El sacerdote jesuita y amigo cercano de Biden está bajo investigación

La congregación religiosa no detalla los motivos que "rompen con los protocolos" por los que indaga a Kevin O'Brien

El sacerdote Kevin O'Brien conoce a los Biden desde hace 15 años.
El sacerdote Kevin O'Brien conoce a los Biden desde hace 15 años.
Foto: Getty Images

Kevin O’Brien, sacerdote jesuita que presidió una misa inaugural para el presidente Joe Biden, está bajo investigación.

Las acusaciones no han sido especificadas por su congregación, pero como presidente de la Universidad de Santa Clara en el norte de California, según un comunicado de la junta directiva de la universidad, tuvo comportamientos inapropiados.

“Exhibió comportamientos en entornos de adultos, que consistían principalmente en conversaciones, que pueden ser inconsistentes con los protocolos y límites establecidos por los jesuitas”, según la declaración de John M. Sobrato, presidente de la junta.

O’Brien ofreció una misa en la Catedral de San Mateo el Apóstol, a la que acudieron la vicepresidenta Kamala Harris, sus familias y otros funcionarios electos.

El sacerdote conoce a la familia de Biden desde hace unos 15 años, según los reportes de cuando O’Brien acudió a Washington, D.C. Cuando se conocieron laboraba en la Universidad de Georgetown, otro colegio jesuita

Sobrato dijo que la universiad atiende las quejas que se presentan, sobre las cuales investiga.

O’Brien pidió licencia en su cargo y cooperará con la investigación independiente, la cual no tiene fecha de conclusión.

“Los jesuitas están sujetos a un código de conducta profesional y la provincia investiga las acusaciones que pueden violar o comprometer los límites establecidos”, dijo Tracey Primrose, portavoz de los jesuitas, a The Mercury News.