El alimento número 1 para combatir el estreñimiento y bajar de peso saludablemente

La calidad de los alimentos que consumimos es clave para combatir el estreñimiento. Las semillas de chía, rebosan en propiedades para acelerar el tránsito intestinal y frenar la inflamación

Las semillas de chía son consideradas uno de los super-alimentos con mayor contenido en antioxidantes, fibra y ácidos grasos Omega-3.
Las semillas de chía son consideradas uno de los super-alimentos con mayor contenido en antioxidantes, fibra y ácidos grasos Omega-3.
Foto: Foto de Polina Kovaleva en Pexels / Pexels

La salud digestiva e intestinal se relaciona con aspectos fundamentales en el óptimo funcionamiento del organismo. Una de las principales y más directas conexiones se asocia con el sistema inmunológico y la prevención de enfermedades, sin embargo existe un aspecto más evidente: el estreñimiento, su papel en la salud y pérdida de peso. Lo cierto es que todos en algún momento hemos experimentado la incómoda y dolorosa sensación de “estar estreñido” y si bien puede ser una afección pasajera, en muchas ocasiones puede volverse crónica y afectar la salud en todo nivel.

El estreñimiento se caracteriza por tener menos de tres deposiciones a la semana. Sin embargo, también puede involucrar otros síntomas desagradables, como incomodidad cuando al evacuar, distensión abdominal y dolor debido a que las heces están duras, secas y difíciles de expulsar. La buena noticia es que diversos nutricionistas y médicos especialistas, coinciden en que el secreto para combatir el estreñimiento radica en el estilo de vida, las costumbres y la alimentación. De tal modo que antes de recurrir a medicamentos que a la larga terminan siendo contraproducentes, la mejor recomendación es optar por realizar cambios en la dieta y los hábitos cotidianos. 

Recientemente ha salido a la luz una estrategia bastante infalible y eficaz, para ayudar a las personas a aliviar sus problemas estreñimiento, sentirse mucho mejor y más ligeros en pocos días ¿El secreto? Semillas de chía. 

La semillas de chía únicamente son diminutas de tamaño, pues sus propiedades nutricionales y medicinales son inmensas. Son un alimento muy potente que no debe de faltar en toda dieta equilibrada, enfocada en mejorar la digestión y por supuesto en la pérdida de peso. Se caracterizan por ser un extraordinario complemento vegetal en la alimentación y brillan por su contenido en nutrientes esenciales, como los ácidos grasos omega-3 y también representan una magnífica fuente de minerales como el calcio, magnesio y boro. Uno de los aspectos más destacados de su composición nutricional y que se relaciona directamente con sus beneficios para combatir el estreñimiento, radica en su alto contenido en fibra tanto soluble como insoluble. Ambos tipos de fibra se asocian con grandes cualidades para bajar de peso, ya que proporcionan saciedad y nos ayudan a evitar comer en exceso. 

Sin embargo contienen el tipo de fibra que es especialmente útil cuando no podemos ir al baño: fibra soluble. La fibra soluble es del tipo que absorbe agua, es por ello que las semillas de chía tienden a hincharse y adquieren una consistencia gelatinosa cuando se sumergen en agua. Aunque el estreñimiento puede suceder por diversos factores, la deshidratación suele ser una de las causas más recurrentes. Estar deshidratados, significa que no hay suficiente agua en el sistema gastrointestinal, lo que hace que las heces se endurezcan y ralenticen seriamente el movimiento intestinal. Por lo tanto la gran ventaja de consumir alimentos que la contengan, es que la fibra soluble llena de agua al sistema y ayuda a aflojar todos los desechos acumulados. 

Claro que las semillas de chía no son la única fuente de fibra soluble, también se encuentra en alimentos como la avena, panes y pastas integrales. Sin embargo las semillas de chía llaman la atención por ser muy fáciles de consumir, son muy accesibles y versátiles de tal modo que pueden vivir bien en un jugo, agua o licuado y también en ensaladas, guisados y pudines.

A la vez su contenido en fibra es incomparable: dos cucharadas de semillas de chía aportan 7 gramos de fibra, la mayor parte de la cual es soluble. Para obtener esta cantidad de fibra, necesitarías comer 2 tazas de avena cocida, 4 rebanadas de pan integral o 2 tazas de pasta integral cocida.

¿Cuál es la mejor manera de comer semillas de chía contra en estreñimiento?

Para los días en que el estreñimiento no te deja vivir, sobre todo cuando has vivido situaciones muy estresantes, viajes y posibles cambios en la alimentación; los nutricionistas recomiendan una especial manera de consumir las semillas de chía. Lo único que tendrás que hacer es agregar las semillas de chía directamente en un recipiente o frasco (de preferencia de vidrio), con agua (al menos 16 onzas de inmediato y luego más). Permite que reposen un par de horas y consume un vaso grande, si bien puede no ser la más agradable sensación ¡Es uno de los remedios naturales más rápidos! Otra opción es agregar semillas de chía al agua de limón (1 cucharada de semillas de chía por cada taza de 8 onzas) y revolver durante unos 30 segundos hasta que adquieran esa consistencia gelatinosa. Es ideal para consumir a lo largo del día como agua de mesa y estimula muy positivamente al intestino, rápidamente te sentirás más ligero y menos inflamado. 

El mejor momento para consumir estas bebidas con semillas de chía es por la noche, para que puedan hacer su magia mientras dormimos ¡Al despertar notarás su poderoso efecto! Ahora bien, es probable que te preguntes cuál es la cantidad correcta de semillas de chía y lo primero que debes de saber es que: depende totalmente del nivel de estreñimiento y la velocidad a la que se mueve el sistema gastrointestinal de cada persona. Sin embargo una buena sugerencia es comenzar con 1 o 2 cucharadas y luego agregar como máximo 2 cucharadas adicionales más tarde, en caso de no obtener buenos resultados con la primer dosis. Un dato muy importante, como regla básica recuerda: cada vez que agregues más fibra a la dieta, también deberás beber más agua. 

Ahora ya lo sabes antes de recurrir a cualquier medicamento para combatir el estreñimiento, este básico de despensa puede salvarte de manera natural y sin causar dependencia. A la vez las semillas de chía son una magnífica adición dietética, son consideradas uno de los super-alimentos más valiosos en la actualidad y su consumo se asocia con una larga lista de propiedades medicinales adicionales. Mejoran la salud del corazón, son ideales para reducir el colesterol “malo” en sangre, evitan los picos de glucosa e insulina y son el perfecto complemento para potenciar la pérdida de peso. Por si fuera poco son ideales para integrar en dietas vegetarianas y aportan poderosos antioxidantes, que reducen el riesgo de padecer enfermedades crónicas.