Razones por las que deberías cargar casi todos tus gastos en una tarjeta de crédito

Pagar tus compras con una tarjeta de crédito podrías obtener recompensas y obtener devoluciones de efectivo además de organizar de una mejor manera tus gastos

Razones por las que deberías cargar casi todos tus gastos en una tarjeta de crédito
Utilizar tu tarjeta de crédito podría ayudarte a gestionar mejor tu dinero y obtener mejores oportunidades de préstamo.
Foto: OLIVIER DOULIERY / AFP / Getty Images

Hay ciertos gastos que, por lo general, no se pueden agregar en una tarjeta de crédito, como el pago del alquiler o de una hipoteca. Sin embargo, al pagar una colegiatura podrían te cobrarte un porcentaje por utilizarla. Para todo lo demás existen importantes razones para cargar los demás gastos en tus tarjetas de crédito, estos son los motivos:

Obtener más devoluciones de dinero

Lo mejor de las tarjetas de crédito es que te recompensan por hacer compras. Cuanto más artículos cargues a ella, más devoluciones en efectivo podrás acumular. Por eso, merece la pena cargar los gastos en las tarjetas que ofrecen esa ventaja.

Por ejemplo, algunas de las mejores tarjetas de crédito con devolución de efectivo te dan dobles o triples puntos de recompensa por pagar, llenar el depósito de gasolina, pagar comidas en restaurantes o hacer otras compras.

Mejor seguimiento de tus gastos

Cuando pagas algunos de tus gastos en efectivo, puede ser difícil recordar cuánto gastas en cada categoría de una semana a otra. Lo bueno de cargar la mayor parte de los gastos en las tarjetas de crédito es que tendrás una forma fácil de controlar tus gastos.

Si no estás seguro de cuánto has gastado podrás consultar en detalle tus gastos en tu tarjeta de crédito. Controlar tus gastos no solo podrá ayudarte a evitar que sobrepases tus gastos, sino que también te facilitará establecer un presupuesto y enfocarte en él.

Podrían otorgarte más crédito

Cuanto más utilices tus tarjetas de crédito, mayores oportunidades tendrás de acumular crédito. Cuando pagas tus compras en efectivo no queda ningún tipo de constancia en ellas, mientras que los pagos con una tarjeta de crédito quedan registrados en tu estado de cuenta. Si eres puntual con tus pagos tu puntuación crediticia aumentará con el tiempo.

Relacionado: 8 razones para usar tu tarjeta de crédito en lugar de pagar en efectivo

Recuerda utilizar las tarjetas de crédito de forma inteligente al pagar la mayor parte de tus gastos, se trata de una buena idea en teoría, pero también podría ser contraproducente.

Si las utilizas demasiado hasta alcanzar el límite, es posible que no consigan pagar la totalidad de tus facturas de tu tarjeta de crédito al momento de su vencimiento. Eso podría ponerte en riesgo si acumulas intereses o retrasarte en tus pagos, lo que podría perjudicar tu puntuación de crédito en lugar de ayudarla.

Para evitarlo deberás establecer un presupuesto para saber cuánto dinero puedes gastar en algunas categorías y cuánto podrías gastar de manera mensual.

También deberás asegurarte de comprobar los saldos de todas tus tarjetas de crédito una vez por semana, de este modo tendrás la oportunidad de recortar los gastos si ves que tu saldos se acerca al límite.

Nunca es buena idea gastar más de la cuenta en tus tarjetas de crédito y endeudarse por ellas. Pero si puedes gestionar tus gastos con prudencia, ya que la razón de cargar la mayoría de las facturas en tus tarjetas de crédito podría ayudarte a conseguir más dinero, a gestionar mejor tu dinero y establecer un historial de crédito que te permita obtener mayores oportunidades de préstamo con mejores tasas en un futuro.

Te podrá interesar: