El lado oculto de Emma Coronel, esposa de “El Chapo” Guzmán: armas de alto calibre y casinos

La mexicana fue detenida este lunes en el aeropuerto de Virginia bajo acusaciones de ayudar a su convicto esposo en el negocio del narcotráfico

El lado oculto de Emma Coronel, esposa de “El Chapo” Guzmán: armas de alto calibre y casinos
Emma Coronel es una figura indescifrable para muchos.
Foto: HECTOR RETAMAL / AFP / Getty Images

Juan Cooper – Noticias Telemundo Investiga 

La supuesta vida criminal de Emma Coronel Aispuro era un misterio. Aunque el FBI le seguía la pista desde el arresto de su marido Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, en 2014 en Mazatlán, Sinaloa, México, su participación dentro de la estructura del cártel no era muy clara. Tampoco se sabía de su afición por las armas de fuego.

A Emma Coronel le gusta liberar su estrés disparando armas de gran calibre, como muestran algunos videos obtenidos por Noticias Telemundo Investiga.

Durante el juicio a su marido, Joaquín “El Chapo” Guzmán, frecuentó un establecimiento de tiro en Nueva Jersey, entre diciembre de 2018 y enero de 2019, según confirmaron fuentes de la familia Guzmán a Noticias Telemundo Investiga.

[Esta carta de ‘El Chapo’ sirvió para desencadenar el arresto de Coronel]

Desde que era niña, Emma Coronel creció rodeada de armas. Su padre, Inés Coronel, cultivaba marihuana en las montañas de Durango, en el Triángulo Dorado, zona conocida en México por la producción de drogas para el Cártel de Sinaloa. Actualmente su padre cumple una condena de diez años de prisión en México por tráfico de marihuana.

“Emma Coronel nació en el mundo del narco, su tío era Nacho Coronel, una persona importante dentro del Cártel de Sinaloa, y luego su cónyuge es ‘El Chapo’ Guzmán. Pero su caso ha trascendido porque evidentemente hay una colaboración proactiva y determinante, incluso en la toma de decisiones importantes dentro de la organización criminal”, asegura el mexicano Erubiel Tirado, analista de seguridad.

Según la acusación de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, en inglés), la esposa de Joaquín El Chapo Guzmán no era ajena al negocio de la droga. Así lo aseguraron dos testigos del gobierno de los Estados Unidos que fueron miembros del Cártel de Sinaloa.

Uno de ellos, según confirmó a Noticias Telemundo Investiga una fuente de la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA, en inglés), es Dámaso López Núñez, alias El Licenciado, quien asegura haber recibido órdenes de Emma Coronel mientras su marido estaba recluido en el penal del Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

De acuerdo con la acusación criminal contra Coronel, ella servía como puente para pasar las órdenes de su marido a distintos operadores del Cártel de Sinaloa. El FBI asegura también que Coronel fue uno de los cerebros detrás de la fuga de El Chapo Guzmán de la prisión del Altiplano en julio de 2015.

[Estas son las acusaciones contra Emma Coronel que surgieron en el juicio de ‘El Chapo’]

De hecho, su hermano Edgar Guzmán Aispuro, fue sentenciado a 10 años de prisión en México por coordinar dicha fuga.

Empresaria en un casino

La vida de Emma Coronel no se limita al papel de la esposa leal o de la cómplice de los crímenes que le atribuye el FBI. Emma Coronel también tuvo una faceta de empresaria.

“Hemos visto que ella también ha tenido la intención de tener una identidad propia, como a la hora de crear una marca de ropa o de ser empresaria. Sin embargo, no sabemos si era una coartada más con la intención era distanciarse de las actividades del cártel o una manera distinta de abordar los negocios ilícitos. La realidad es que hoy día está detenida en los Estados Unidos”, asegura Tirado.

Según ha sabido Noticias Telemundo Investiga, en 2018 fue propietaria del Casino Ríos en Durango, que operó durante algunos meses y luego fue clausurado sin ninguna explicación. En las imágenes de la inauguración del casino, Emma aparece con sus hijas, amigos y familiares, como su hermana Claudia, una de sus personas de confianza.