Hispana muerta de un disparo en la cabeza en Utah “sabía demasiado” y asesinos buscaban callarla, según documentos judiciales

Seis hispanos fueron acusados por el asesinato de Conzuelo “Nicole” Solorio-Romero; antes de ser ultimada, la joven de 25 años acusó a sus captores de supuestamente haber matado a su marido

Imagen ilustrativa de un pistolero.
Imagen ilustrativa de un pistolero.
Foto: WolfBlur / Pixabay

La hispana que fue baleada fatalmente en Utah, Conzuelo “Nicole” Solorio-Romero, en un crimen que -hasta el momento- involucra a seis personas “sabía demasiado”, indican los documentos del caso citados por KSL.

Solorio-Romero fue sacada a la fuerza y a punta de pistola y navaja de su residencia en Kearns y baleada en la cabeza el 6 de febrero, según la información que manejan las autoridades.

Aunque han trascendido versiones de una deuda de dinero con una de las acusadas en el caso caso, Carolina Márquez, como móvil del crimen;  el argumento de que querían silenciarla también se discute en reportes de prensa.

Antes de que la víctima fuera ultimada en la vivienda de Márquez, de 38 años y dueña del negocio “Tacos El Caramelo”, otros de los acusados en el caso, Orlando Esiesa Tobar le habría cuestionado a Nicole sobre supuestas confidencias a las autoridades en relación con el arresto federal de uno de sus socios.

Mientras era cuestionada, la hispana negó haber suministrado información a la Policía sobre el arrestado. Sin embargo, archivos policiales confirman que el individuo por el que fue cuestionada “Nicole” se encuentra bajo custodia federal y es pariente de Carolina.

El preso, identificado como Antonio Márquez de 19 años, enfrenta acusaciones por posesión de armas.

Adicional,  Antonio Márquez enfrenta cargos en la Corte de Distrito Tercera desde julio por robo tras recibir propiedad robada. Carolina también había sido arrestada el 16 de diciembre como parte de una pesquisa por obstrucción a la justicia al negarse a cooperar con las autoridades que tenían una orden de arresto contra su pariente.

Nicole acusó a captores de matar a su marido

El reporte de KSL además indica que, mientras la joven permanecía sometida por sus captores, acusó a Tobar y a su compinche Jorge Rafael Medina-Reyes, como los responsables de matar a su esposo.

“(Tobar) manifestó que ella sabía mucho, y que ella no iba a abandonar el apartamento. Entonces (Tobar) movió su cabeza al lado de Nicole y Cristian Noé Morales-Gonzales le disparó a Nicole por la parte de atrás de la cabeza”, indica el documentación de presentación de cargos.

“Testigos escucharon a Tobar decir que tenían que dispararle por segunda vez a Nicole. Luego el cuerpo de Nicole fue visto por testigos envuelto en bolsas negras plásticas de basura que fueron cargadas hasta la parte trasera de un remolque unido a una camioneta pickup blanca. Ellos no la volvieron a ver más”, agregan los documentos citados por el mencionado medio.

Luego de que Solorio-Romero fue asesinada, el grupo fue a Tacos Mi Caramelo, donde Tobar llamó a Morales (alias “El Mecánico”) para que lo ayudara a disponer del cuerpo de la hispana.

Seis acusados por el crimen

Márquez y su hijo, Fernando Márquez, de 22, fueron acusados la semana pasada de asesinato, obstrucción a la justicia y secuestro agravado en relación con el crimen.

También se presentaron cargos contra Morales-Gonzales, de 26, e Iván Jesús Acosta, de 27, por abuso y profanación de un cadáver. Acosta y Morales también enfrentan cargos por obstrucción de la justicia.

Esiesa Tobar, de 29, y Medina-Reyes, de 21, fueron acusados el 23 de febrero bajo cargos de secuestro y asesinato agravado, así como obstrucción de la justicia.

Te puede interesar: