sin límite en la cantidad de dependientes menores por hogar.

Extensión de ayuda a matrimonios mixtos

Otro detalle que implica más dinero para las familias beneficiarias de las ayudas económicas por coronavirus aprobadas desde el Congreso es que los matrimonios mixtos, donde un conyugue es ciudadano y el otro no, recibirán los fondos.

Como parte de la primera ronda de pagos de $1,200 dólares- tanto la persona con documentación como la que no- fueron excluidas de la ayuda.

En la segunda ley, se incluyeron provisiones para que estadounidenses que presentaron una declaración de impuestos junto con un cónyuge que usa un número de identificación de contribuyente individual (ITIN), en lugar de un número de Seguro Social, sean acreedores de los fondos, y además puedan solicitar el cheque anterior de $1,200 más los créditos por dependientes.

Como parte de la tercera ronda, se espera que esa cláusula se mantenga.

Declaración de impuestos y baja en ingresos reportados

Un cuarto elemento que incrementaría la cantidad de dinero que reciba un contribuyente es una disminución en el nivel de ingresos en el 2020 como resultado de la pandemia.

Durante el año pasado, millones de estadounidenses perdieron sus empleos debido a la crisis económica por la COVID-19.

Lo anterior pudiera significar no solo un reembolso más generoso al momento de declarar impuestos, sino la posibilidad de que, incluso, quienes no eran elegibles a los primeros pagos de estímulo ahora lo sean si sus ingresos reflejaron una baja en el 2020.

La propuesta de ley que manejan los demócratas establece que, inicialmente, el Servicio de Rentas Internas (IRS) examinará elegibilidad y monto del pago con base en las declaraciones de impuestos del 2019 y del 2020 o la más reciente disponible.