¿Es más fácil bajar de peso siguiendo una dieta basada en plantas?

Seguir una dieta basada en plantas, es una medida contundente para mejorar la salud en todo nivel. De manera específica diversos estudios han avalado sus beneficios para bajar de peso, es un método muy efectivo para acelerar el metabolismo y combatir la inflamación

Optar por una dieta basada en plantas mejora la esperanza de vida, es clave en la prevención de enfermedades y amigable con el medio ambiente.
Optar por una dieta basada en plantas mejora la esperanza de vida, es clave en la prevención de enfermedades y amigable con el medio ambiente.
Foto: Shutterstock

Todos queremos estar en un peso óptimo y vivir de manera más saludable. En los últimos meses la salud y su estrecha relación con la alimentación han sido el tema más candente y gracias a ello hemos descubierto nuevos caminos para mejorar nuestro estilo de vida. Es por ello que seguir una dieta basada en plantas ha sido la más fiel recomendación médica de los últimos tiempos. No es casualidad que sea el método alimenticio más recomendado hoy en día, seguir una dieta basada en plantas no solo es la más extraordinaria medida de salud a largo plazo ¡Es lo mejor para el medio ambiente! Las bondades de seguir una dieta basada en plantas son contundentes. Es uno de los métodos más efectivos para combatir la inflamación crónica, que se asocia con una larga lista de enfermedades degenerativas entre las que se destacan el sobrepeso, obesidad, diabetes, afecciones cardiovasculares e hipertensión. Además se sabe que es de gran ayuda para mejorar cualquier desequilibrio hormonal. También se ha comprobado que la dieta basada en plantas es un gran aliado de la salud mental y emocional, al grado que se relaciona con grandes resultados para combatir la depresión, ansiedad y estados de ánimo alterados.

Lo cierto es que seguir una dieta basada en plantas es una de las tendencias dietéticas más recomendadas para bajar de peso y mantenerlo a largo plazo. Si bien se relaciona con muchos beneficios, uno de los principales es que se trata de un estilo de vida que promueve regresarnos a seguir una alimentación natural, basada en abundantes alimentos de origen vegetal frescos y de temporada. El simple hecho de eliminar el consumo de alimentos procesados y productos que origen animal, es una medida determinante que no solo evitará el aumento de peso ¡Mejorará nuestra salud a todo nivel!

Las plantas son ricas en fibra. La fibra está presente en todos los alimentos vegetales sin procesar y comer más fibra abre la puerta a un estado de salud inmejorable. Es bien sabido que la fibra es uno de los nutrientes más importantes en la buena salud y pérdida de peso, es clave en el buen proceso digestivo y en la salud intestinal. También nos ayuda a proteger la salud cardíaca, a controlar el colesterol y estabilizar el azúcar en sangre, fortalece al sistema inmunológico y nos protege de enfermedades e infecciones. 

De manera particular, en los últimos meses han llamado la atención los beneficios de seguir una dieta basada en plantas por sus beneficios para promover el adelgazamiento de manera constante y sobre todo saludable. Y la razón principal, se relaciona con sus efectos sobre el metabolismo. Así lo sugiere un estudio reciente publicado en JAMA Network Open. Según los resultados de la investigación, cambiar a una dieta baja en grasas y basada en plantas impulsa lo suficiente al metabolismo del cuerpo para quemar el exceso de peso y grasa, incluso sin recurrir a rutinas de ejercicio vigoroso.

Los investigadores del Comité de Médicos por una Medicina Responsable (PCRM) se asociaron con el Dr. Kitt Petersen y el Dr. Gerald Shulman de la Universidad de Yale. En conjunto, llevaron a cabo una prueba de 16 semanas en la que los participantes adoptaron una dieta vegana baja en grasas. El equipo de investigadores buscaban entender el impacto total de seguir una dieta vegana baja en grasas ¿Podría mejorar el metabolismo, reducir la grasa visceral y ayudar a una pérdida de peso significativa?

¿En qué se baso el estudio? Inicialmente, 3,115 personas respondieron a los folletos distribuidos por el equipo de investigación. De estos, 244 cumplieron los criterios para participar en el estudio. Cabe mencionar que los participantes tenían sobrepeso, con índices de masa corporal que oscilaban entre 28 y 40, y tenían entre 25 y 75 años. Los investigadores dividieron aleatoriamente a los participantes del estudio en dos grupos. El primer grupo siguió una dieta vegana baja en grasas de 4 meses, comiendo frutas, verduras, legumbres y cereales en porciones comparables a las que consumían normalmente a la hora de las comidas. El segundo grupo, que funcionaba como grupo de control, no cambió sus hábitos alimentarios. Cabe mencionar que los miembros de ambos grupos redujeron su consumo diario de alcohol durante la duración del estudio. Las mujeres podían beber una sola bebida alcohólica al día, mientras que los hombres podían tomar hasta dos bebidas al día. Ninguno de los grupos comenzó una rutina de ejercicios.

Los hallazgos fueron significativos, al final del estudio, el grupo de dieta a base de plantas promedió un aumento del 18,7% en la quema de calorías después de las comidas. También concluyeron el estudio con una pérdida de peso promedio de aproximadamente 14 libras (lb). Además, el grupo de dieta vegana experimentó una disminución de la resistencia a la insulina y una reducción de la grasa corporal. Este grupo experimentó una pérdida significativa de grasa visceral, el tipo de grasa más perjudicial que se almacena alrededor de los órganos internos. Por el contrario, el grupo de control no experimentó una pérdida significativa de peso ni una reducción de la grasa corporal.Todas estas revelaciones científicas nos llevan a la conclusión sobre el impacto que tiene seguir una dieta vegana baja en grasas: es un método medible para bajar de peso y ganar salud. Es actualmente considerado el estilo de alimentación más sano y sostenible. para combatir el sobrepeso y la obesidad.

Ahora ya lo sabes: nunca es tarde para cambiar el camino y tomar mejores decisiones para nuestra salud física, mental y emocional. Seguir una dieta basada en plantas alarga la esperanza de vida, nos llena de energía y vitalidad, y es lo mejor que podemos hacer para cuidar al medio ambiente.

Te puede interesar: