Alertan que extensos retrasos en las línea F y C del Subway de NYC pueden continuar el resto del año

Sindicatos de trabajadores y funcionarios electos de la Gran Manzana temen que el aumento de pasajeros tras reapertura económica abarrote aun más los trenes y plataformas

Usuarios frecuentes como la salvadoreña Patricia Avendaño son testigos de los retrasos.
Usuarios frecuentes como la salvadoreña Patricia Avendaño son testigos de los retrasos.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Si usted es un viajero frecuente de las líneas C y F del Subway, lo más probable es que haya percibido que necesita más tiempo para llegar a sus destinos.

Pero como denuncian líderes electos de la Gran Manzana y el Sindicato de Trabajadores de Tránsito (TWU), esas demoras podrían ser más extensas, ya que la Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA) tiene en sus planes mantener los recortes en el servicio en estas rutas, a pesar que el número de pasajeros tiende a aumentar, mientras la ciudad intenta recuperarse de la pandemia.

“Apoyamos las acciones legales de TWU, para revertir todos los cortes de servicio realizados el verano pasado en estas líneas por la pandemia. El número de pasajeros ha crecido. Entonces la pregunta es cómo se puede mantener la distancia social con tan pocos vagones operando“, reclamó este martes el presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams en una demostración en frente de la estación W4 en el Bajo Manhattan, acompañado por concejales, líderes sindicales y comités de usuarios.

Esta acción de presión contra la MTA,  se produce luego que líderes sindicales de TWU, interpusieron ante la corte una demanda para lograr una orden de restricción temporal al plan de mantener en el resto del año las limitaciones en el servicio. Lo que muchos temen traerá un aumento en el hacinamiento en las plataformas y en los vagones.

En consecuencia, un juez falló a favor de este sindicato ordenando a la autoridad de transporte posponer dos semanas cualquier decisión de su junta directiva relativas a modificaciones operativas en las líneas C y F que sean permanentes. Mientras, se esperan otras acciones legales.

“Este es otro avance positivo, mientras tanto, proporciona una medida de alivio para nuestros equipos. Si finalmente tenemos éxito, esperamos una restauración de servicio completo”, aseveró Eric Loegel, vicepresidente de esta unión de transportistas.

Eric Adams y funcionarios electos de NYC se unen a la acción judicial sindical. (Foto: F. Martínez)

Los viajeros suben

Hay otra realidad circulando en los “rieles” de la ciudad: el pasado 12 de marzo la agencia de transporte confirmó la mayor cantidad de viajeros en un solo día desde que se declaró la emergencia de salud pública la pasada primavera. Y todo indica que seguirán creciendo, a medida que se siguen despejando las restricciones económicas.

“La MTA nos recuerda constantemente que su principal prioridad ha sido mantener seguros a los pasajeros. Las plataformas del metro abarrotadas solo pondrán en peligro la salud a los usuarios y a los trabajadores. Esperamos trabajar con los funcionarios electos y mis colegas en el Concejo para asegurarnos que recuperaremos el servicio de forma segura”, explicó Ydanis Rodríguez, presidente del Comité de Transporte de la Cámara Municipal.

Los recortes comenzaron en enero de 2020 cuando se retiró del servicio una flota completa de los nuevos vagones R179 debido a un mal funcionamiento de sus puertas. Estas unidades sirven principalmente a las líneas A y C, y su ausencia requirió que algunos trenes que sirven a la línea F se movieran, detallaron portavoces de TWU, quienes también señalan una disminución en las horas de trabajo de la fuerza laboral que pone andar al sistema.

Asi mismo reportan que cuando se restauró el servicio del Subway de otras líneas durante el pasado verano, los cortes en las líneas C y F se mantuvieron, después de que todas las unidades R179 fueron retiradas del servicio en junio.

Alejandro Arroyo: se va el frío y la gente no quiere estar más encerrada. (Foto: F. Martínez)

Más gente, menos trenes…

El malestar de viajeros como la salvadoreña Patricia Avendaño es evidente. La inmigrante asegura que por sus actividades diarias debe moverse entre los cinco condados de manera frecuente. Y esa travesía suele ser más complicada al paso de los días.

“La espera pareciera más larga, no solo en el C y el F, en casi todos. Hay trenes que a veces se demoran hasta 18 y 20 minutos en llegar. Nosotros los de la clase trabajadora, que también pagamos miles en impuestos, somos los que tenemos que soportar esos vagones llenos de gente, como si no existiera un virus todavía rodando”, reaccionó Avendaño.

El puertorriqueño Alejandro Arroyo narra que vive en la Avenida Church de Brooklyn y que el servicio del tren F es verdaderamente “vital” para quienes trabajan en Manhattan o Queens y viceversa.

“Fíjate ya se va el frío. La gente está cansada de estar encerrada. Viene más movimiento de personas que querrán ir a las playas de Coney Island cuando las abran. Hay menos trenes, hay más gente, sumas y la cuenta te da más riesgo”, dijo Arroyo.

MTA: menos del 70% de pasajeros

Un vocero de la MTA, Ken Lovett, aclaró a medios locales que el servicio C y F se redujo hace casi un año durante el tiempo en que apenas se ofrecía el servicio esencial, pero nunca se normalizó por completo, debido a que el número de pasajeros era muy bajo.

“Debemos aclarar que en general el tránsito de viajeros todavía está un 70% por debajo de los niveles prepandémicos. Y todavía estamos lidiando con la crisis de COVID-19 y su gran impacto en nuestra fuerza laboral y presupuesto”, puntualizó.

Un análisis de McKinsey & Company encargado por la agencia de transporte descubrió que el número de usuarios podría llegar a alcanzar entre el 80 y el 92 por ciento promedio que tenía antes del COVID-19, solo a finales de 2024.

“Como hemos dicho, nada ha cambiado para los clientes de las líneas C y F desde hace casi un año, y seguimos prestando el 80% del servicio para aproximadamente el 30% del número de pasajeros antes de la crisis de salud”, aclaró la semana pasada, Abbey Collins, otra portavoz de MTA.

En detalle: Tren C y F

  • 45 estaciones recorre la línea F del Subway entre Jamaica y 179 ST (Queens), pasando por el centro y el Bajo Manhattan hasta Coney Island en Brooklyn. (Y viceversa)
  • 4 minutos eran en promedio los tiempos de espera en la línea F, pero los sindicatos señalan que ahora son más de 8 minutos.
  • 42 estaciones sirve la línea C del tren neoyorquino entre la estación 168 ST en el Alto Manhattan y Euclid Avenue en Brooklyn.
  • 12 minutos podría ser actualmente el promedio de espera entre los trenes de esta ruta, antes eran 8 minutos.