Cuál es el peor pan para tratar de bajar de peso

Hay un tipo de pan que no solo contribuye al aumento de peso, también aumenta el riesgo de padecer enfermedades crónicas; sin embargo, hay opciones de pan que pueden formar parte de una dieta saludable

Cuál es el peor pan para tratar de bajar de peso
Además de azúcar agregado, muchos panes, incluso integrales, pueden tener un alto contenido en sodio.
Foto: Marianna OLE / Pexels

El pan es un alimento básico, accesible y práctico. Hay muchos tipos de pan, algunos son más nutritivos que otros y de igual manera, hay opciones que resultan muy poco saludables que tienen efectos negativos en tu cuerpo, actectan tu control de peso y favorecen la obesidad.

El principal nutriente en el pan son los carbohidratos, una parte importante de una dieta saludable. Los carbohidratos proporcionan al cuerpo glucosa que convierte en energía que usa para funciones corporales y la actividad física. La Fuente de Nutrición de Harvard señala que la calidad de los carbohidratos es muy importante.

Mejores carbohidratos

Las fuentes más saludables de carbohidratos son los cereales integrales, verduras, frutas y frijoles sin procesar o mínimamente procesados; estos alimentos proporcionan vitaminas, minerales, fibra y una gran cantidad de fitonutrientes importantes.

Cuál es el peor pan

pan blanco
Foto: Anthony Shkraba/Pexels

Los peores panes para tu salud son el pan blanco, pasteles y otros panes elaborados con harina refinada. Estos artículos contienen carbohidratos de fácil digestión que pueden contribuir al aumento de peso, interferir con la pérdida de peso, promover la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Los productos elaborados con harina refinada tienen una textura más ligera y esponjosa e incluso pueden tener una vida más larga. Pero al refinarse el trigo se elimina prácticamente toda la fibra, además de buena parte de las vitaminas y minerales.

Aunque algunos nutrientes pueden volver a agregarse mediante la fortificación, otros componentes de los cereales integrales que promueven la salud, como los fitoquímicos, no se pueden reemplazar, según explica la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Aunado a que estan elaborados con harina refinada, muchos tipos de pan contienen azúcares añadidos u otros sustitutos con los que incluso algunos fabricantes pueden enmascarar la cantidad de azúcar en el producto y evitar colocarlo entre los primeros ingredientes. El exceso de azúcar promueve el aumento de peso.

El pan blanco y otros panes hechos de harina refinada aumentan rápidamente los niveles de azúcar en sangre. Lo que con la posterior caída repentina se puede aumentar el deseo de más carbohidratos no saludables, comer en exceso y aumentar la ingesta calórica al final del día.

La Asociación Americana del Corazón también señala que aunque no lo parezca, el pan también puede aportar una gran cantidad de sodio. El alto consumo de sodio se asocia a la hipertensión, un mayor riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

¿Cómo elegir un pan saludable?

Elige un pan que tenga como primer ingrediente trigo integral, centeno integral o algún otro grano integral. Preferentemente que esté hecho solo con granos integrales, como el pan 100 por ciento de trigo integral. Que diga “con granos” no es suficiente.

Aun cuando se elige un pan integral, se debe consumir con moderación. Consumir más calorías de las que el cuerpo necesita dará lugar a un aumento de peso.

Un punto a considerar es que el pan de trigo integral también puede estar elaborado con harina finamente molida y un alto contenido de sodio, lo cual no es saludable.

Vigila el contenido de sodio en el pan. Considera que al consumir sal en otros alimentos, aumentas la ingesta de sodio. La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir menos de 2 gramos de sodio al día.

El comsumo de fibra es importante, ya que no solo ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en sangre, también ayuda a reducir el colesterol y a mover los desechos a través del tracto digestivo.

Te puede interesar: