En NY aceleran y revisan planes ante la pandemia de salud mental que complica aún más el COVID-19

Concejo Municipal y el Defensor del Pueblo presionan a la Ciudad para que reinvente sus programas de atención a las comunidades más vulnerables y afectadas por el estrés financiero y el duelo

Depresión, ansiedad, abuso de sustancias, ideación suicida y toda una serie de problemas de salud mental ya eran “huéspedes comunes” en la ciudad de Nueva York. Ahora, luego de un año de pandemia y de devastación económica, no es difícil inferir que estos cuadros clínicos se multiplican exponencialmente y por ello líderes electos empiezan a presionar para que la Ciudad ofrezca más servicios de ayuda, particularmente a las comunidades de color, en los vecindarios más pobres.

Este martes, la concejal de Brooklyn, Farah Louis, presidente de la Comisión de Salud Mental y Adicciones del Concejo de la ciudad de Nueva York  lideró una sesión virtual para supervisar los planes que maneja la Gran Manzana para encarar el otro daño colateral de esta crisis.

“No es una novedad que la mayoría de los proveedores de salud no aceptan seguros públicos como Medicare para atender cuadros clínicos relacionados con salud mental. Esa dinámica aleja de oportunidades de servicios integrales para salvar vidas a miles de neoyorquinos de nuestras comunidades hispanas y afroamericanas que viven en un desierto. Con la crisis pandémica es momento de preguntarnos cómo estamos actuando como Ciudad”, subrayó Louis.

Datos oficiales destacan que uno de cada cinco hispanos residenciados en Nueva York no tiene seguro médico para atender patologías mentales o problemas emocionales, pero además está claramente definido la resistencia cultural de los latinos para buscar atención oportuna en estos casos.

El Concejo de NY exige acercar más programas sociales a los vecindarios vulnerables. (Foto: F. Martínez)

“No vemos nada concreto”

En esta jornada de revisión participó el Defensor del Pueblo, Jumaane Williams quien fue categórico al asegurar que la atención en esta “tragedia de salud mental” no está en la dirección correcta. Exigió que ahora que se realizan análisis presupuestarios se deben resolver estos desequilibrios.

“No requiere mayor análisis explicar que tenemos en las calles y en nuestros vecindarios a miles de enfermos mentales sin la disponibilidad de servicios sociales. 42 por ciento de los latinos y el 39 por ciento de los neoyorquinos negros informaron síntomas de ansiedad o depresión en octubre de 2020 en Nueva York”,puntualizó Williams.

Agregó que es difícil para las personas de color lidiar con la amenaza constante del virus, oportunidades laborales estables, costos crecientes y tantas otras preocupaciones.

La crisis de salud mental “incendiada” aún más la ciudad por la pandemia, es definida en este instante por los expertos como una especie de monstruo de mil cabezas. El rostro más visible son las centenares de personas que deambulan por las calles.

Durante las últimas semanas los espacios del Subway han registrado una serie de situaciones violentas protagonizadas por desamparados que pernoctan en ese sistema. Y que tienen como punto en común que sufren de cuadros complejos de salud mental.

Empujones a los rieles, agresiones verbales y hasta asesinatos en el sistema de transporte han sido titulares, sin pausa, en la prensa neoyorquina.

A mediados de febrero un hecho mostró el pico más alto de la gravedad de la otra pandemia, con la cual lidia la Gran Manzana: dos desamparados fueron asesinados con un cuchillo y otros dos resultaran gravemente heridos, por un mismo sospechoso con antecedentes psiquiátricos en menos de 14 horas, en la línea del tren A del Subway en el Alto Manhattan.

Coaliciones que defienden los derechos de los “sin techo” cuestionaron la poca respuesta al problema de fondo y siguen cuestionando la reacción de las autoridades de la Ciudad de enviar solo más policías.

La Alianza de Personas Sin Hogar emitió un comunicado en el cual puntualizó que “mientras los neoyorquinos buscan respuestas a la raíz de esta tragedia, y la Ciudad ha anunciado el despliegue de efectivos en el sistema de metro, debemos preguntarnos si las respuestas anteriores de mayor presencia policial han funcionado”.

En la misiva pública de esta organización, se urge la presencia de profesionales capacitados en salud mental para apoyar a las personas con necesidades crónicas de salud mental y se encuentran sin hogar.

Cada esquina de la Gran Manzana da cuenta del abismal drama de los extremos problemas de salud mental. (Foto: F. Martínez)

Stress financiero y dolor

Pero más allá del problema evidente, en casi cada cuadra de la ciudad de los rascacielos, especialmente en el centro de Manhattan, la comisión liderada por la concejal Louis, advierte que es hora de poner en el tapete a miles de neoyorquinos que en el último año han estado sometidos al stress financiero y al dolor de haber perdido uno o más familiares debido al COVID-19.

“Todos los diagnósticos están claros en nuestra ciudad. Ya sabemos quienes desproporcionadamente están sufriendo esta doble crisis de salud pública. Sin contar con las personas que además están envueltos en el sistema de justicia penal. El otro problema son los limitados recursos en otros idiomas como el español o el mandarín”, razonó la legisladora local.

A la audiencia con los legisladores locales compareció Susan Herman, quien dirige la Oficina del Alcalde de ThriveNYC, un programa creado a principios de 2019 para ofrecer servicios para neoyorquinos con serias necesidades de salud mental, a través de equipos móviles de intervención y tratamientos para mejorar la atención en conexión con dirigentes comunitarios.

La funcionaria defendió a ‘capa y espada’ los avances de la Administración Municipal en crear recursos críticos para una epidemia que no es nueva en la Gran Manzana.

“Tenemos presencia sostenida en 33 vecindarios vulnerables de la ciudad. En 400 escuelas están disponibles programas para promover la salud mental de los neoyorquinos más jóvenes, eliminar las barreras a la atención, llegar a las personas más necesitadas. Y además fortalecer la prevención y respuesta a crisis”, argumentó Hermann.

La funcionaria refirió a los concejales que ‘Thrive NYC’ sigue diseñando sus programas en respuesta a los miles de neoyorquinos que hablan en las comunidades sobre sus necesidades.

“Estamos redoblando nuestros esfuerzos para asociarnos para perfeccionar cómo y dónde trabajamos”, concluyó.

NY trata de luchar contra los estigmas

Por su parte la Oficina de Salud Mental del Estado de Nueva York (OMH) anunció esta semana una nueva campaña en asociación con organizaciones sin fines de lucro para ayudar a los neoyorquinos a comprender mejor los problemas de salud mental y los servicios disponibles.

La campaña de concientización fue una de las recomendaciones de la comisión ‘Reimaginando a Nueva York’ del gobernador Andrew Cuomo, que está explorando formas de hacer que los neoyorquinos sean “más fuertes y resistentes” tras la pandemia de COVID-19.

Uno de los principales objetivos de la Comisión es mejorar el acceso a la asistencia sanitaria, incluidos los servicios de salud mental.

Esta iniciativa alienta a las organizaciones asociadas a comunicarse con sus legisladores, funcionarios y otras personas en su red con materiales educativos desarrollados por OMH, incluidos folletos, carteles, infografías y contenido de redes sociales.

La Dra. Ann Sullivan, comisionada de OMH, calcula que llegarán a las personas que se han visto particularmente afectadas y abrumadas por la pandemia de COVID-19.

“Esperamos cambiar el diálogo sobre la salud mental, luchar contra los estigmas obsoletos y educar a la gente en esta materia es tan importante como la salud física. Y que no hay absolutamente ninguna vergüenza o debilidad en buscar asesoría”.

Algunos de los materiales educativos disponibles están dirigidos a grupos vulnerables específicos que se han visto particularmente afectados por el virus COVID-19, incluídas las comunidades afroamericanas e hispanas, los neoyorquinos mayores y los que viven en regiones rurales del estado.

Las dificultades de los latinos

Max Hadler, Director de Política de Salud de la Coalición de Inmigración de Nueva York, explicó que muchos neoyorquinos están luchando con el impacto de la pandemia en sus familias y sus medios de vida.

“Por eso es esencial que hagamos todo lo posible para apoyar a las comunidades de inmigrantes con servicios de salud mental lingüística y culturalmente receptivos“, estimó el activista.

Las opciones de respuesta ante crisis, como la línea de ayuda de apoyo emocional ‘Project Hope’ del estado, son puntos de acceso importantes para obtener ayuda inmediata y sentarán las bases para la recuperación de Nueva York.

“Esperamos para aprovechar este esfuerzo vital y garantizar que todos los neoyorquinos tengan acceso a cobertura y atención de salud mental continua y asequible, independientemente de su estado migratorio“, puntualizó Hadler.

Asi mismo, Frankie Miranda, presidente y director ejecutivo de ‘Hispanic Federation’, acotó que la pandemia tendrá un impacto duradero en la salud mental de los neoyorquinos, particularmente en las comunidades de color que fueron las más afectadas por enfermedades, muertes y pérdidas económicas.

“Con las dificultades que los latinos ya enfrentan para acceder a la atención médica, es fundamental que el estado adopte un enfoque proactivo para brindar la atención de salud mental necesaria al trabajar con organizaciones comunitarias”, concluyó.

¿Te sientes mal? !Busca ayuda!

  • La línea de ayuda NYC Well es el medio por el que puede obtener una atención confidencial y gratuita de su salud mental.
  • Marque al 1-888-6929355  y tenga acceso a los servicios de ayuda que presta la Ciudad. los cuales incluyen la asistencia de consejeros y especialistas que brindan asesoramiento e información sobre crisis de salud mental, y ofrecen referencias a servicios continuos, independientemente de que la persona tenga o no seguro médico y de su estatus migratorio.
  • Ofrece servicios en más de 200 idiomas, las 24 horas del día, los 365 días del año.
  • La Línea de prevención de suicidio está disponible de manera gratuita en 1-800-273-8255
  • Puedes llamar a la línea de soporte en salud mental del estado de NY ‘Project Hope Emotional’ 1-844-863-9314
  • El estado de Nueva York se ha asociado con ‘Crisis Text Line’, un servicio de mensajes de texto anónimos disponible las 24 horas, los 7 días de la semana. Iniciar una conversación es fácil. Envíe un mensaje de texto con GOT5 al 741741.
  • La línea directa para problemas de adicción a las sustancias y el juego las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Para obtener ayuda y esperanza, llame al 1-877-8-HOPENY o envíe un mensaje de texto con HOPENY.

El Dato:

Los hispanos reportan tasas de depresión más altas (12%) que los neoyorquinos blancos (8%). Sin embargo, los neoyorquinos blancos que sufrían de depresión, por citar solo un trastorno,  tienen más probabilidades de recibir tratamiento, de acuerdo con cifras del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York (DOHMH)