Coaliciones se reactivan exigiendo que despidan a oficiales del NYPD señalados de “extrema violencia”

A solo horas que se conociera la histórica sentencia de culpabilidad en contra del exfuncionario policial en Minneapolis resonaron varias denuncias en contra de la Uniformada

Coaliciones se reactivan exigiendo que despidan a oficiales del NYPD señalados de “extrema violencia”
Este miércoles en frente de la sede central de NYPD presionan por presuntos casos de abuso policial.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

La condena del exoficial de la Policía de Minneapolis Derek Chauvin por el asesinato de George Floyd casi de manera automática abrió varias ‘heridas’ de una secuencia de casos que implican a oficiales del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) con la muerte de afroamericanos, y que a juicio de organizaciones de defensa de los Derechos Humanos y sus familiares, están muy lejos de que se produzcan siquiera sanciones disciplinarias y mucho menos actos de justicia.

Este miércoles, a solo horas que se conociera la histórica sentencia de culpabilidad en contra del exfuncionario policial, resonó al frente del edificio principal del NYPD en el Bajo Manhattan el nombre de Kawaski Trawick, quien fue asesinado a tiros en su apartamento en El Bronx por un oficial, el pasado 14 de abril del 2019.

Voceros de la Campaña de Comunidades Unidas por el Reforma Policial (CPR) y del Comité de Justicia de Nueva York exigieron durante una demostración frente a One Police Plaza que los dos agentes involucrados en la acción, que terminó con la vida de Trawick sean despedidos inmediatamente de la Uniformada.

Herbert Davis y Brendan Thompson deben ser por lo menos desincorporados de la Policía. El alcalde Bill de Blasio celebra hoy la justicia en contra de un oficial de otro estado, pero no ha asomado una decisión real para que se castiguen a funcionarios de aquí, que han cometido crímenes atroces”, dijo Loida Colón, directora ejecutiva del Comité de Justicia de Nueva York.

De acuerdo con Colón, el mismo día del veredicto contra Chauvin, se supo a través de una información divulgada por Propublica, que la investigación interna del NYPD no encontró ninguna irregularidad en el asesinato del instructor de baile Kawaski Trawick. Además, no se aplicarán cargos de mala conducta contra los oficiales Thompson y Davis, señalados directamente por estas coaliciones como responsables de su muerte.

Con base a portavoces policiales citados por ese medio, la conclusión del proceso interno de la Uniformada determinó que los efectivos solo incurrieron en “errores tácticos”.

Loida Colón, directora ejecutiva del Comite de Justicia de NY: “Deben despedir a estos funcionarios”. (Foto:F. Martínez)

Dos casos, dos muertes

La reseña de Propublica, un medio digital de investigación periodística, expone que en el caso de Trawick fuentes de NYPD aseguran que habían recibido la llamada de un edificio de apartamentos porque un hombre actuaba de manera “errática” y “violenta” por los pasillos con un palo en la mano.

Los registros mostraron que Trawick, de 32 años, había llamado al Departamento de Bomberos esa noche cuando se cerró la puerta de su apartamento porque temía que la comida que estaba cocinando causara un incendio.  

Por otra parte, trascendió que vecinos llamaron al 911 diciendo que el hombre estaba golpeando las puertas de otros apartamentos.

Minutos después, llegó la policía y los oficiales Thompson y Davis dispararon a Trawick después de que él los atacara con un palo de madera y un cuchillo. Como se deriva de varias versiones periodísticas, el instructor cayó al suelo y cuando los oficiales se acercaron para arrestarlo, se levantó y los amenazó nuevamente. Allí apareció el otro disparo mortal.

“Las raras ocasiones en las que los agentes se han enfrentado incluso a la posibilidad de un castigo significativo, generalmente se producen después de que el público haya visto lo que sucedió, por ejemplo, después de que un transeúnte filmó la rodilla de Chauvin en el cuello de Floyd. El asesinato de Trawick ocurrió fuera de la vista del público. Y la Policía trabajó para mantenerlo así”, subrayó Propublica en su informe.

Además, los activistas hicieron énfasis en otro caso: Delrawn Small quien perdió la vida en el 2016 supuestamente en manos del oficial Wayne Isaacs, en Cypress Hills, en Brooklyn, en medio de una disputa de tránsito, cuyo juicio disciplinario aun no se ha programado.

En el caso de Trawick, el año pasado la Fiscalía desestimó acusar a los oficiales por asesinato. Y por otra parte, la Corte Suprema en Brooklyn declaró como “no culpable” al efectivo Isaacs.

El concejal Antonio Reynoso opina que todas las reformas policiales han sido superficiales. (Foto: F. Martínez)

A la espera de medidas disciplinarias

Pero pese a las decisiones judiciales, las organizaciones anunciaron que están renovando los llamados para que la Junta de Revisión de Quejas Civiles corrobore los cargos de mala conducta, para que se puedan adelantar juicios disciplinarios.

A esta petición se unió el Defensor del Pueblo de NYC, Jumaane Williams y miembros del Concejo Municipal quienes exhortaron a la Ciudad a iniciar procesos ejemplarizantes y reformas verdaderas.

El concejal Antonio Reynoso, representante del Distrito 34 de Brooklyn, asegura que en casos como el de Trawick existe una “secuencia de hechos” que muestran que se trató de una medida policial “excesiva”.

“Ninguna de las reformas policiales planteadas por la Ciudad se están traduciendo en actos de justicia para nuestras familias en luto. Hoy se celebra un veredicto en otro estado, cuando los cambios aquí en Nueva York han sido todos superficiales”, acotó Reynoso.

Activistas de Derechos Humanos seguirán presionando por cambios en NYPD. (Foto:F. Martínez)

NYPD: No hubo irregularidades

La sargento Jessica McRorie, portavoz de NYPD dijo a El Diario que una “revisión exhaustiva” realizada por la oficina del Fiscal de Distrito de El Bronx no encontró ninguna criminalidad por parte de estos oficiales.

“La División de Investigación de la Fuerza del NYPD llevó a cabo una investigación exhaustiva, y la Junta de Revisión del Uso de la Fuerza examinó cuidadosamente las acciones de los oficiales. En estos casos, con base en los hechos y circunstancias considerados en su totalidad, no se recomendaron cargos. Esos hallazgos fueron aprobados por el Comisionado de Policía”, subrayó la agente.

McRorie agregó que después de cada tiroteo, se lleva a cabo una investigación para determinar si la acción se realizó dentro de la ley y las pautas del departamento sobre el uso de la fuerza.

“Los agentes también son evaluados por traumatismos. Estar involucrado en un tiroteo puede afectar emocionalmente a cualquier persona involucrada. Luego son evaluados por psicólogos para determinar si están listos para ser incorporados a sus funciones”, concluyó.

Destacó que en los casos en los que no hay irregularidades, también hay una revisión táctica para “repasar lo que se hizo”.

De Blasio anuncia más reformas

En medio de la avalancha de peticiones de reformas y justicia por denuncias de abuso policial en la Gran Manzana, el alcalde Bill de Blasio anunció este miércoles que la Comisión de Justicia Racial de la municipalidad pondrá el botón en el acelerador para adelantar reformas más profundas de vigilancia a los oficiales.

“Este trabajo continúa. Vamos a mirar a todo el gobierno de la Ciudad y nuestras leyes para reconocer dónde hay racismo institucional e identificarlo. Tenemos que avanzar con nuevas leyes. Ese es el trabajo que tendremos que hacer todos los días a partir de ahora. Entonces, nunca perdemos a otro George Floyd. Nunca más tendremos que esperar el veredicto de un jurado”, aseveró el Alcalde.

En concreto: ¿Cuáles han sido las reformas?

  • En medio del movimiento que se activó en el país tras la muerte de George Floyd, el Concejo de la ciudad de Nueva York y la Legislatura estatal iniciaron una serie de reformas para tratar de poner más “control” sobre las actuaciones de los uniformados.
  • A mediados del pasado mes marzo la Ciudad de Nueva York puso fin a la inmunidad calificada para los agentes de policía y se convierte la primera ciudad del país en hacerlo. El paquete incluye cinco anteproyectos que el alcalde De Blasio planea convertir en ley.
  • Esto significa que los neoyorquinos tendrán derecho a demandar a los agentes de policía por fuerza excesiva o registros ilegales en virtud de esta medida aprobada por el Concejo Municipal, que limita el uso de una doctrina conocida como inmunidad calificada, que se ha utilizado durante mucho tiempo en todo el país para proteger a los agentes de policía de las demandas.
  • Los concejales de la Gran Manzana le están pidiendo a la Legislatura Estatal que elimine la autoridad final del comisionado de policía sobre las decisiones disciplinarias.
  • También se trata de normar que los nuevos oficiales de NYPD vivan en los cinco condados, otra medida que requiere la aprobación del estado.
  • El pasado mes de julio la Ciudad aprobó seis leyes que tratan de poner un muro a la mala conducta de los uniformados.
  • Ese paquete del pasado verano incluyó una ley que prohíbe las llaves de estrangulamiento y poner una rodilla en el cuello de una persona. Esta práctica ahora se tipifica como un delito menor.
  • Otras dos normativas permiten a los neoyorquinos presentar demandas en respuesta a supuestas violaciones. La primera reafirmaría el derecho a registrar o grabar la actividad policial y la segunda evitaría que los oficiales protejan sus números de credencial del público.
  • También se selló la legislación para crear la supervisión civil del uso de las tecnologías de vigilancia por parte NYPD.