Cuáles son las primeras pruebas médicas de un recién nacido

El bebé es sometido a algunas pruebas de rutina para determinar su estado de salud apenas llega el mundo

Cuáles son las primeras pruebas médicas de un recién nacido
Es importante conocer todo lo que implica el cuidado de un bebé recién nacido.
Foto: Shutterstock

El nacimiento del bebé en el hospital es seguido por una serie de pruebas importantes para el bienestar y cuidados de un bebé recién nacido. Según Webconsultas, las pruebas determinan su estado de salud y si hay algún problema que requiera de atención médica.

Hay pruebas que se realizan en la sala de partos y que brindan resultados inmediatos. No obstante, otras deben realizarse en un espacio separado, lo que involucra el distanciamiento temporal del bebé respecto a su madre.

Pruebas en la sala de partos

Los siguientes son exámenes que se realizan en la misma sala de partos donde ocurre el alumbramiento. Generalmente los profesionales que estuvieron en el parto se encargan de ellas, pero, si el caso lo requiere, el pediatra también se puede involucrar.

Test de Apgar

Es una rápida y exhaustiva evaluación de la salud del bebé apenas llega al mundo. Esta prueba evalúa cinco aspectos: frecuencia cardíaca, esfuerzo respiratorio, reflejos, tono muscular y color de piel.

Cada ítem se evalúa de 0 a 2 puntos, siendo la puntuación máxima general de 10. Se realiza al minuto y a los cinco minutos de vida, pero si ha habido algún problema que requiera de atención médica, los ítems se evalúan de nuevo a los 10 minutos.

Pinzamiento del cordón umbilical y extracción de sangre

Las recomendaciones actuales sugieren pinzar el cordón umbilical apenas deje de latir, que suele ocurrir al minuto de vida. Después de esto, se usa una pequeña jeringa para extraer un poco de sangre del bebé.

Con esto se sabe el grupo sanguíneo del bebé y su factor Rh. La muestra se usa también para realizar el test de Coombs, que permite establecer si entre la madre y su hijo hay una incompatibilidad sanguínea.

Recién nacido
Hay pruebas que se le hacen a los recién nacidos y que son muy importantes. Fuente: Shutterstock

Pruebas en sala de maternidad

Estas pruebas son realizadas por el personal sanitario del hospital en una sala de maternidad contigua. Generalmente se permite el acceso del padre durante esta estancia a fin de minimizar su separación respecto al bebé.

Otoemisiones acústicas

Es un método para detectar hipoacusia en el bebé. Es un cribado universal de la audición que ayuda detectar la sordera de manera temprana con el objetivo de tratarla con la mayor prontitud posible a raíz de que ella no suele evidenciarse hasta el año de vida.

A veces, la prueba que se realiza en el hospital no es concluyente, razón por la que los padres son citados al hospital unos días después del parto para volver a evaluar al bebé.

Pruebas metabólicas

Estas pruebas utilizan una gota de sangre del bebé para la detección de enfermedades congénitas, metabólicas o endocrinológicas poco frecuentes, y cuyo diagnóstico es más favorable entre más temprano sea.

La sangre se extrae del talón del bebé y se transfiere a un papel especial llamado Papel de Guthrie, y de allí se remite al laboratorio para su posterior análisis.

Es bastante raro que la estancia de un bebé en el hospital deba prolongarse a raíz de estas pruebas. Sin embargo, si eso ocurre, se debe a que ellas han detectado una deficiencia o debilidad que amerite que el niño se quede por un mayor periodo de tiempo.

También te puede interesar:

7 consejos ante la aparición del primer diente de tu bebé

5 consejos de seguridad para elegir la mejor silla de bebé para tu auto

Coronavirus: los desafíos de los primeros años de vida en confinamiento

Bebé sentado o caminando qué debe comer