¿Comes de manera descontrolada? Descubre qué es el Trastorno por Atracón

El trastorno por atracón es un problema que afecta la salud física y emocional de muchas personas y es producido por algunos problemas emocionales, depresión o ansiedad.

Este trastorno produce otros problemas de salud, como la obesidad y riesgo de padecer de diabetes y profundiza los problemas emocionales que llevaron a sufrirlo.
Este trastorno produce otros problemas de salud, como la obesidad y riesgo de padecer de diabetes y profundiza los problemas emocionales que llevaron a sufrirlo.
Foto: Shutterstock

El trastorno por atracón consiste en comer en exceso por ciertos períodos, lo que implica comer de forma descontrolada y con mayor frecuencia. A estos atracones los acompañan sentimientos de culpa y de vergüenza. Es más que un problema de alimentación.

El trastorno por atracón puede ser una forma de lidiar con los problemas emocionales, especialmente en las mujeres, según la Oficina de la Salud de la Mujer. Es más frecuente durante la adolescencia y en la edad adulta temprana.

Comer en exceso: ¿Un problema de salud?

Es normal que en ocasiones comas en exceso, como en las festividades o reuniones familiares. Esto no quiere decir que sufras del trastorno por atracón. Más bien, este problema podría surgir si, para calmar tu ansiedad, comienzas a comer más de la cuenta.

Comer en exceso
El comer compulsivamente, crea un círculo vicioso entre comer en exceso, sentirse mal por haberlo hecho, volver a comer en exceso. Foto: Shutterstock.

Si la ingesta excesiva de alimentos es muy frecuente, y aparte de comer, sientes vergüenza o sentimientos de culpa por hacerlo y, además, mantienes en secreto tus hábitos, entonces se trata de este trastorno.

Los problemas emocionales o incluso laborales, y el estrés podrían inducirte a ello. Es posible que reconozcas lo que te sucede gracias a una serie de síntomas que te describiremos a continuación.

Síntomas del trastorno por atracón

La primera señal es el consumo exagerado de alimentos que, por lo demás, son poco saludables. Otro de los síntomas es comer más rápido de lo normal.

Otra característica es comer incluso cuando ya te sientas lleno; o comer a pesar de que no tienes hambre.

Luego de comer, te invade una sensación de disgusto, te deprimes o te sientes culpable por haber comido en exceso.

Para diagnosticar este trastorno, debes atracarte una vez a la semana durante por lo menos 3 meses, según la Asociación Americana de Psicología.

Otros efectos del atracón son: almacenar comida para tener a la mano, y sentir una sensación de pánico si no lo hace; guardar los envases de comida vacíos, hacer dietas y nunca lograr su objetivo.

Este trastorno de la alimentación produce otros problemas de salud, como la obesidad y riesgo de padecer de diabetes. Pero también es parte de otros problemas.

El trastorno por atracón y la salud mental

El trastorno por atracón revela otros problemas subyacentes de salud mental. Estos son: trastornos de ánimo y ansiedad, un trastorno depresivo grave; trastorno obsesivo compulsivo y estrés postraumático.

También puede deberse al consumo de alcohol u otras sustancias, y por trastorno límite de la personalidad.

Lo cierto es que los atracones pueden agravar estos problemas al crear más sentimientos de culpa y no tener control sobre lo que comes, lo que hace que la autoestima baje cada vez más.

Por eso es importante la terapia para saber controlar este trastorno e identificar cualquier otro problema que lo provoque. Una clave es comer despacio, masticando bien los alimentos, comer a las horas y en un lugar agradable.

Por lo demás, la ayuda terapéutica es clave para superar este problema y los que están relacionados con él.

También te puede interesar:

Comer un poco de tocino, jamón u otra carne procesada al día podría aumentar el riesgo de demencia

¿Qué comer para conciliar el sueño y dormir mejor?