Anciana pide auxilio a enfermero que la vacunó en México para escapar del “secuestro” de su hija

“Ayúdenme, por favor, que estoy secuestrada por mi hija y su esposo”, alegó la mujer en una nota al empleado de la salud

Anciana pide auxilio a enfermero que la vacunó en México para escapar del “secuestro” de su hija
Imagen de archivo de una anciana que llegó a un centro de vacunación en Coyoacán, México.
Foto: Claudio Cruz / AFP / Getty Images

“Ayúdenme, por favor, que estoy secuestrada por mi hija y su esposo”.

Así empieza la nota de auxilio que una señora de 85 años entregó al enfermero que la vacunó contra el COVID-19 en Ciudad de México el pasado 3 de abril.

En una pequeña hoja de papel pedía ser rescatada de sus familiares, a quienes acusó de mantenerla encerrada y atentar contra su integridad física. “Tengo un año aquí encerrada y no me dejan salir ni a la puerta de la casa”, se lee en el mensaje que la adulta mayor deslizó al enfermero y que fue obtenido por la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital mexicana.

La señora, identificada como Carolampia Díaz, asistió sola al centro de vacunación establecido en la escuela Vocacional Número 7 de la avenida Ermita Iztapalapa, en la capital. Cuando presentó su queja, uno de los encargados alertó a los oficiales de la Secretaría y le entregó la nota.

La señora había acudido con sus supuestos maltratadores: su hija y su yerno.

Cuando estos la dejaron sola para que le pusieran la inyección, la mujer aprovechó y dijo al enfermero que la tenían encerrada en su domicilio en condiciones deplorables, y que sufría humillaciones.

“Les pido que me saquen de aquí por favor”, imploró.

Las autoridades confirmaron que detuvieron y llevaron a un centro de la fiscalía a una mujer de 39 años, a la que identificaron como la hija de la mujer, y a un hombre de 59 años, identificado como su yerno, por “mantener encerrada y atentar contra la integridad física” de la denunciante.

[Más desigualdad, abusos de derechos humanos y menos vacunas: el legado de la pandemia de coronavirus en las Américas]

Una portavoz de la Secretaría confirmó a Noticias Telemundo que los familiares salieron libres, pero no dieron más detalles sobre la investigación. El personal médico que denunció el caso no respondió a una solicitud de comentarios.

Un portavoz de la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México confirmó a Noticias Telemundo que lleva a cabo las indagatorias correspondientes contra los acusados por un posible caso de violencia familiar.

Carolampia Díaz fue trasladada a un lugar seguro donde darán seguimiento a su caso, dijeron las autoridades.

Más tarde, la mujer suavizó su denuncia y declaró que no era víctima de violencia familiar, que sí le daban de comer, le proveían de sus medicamentos y que la trataban bien, según informaron los medios Milenio y Reforma. Pero no la dejaban salir a la calle, declaró.

Díaz se resistió a ser revisada por un médico y un perito en psicología. Se desconoce su estado de salud mental.

Tras sufrir una caída en enero de 2020, su hija se la llevó a vivir con ella a la colonia Lomas de Estancia, en Iztapalapa, señaló dicho medio con base en declaraciones de la fiscalía.

Agentes de la Policía de Investigación acudieron a la vivienda de la hija de la anciana para hacer las investigaciones necesarias y conseguir videos de cámaras públicas y privadas en los alrededores, añadieron los medios citados.

La anciana desistió de la denuncia, por lo que su hija y su yerno quedaron en libertad. Pero la agencia dedicada a la atención a personas mayores sigue investigando. Actualmente se encuentra bajo el cuidado de otra de sus hijas.

Con información de ReformaMilenio y El Universal.