Qué efecto negativo puede dejarte comer queso americano

El consumo no moderado de queso americano, que en realidad no es queso, puede ocasionar efectos negativos en tu cuerpo aumentando la carga de trabajo del corazón y los vasos sanguíneos

Los quesos procesados suelen tener un alto contenido en sodio y grasas saturadas.
Los quesos procesados suelen tener un alto contenido en sodio y grasas saturadas.
Foto: Horizon Content / Pexels

Comer queso americano puede tener un efecto negativo en tu cuerpo, sobre todo si lo comes en exceso. El queso favorito para los sándwiches y hamburguesas tiene algunos ingredientes que los médicos y nutricionistas prefieren que los consumas con moderación porque pueden afectar tu salud.

El queso es una buena fuente de calcio y proteínas, y algunos tipos fermentados contienen probióticos. Aunque también puede tener un alto contenido de grasas saturadas y sodio.

El queso que popularmente se conoce como queso americano no se puede clasificar realmente como queso, es un producto de queso procesado pasteurizado. Cada rebanada de este producto de queso contiene menos del 51% de cuajada.

El queso base se combina con una mezcla de suero, proteínas lácteas, sales emulsionantes, conservantes y otros aditivos potenciadores de sabor. Lo que da como resultado un “queso” americano brillante y perfecto para derretir. Estos alimentos con queso son productos estables en almacenamiento.

Puede aumentar tu presión arterial

El queso americano es uno de los alimentos que puede elevar tu presión arterial. Entre los quesos que Cleveland Clinic recomienda evitar se encuentran los quesos procesados y duros como el queso americano, cheddar y muenster; los quesos para untar; el requesón y el suero de leche. Si tienes presión arterial alta hay otras opciones de quesos que puedes disfrutar.

El sodio junto con la grasa suele ser alto en los quesos procesados. En una rebanada (17g) del producto de Kraft Singles White American hay 220 mg de sodio y 2 g de grasa saturada.

El alto consumo de sodio puede elevar tu presión arterial, se asocia a un mayor riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

¿Cuánto sodio consumir al día?

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir menos de 2 gramos de sodio al día, que es equivalente a 5 gramos de sal. Una cucharadita de sal equivale a 2,300 mg de sodio. La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) recomienda un límite ideal de no más de 1,500 mg de sodio al día para aquellas personas con presión arterial alta.

El queso y las grasas saturadas

El queso es una de las mayores fuentes de grasas saturadas en la dieta estadounidense. Las grasas saturadas tienden a aumentar el colesterol LDL nocivo, lo que puede incrementar el riesgo de enfermedades cardíacas.

La AHA sugiere elegir de preferencia quesos bajos en grasa (con leche descremada o baja en grasa con no más de 3 gramos de grasa por onza y no más de 2 gramos de grasa saturada). Una onza de que queso americano de marca popular tiene 3g de grasa saturada.

La Fuente de Nutrición de Harvard señala que se puede disfrutar de una cantidad modesta de queso –auténtico queso- como parte de una dieta saludable. La forma en que se come el queso puede tener diferentes efectos sobre la salud.

Comer queso con alimentos como cereales refinados (pasta blanca, pan, galletas saladas, etc.) y carnes procesadas puede anular sus beneficios. Es mejor disfrutar de un pequeño trozo de queso como refrigerio con frutas, galletas integrales o espolvoreado en una ensalada.

Te puede interesar: