Protesta de aficionados del Manchester United obligó a postergar el derbi ante el Liverpool

El interés de los dueños del Manchester United por participar en la Superliga no lo olvidan los fanáticos. Previo al derbi ante el Liverpool, los aficionados invadieron la ciudad deportiva, impidiendo la realización del juego

Protesta de aficionados del Manchester United obligó a postergar el derbi ante el Liverpool
Los fanáticos piden la salida de los Glazer, dueños del equipo.
Foto: Oli Scarff / AFP / Getty Images

¿Existen fanáticos más apasionados y con sentido de pertenencia que los ingleses? Probablemente en Manchester te digan que no. Los fanáticos del Manchester United invadieron Old Trafford y evitaron la realización del partido entre los ‘Red Devils’ y el Liverpool. El clásico de Inglaterra. Imagínense. ¿La razón? Exigir la salida del club de la familia Glazer, los actuales dueños.

Una tormenta de aproximadamente 200 fanáticos irrumpió en la ciudad deportiva del club de forma sorpresiva. Tomaron los accesos y poco pudo hacer el personal de seguridad. Llegaron hasta el campo de juego con pancartas, cánticos y bengalas que pedían la salida de los Glazer por el bien del Manchester United.

Los Glazer son una familia estadounidense muy reconocida por haber adquirido a los Tampa Bay Buccaneers y al Manchester United. La gestión en el club inglés no hay muy bien vista por los fanáticos de los ‘Diablos Rojos’.

La gota que colmó el vaso fue saber que su equipo estaba entre los fundadores de la Superliga Europea, la cual se vino abajo en dos días. Pero la intención fue más que suficiente para juzgar a los Glazer.

 

Manchester United: nosotros te amamos y tu vendes nuestras almas“, decía una de las pancartas. Afortunadamente no hubo disturbios. La policía estuvo presente pero no intervino abruptamente. El entrenador del club, Ole Gunnar Solskjær, junto a otros miembros del equipo, calmaron a los fans. Una estrategia que hace pocos días hizo Petr Cech con los fanáticos del Chelsea.

Pacíficamente se retiraron los aficionados. No sin antes haber cumplido su objetivo: la postergación de uno de los partidos más importantes de la temporada como base para dar un mensaje claro a una directiva que está en la mira desde hace años, y que no parece que pueda aguantar mucho más.