Tensión en el Golfo Pérsico: buques de EE.UU. lanzan disparos de advertencia a iraníes

Embarcaciones extranjeras se acercaron rápidamente y con "intención desconocida" a la flota estadounidense

Tensión en el Golfo Pérsico: buques de EE.UU. lanzan disparos de advertencia a iraníes
La Marina disparó como advertencia.
Foto: U.S. Navy / Cortesía

Buques de la Armada de Estados Unidos han lanzado este martes disparos de advertencia contra barcos de la Armada del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGCN, por su siglas en ingles), tras una acercamiento injustificado a las embarcaciones estadounidenses en el Golfo Pérsico.

Tras emitir “múltiples advertencias a través de radio puente a puente y dispositivos de megáfono”, las embarcaciones de la IRGCN han continuado sus maniobras de corto alcance, por lo que “la tripulación de Firebolt ha lanzado disparos de advertencia y las embarcaciones de la IRGCN se han alejado a una distancia segura de los buques estadounidenses”, ha explicado la Armada en un comunicado.

Además, la tripulación estadounidense ha intentado comunicarse “de forma proactiva con los buques de la IRGCN, mientras que “han ejecutado respuestas planificadas previamente para reducir el riesgo de errores de cálculo, evitar una colisión y reducir la escalada de la situación”.

También ha detallado que tres naves “de ataque rápido costero” de la Armada iraní “no tuvieron debidamente en cuenta la seguridad de otras embarcaciones como lo exige el derecho internacional”, ya que se acercaron “rápidamente” a los buques estadounidenses en aguas internacionales” con “intención desconocida”.

Firebolt y Baranoff, los dos buques estadounidenses involucrados en el suceso, estaban realizando operaciones de seguridad marítima de rutina en aguas internacionales durante el momento del incidente.

La Armada de Estados Unidos ha concluido en su comunicado que “Estados Unidos no es un agresor; nuestras fuerzas navales se mantienen en una postura no provocativa que ejemplifica el profesionalismo, incentiva el cumplimiento de las leyes y costumbres internacionales y persuade a otros a emular nuestras acciones”.

Durante el mes de abril, Estados Unidos ha denunciado en diversas ocasiones un acoso por parte de las embarcaciones iraníes hacia las estadounidenses, en lo que ha supuesto una escalada de tensiones marítimas entre ambos países.

Acuerdan EE.UU. e Israel contrarrestar misiles de Irán

Estados Unidos e Israel han llegado a un acuerdo para crear un grupo de trabajo para contrarrestar misiles y drones de Irán, consolidando así la relación entre ambos países.

Este martes, el consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, se ha reunido en Washington con el consejero de Seguridad Nacional de Israel, Meir Ben-Shabbat, para “continuar las estrechas consultas bilaterales entre ambos gobiernos sobre una serie de cuestiones regionales”, ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

Los funcionarios estadounidenses e israelíes han discutido “su grave preocupación por los avances en el programa nuclear de Irán en los últimos años”, tras lo que Estados Unidos ha puesto a Israel al corriente de las conversaciones mantenidas en Viena en relación al pacto nuclear.

Desde Washington también se ha hecho hincapié en “el gran interés de Estados Unidos en mantener estrechas consultas con Israel sobre la cuestión nuclear en el futuro”.

Tras coincidir en “la importante amenaza que supone el comportamiento agresivo de Irán en la región”, los funcionarios estadounidenses han subrayado “el inquebrantable apoyo del presidente (Joe) Biden al derecho de Israel a defenderse”.

En este contexto, ambos países han acordado “establecer un grupo de trabajo interinstitucional para prestar especial atención a la creciente amenaza de los vehículos aéreos no tripulados y los misiles guiados de precisión producidos por Irán y suministrados a sus representantes en la región de Oriente Próximo”, reza el comunicado de la Casa Blanca.

Los recientes enfrentamientos violentos en Jerusalén también han sido motivo de preocupación para ambas delegaciones, mientras que los funcionarios estadounidenses han acogido “con satisfacción” los recientes llamamientos a la calma por parte de Israel.

Por último, Washington ha condenado “enérgicamente” los recientes “ataques indiscriminados con cohetes desde Gaza hacia Israel”, para reafirmar “el continuo apoyo de la Administración Biden a los esfuerzos para avanzar en la paz entre israelíes y palestinos y en una solución de dos estados para el conflicto”.

También en relación a Israel, y tras un informe publicado este martes por la organización Human Rights Watch en el que se afirma que el país es culpable de crímenes internacionales de apartheid, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha asegurado que “no es la opinión de esta Administración”.

Psaki ha añadido que el Departamento de Estado, que “tiene su propio proceso riguroso para hacer determinaciones de atrocidades e informes sobre abusos de los Derechos Humanos”, “nunca ha utilizado esa terminología”.

Human Rights Watch ha acusado al Gobierno de Israel de perpetrar crímenes contra la Humanidad de “apartheid” y “persecución” contra los palestinos y ha instado a la comunidad internacional a condicionar cualquier relación con las autoridades y fuerzas de seguridad israelíes al fin de estos abusos, así como a examinar los acuerdos existentes –incluidos los comerciales– para verificar que no contribuyen indirectamente a violaciones de Derechos Humanos.

Con información de Agencia Reforma y Europa Press

Sigue leyendo: FBI ejecuta orden de registro a apartamento de Rudy Giuliani en Nueva York