La madre del soldado hispano desaparecido hace dos meses teme lo peor

El caso del soldado Juan Muñoz recuerda la tragedia de Vanessa Guillén

La madre del soldado hispano desaparecido hace dos meses teme lo peor
Juan Muñoz de 20 años.
Foto: EFE

El soldado Juan Muñoz lleva dos meses desaparecido y sin dejar rastro desde que no se presentó en una base militar de Nuevo México, lo que ha sumido a su familia en una gran angustia y temor de afrontar una tragedia como en el caso de la soldado Vanessa Guillen, que fue asesinada.

“Es la pesadilla que ninguna madre quiere vivir, y menos después de las historias de otros soldados que han desaparecido”, dijo a Efe en entrevista telefónica Elizabeth Rivera, madre del soldado.

Muñoz, de 20 años, fue visto por última vez el sábado 20 de febrero de 2021 y estaba programado para pasar el fin de semana en la Armería de la Guardia Nacional en Río Rancho, Nuevo México, pero nunca regresó para un simulacro el domingo. Ese mismo día fue reportado como desaparecido por su sargento.

El automóvil del hispano fue hallado en el Puente de la Garganta del Río Grande, cerca de Taos.

Sus pertenencias, incluidos teléfono celular, billetera, identificación, tarjeta de débito y llaves del auto, estaban dentro del vehículo, algo que “no tiene sentido” para Rivera.

“No tenía por qué dejar sus cosas dentro del auto, a menos que estuviera cerca y pudiera volver rápido. Él siempre ha sido muy cuidadoso”, explicó Rivera, oriunda de Chihuahua, México.

LA SOMBRA DEL CASO DE VANESSA GUILLÉN

A este sinsentido se suma el hecho de que Muñoz quería retirarse de las filas militares antes de terminar su periodo. Rivera asegura que su hijo le había dicho que quería retirarse del servicio.

“Le pregunté los motivos y me respondió que era un asunto confidencial”, cuenta la mexicana con un nudo en la garganta.

Aclara que le dijo a su hijo que lo respaldaría en cualquier decisión, y que el joven estaba entusiasmado con irse a vivir a Albuquerque, la ciudad más grande de Nuevo México, y dejar Taos, una comunidad de apenas 32.000 habitantes.

Fotografía cedida por Elizabeth Rivera donde aparece su hijo Juan Muñoz, de 20 años. EFE/Elizabeth Rivera

Con todas estas incógnitas por resolver, el caso de Vanessa Guillen, quien desapareció en abril del 2020 de Fort Hood, Texas, ha estado taladrando la mente de Rivera en las últimas semanas.

“He descubierto que hay varios soldados que han muerto mientras están en sus bases; entonces no descarto que mi hijo pudiera ser una víctima como Vanessa”, confiesa.

Tras estar desaparecida, la familia de Guillén emprendió una búsqueda que se conoció a través de todo el país, y terminó cuando se descubrió que había sido asesinada dentro de la base militar por uno de sus compañeros, y su cuerpo botado en un lugar aledaño.

El temor de Rivera cobró más fuerza cuando unos guardias de seguridad que trabajaban en el Puente de la Garganta del Río Grande le contaron que habían visto el automóvil de Juan detenerse junto a otro coche en un estacionamiento cercano.

Getty Images

“Me dijeron que el otro carro estuvo varios minutos ahí junto al de mi hijo y después salió a toda prisa haciendo ruido hacia Taos”, cuenta Rivera.

BÚSQUEDA INFRUCTUOSA

Toda esta información Rivera se la ha dado a la Policía Estatal de Nuevo México, encargada de la búsqueda.

Según un comunicado de la Policía Estatal de Nuevo México, se trajeron perros de búsqueda y “confirmaron que el olor de Muñoz estaba en el puente”.

La policía estatal realizó búsquedas exhaustivas debajo del puente y varias millas río abajo, pero no había señales del soldado latino.

Rivera dice que una teoría que han contemplado es que su hijo se suicidara arrojándose desde el puente. El Puente de la Garganta del Río Grande tiene una de las tasas de suicidio más altas del país.

De acuerdo con la Oficina del Investigador Médico de Nuevo México, para 2019 un promedio de 2,5 personas se suicidan saltando desde ese puente cada año.

Al menos 50 personas han muerto de esta manera desde que comenzaron a llevarse registros regulares en 1991, pero expertos han advertido que la cifra puede ser mayor.

No obstante, Rivera duda que su hijo se haya suicidado. “Al menos me hubiera dejado una nota despidiéndose”, subraya la madre.

La mexicana ha apelado al público para que le ayude a esclarecer la desaparición de su hijo. Este martes hizo un llamado a la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, para que la apoye en la búsqueda.

“Ella también es madre y sé que puede ayudarme a buscar a mi hijo. Yo lo único que quiero es encontrarlo y saber qué pasó”, concluyó Rivera.

La madre estableció una cuenta de Facebook bajo el nombre de “Help Find Juan Muñoz” donde alienta a testigos o personas que tengan información a ayudar a esclarecer este caso.